Viernes 31 Octubre 2014

"Nosotros, que venimos de atrás, que fuimos conquistados, que fuimos explotados, que fuimos esclavizados a lo largo de la historia, ¡qué ideas maravillosas podemos defender hoy, qué ideas tan justas pueden ser nuestras ideas! Y podemos pensar en términos latinoamericanos y hasta en términos mundiales: ¡Qué lejos hemos llegado los esclavos!"

Fidel Castro

"Ideología es ante todo conciencia; conciencia es actitud de lucha, dignidad, principios y moral revolucionaria. ideología es también el arma de lucha frente a todo lo mal hecho, frente a las debilidades, los privilegios, las inmoralidades..."

Fidel Castro

No hay oportunidad en una Revolución para los farsantes, no hay oportunidad en una Revolución para los acomodaticios, no hay oportunidad en una Revolución para los ambiciosos, no hay oportunidad en una Revolución para los mediocres, no hay oportunidad en una Revolución para los débiles y cobardes.

Fidel Castro

Discursos

Lea el discurso íntegro del presidente Nicolás Maduro en visita a la Guardia de Honor Presidencial

Palacio de Miraflores

Caracas, domingo 17 de marzo de 2013

Visita del presidente encargado Nicolás Maduro a la Guardia de Honor Presidencial.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Al hombro ar...!

Presentador ... el ciudadano Nicolás Maduro Moros presidente de la República Bolivariana de Venezuela, comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, acompañado del ciudadano G/B, José Adelino Ornella Ferreira, comandante de la Guardia de Honor Presidencial, Gabinete Ejecutivo, Alto Mando Militar e invitados especiales a este acto.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡A discre…ción!

Presentador Acto con motivo de la entrega de la réplica de la espada del Libertador Simón Bolívar, a la Guardia de Honor Presidencial, por parte del ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Acto que se regirá de acuerdo al siguiente programa:

Honores al ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Atención, fir…! ¡Al hombro ar…! Con vista al ciudadano Presidente de la República y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. ¡Atención, presenten ar…!

(Honores al Presidente de la República, Nicolás Maduro)

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Al hombro ar…! ¡Descansen ar…! ¡A discre…ción!

Presentador Honores a la Bandera Nacional.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Atención fir…! ¡Al hombro ar...! Con vitas a la bandera. ¡Atención, presenten ar...!

(Honores a la bandera nacional)

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Al hombro ar…! ¡Descansen ar…! ¡A discre…ción!

Presentador Himno Nacional de la República Bolivariana de Venezuela: Gloria al bravo pueblo. Música de Vicente Salías y letra de Juan José Landaeta.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Atención fir…!

(Himno nacional de la República Bolivariana de Venezuela: Gloria al bravo pueblo, en la voz del comandante supremo Hugo Chávez)

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡A discre…ción!

Presentador: El ciudadano G/B, José Adelino Ornella Ferreira, comandante de la Guardia de Honor Presidencial, da el parte del personal militar y civil perteneciente a esta unidad superior, al ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: Guardia de Honor Presidencial, ¡atención fir...! ¡Al hombro ar…! ¡Vista a la iz…quier…!

¡Independencia y Patria Socialista!

Nicolás Maduro: ¡Viviremos y venceremos!

G/B José Adelino Ornella Ferreira: A dos años del bicentenario de la Guardia de Honor Presidencial, cuando fue creado por el libertador Simón Bolívar, en Mompox Colombia y en honor a nuestro comandante supremo, Hugo Chávez Frías, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y Comandante en Jefe de la Guardia, de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, dio instrucciones que a partir de este momento, el lema de la Guardia de Honor, va a ser el siguiente: A Bolívar y a Chávez, rendimos memoria en la fe de sus guardias de honor. ¡Chávez vive, la lucha sigue!”.

Buenos días mi Comandante en Jefe, solicito su autorización para dar inicio al acto, con motivo del homenaje a la Guardia de Honor Presidencial, entrega de la réplica de la espada del Libertador Simón Bolívar.

En formación, existen 2 mil 97 guardias de honor, socialistas, bolivarianos, antiimperialistas y chavistas.

Bienvenido señor presidente, Nicolás Maduro Moros, a la Guardia de Honor Presidencial.

Nicolás Maduro: Está autorizado a iniciar los actos de reconocimiento a la Guardia de Honor Presidencial.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Independencia y patria socialista!

Nicolás Maduro: ¡Viviremos y venceremos!

G/B José Adelino Ornella Ferreira: A Bolívar y a Chávez rendimos memoria en la fe de su guardia de honor. ¡Chávez vive, la lucha sigue!

Mi Comandante en Jefe, permiso para retirarme.

Nicolás Maduro: Está autorizado.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Vista al fren...! ¡Descansen ar…! ¡A discre…ción!

Nicolás Maduro: Aquí en esta Caracas, cuna de los libertadores y de la libertad suramericana, hoy 17 de marzo del año 2013.

Buenos días Guardia de Honor.

Guardias de honor: A Bolívar y a Chávez rendimos memoria, en la fe de su guardia de honor. ¡Independencia y Patria Socialista! ¡Chávez vive, la lucha sigue!

Buenos días mi Comandante en Jefe.

Nicolás Maduro: Hemos venido hoy, a nombre del pueblo de Venezuela y del espíritu eterno de nuestro Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, a entregar la espada del Libertador Simón Bolívar, como un reconocimiento, a cada uno de ustedes soldados de la patria, por haber vencido en la misión sagrada de proteger a nuestro Comandante Supremo, durante 14 años de lucha contra el imperialismo, de lucha por la dignidad y la independencia nacional, de lucha por la reivindicación de la patria, de lucha contra saboteos, golpes terroristas, contragolpes, sabotaje económico, petrolero, intentos de magnicidio del imperio más perverso y poderoso que jamás haya existido en la historia de la humanidad.

Y hoy al entregar en el segundo de poner en las manos de ustedes la espada del Libertador, lo hago con la convicción absoluta que han cumplido su misión, de cuidar la vida y la estabilidad de la patria, al cuidar en vida a quien fue y será por siempre el Comandante Supremo y Libertador del nuevo siglo XXI, nuestro comandante Hugo Chávez.

Así que procedo inmediatamente, a entregar a nombre de todo nuestro pueblo y de los pueblos del mundo, que vieron pasar a nuestro Comandante al lado de su Guardia de Honor, de su boina roja, de su pecho erguido, de su confianza absoluta en la patria; a nombre de todos ellos que son millones de hombres, mujeres, niños, jóvenes; les entrego a ustedes, con nuestro amor más profundo de reconocimiento; para que continúen en la misma senda de hacer patria.

Fue esta Guardia de Honor, que con sus fusiles, hizo huir espantados aquella oligarquía, cuando pretendieron asaltar y tomar el poder y convertir la casa del pueblo aquí en Miraflores, otra vez, en un palacio de mercaderes, de mercachifles, de comerciantes a nombre del pueblo.

Fueron estos soldados, en aquellas imágenes inolvidables, que con su fusil en mano, tomaron todos los espacios y garantizaron aquel 13 y 14 de abril, el regreso victorioso de nuestro comandante invicto Hugo Chávez. En nombre de esos recuerdos y de tantos recuerdos que llevamos en nuestra alma, del trabajo hecho por ustedes, procedo a entregarle inmediatamente la espada del más grande de los grandes en la historia de esta América, el Libertador Simón Bolívar.

Presentador: En estos momentos, se entrega la réplica de la espada del Libertador Simón Bolívar, al ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: A Bolívar y a Chávez rendimos memoria, en la fe de su guardia de honor. ¡Independencia y Patria Socialista! ¡Chávez vive, la lucha sigue!

Mi Comandante en Jefe, permiso para hacerle entrega de la réplica de la espada de nuestro Libertador, general en jefe Simón Bolívar.

Nicolás Maduro: Está autorizado.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: A Bolívar y a Chávez rendimos memoria, en la fe de su guardia de honor. ¡Independencia y Patria Socialista!

Nicolás Maduro: ¡Viviremos y venceremos!

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Chávez vive, la lucha sigue!

Mi Comandante en Jefe, permiso para retirarme.

Nicolás Maduro: Está autorizado.

Presentador: A continuación, el ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, hace entrega de la réplica de la espada del Libertador Simón Bolívar, al ciudadano General de Brigada, José Adelino Ornella Ferreira, comandante de la Guardia de Honor Presidencial.

Nicolás Maduro: En nombre del agradecimiento más amoroso de nuestro pueblo, por la lealtad demostrada, practicada frente a todas las dificultades y riesgos, por estos hombres y mujeres de la Guardia de Honor, ustedes se han ganado con su lucha y su lealtad, llevar esta espada libertaria de nuestro Libertador, siempre desenvainada, siempre en alto, para que nadie en el mundo se equivoque con Venezuela.

Somos los hijos y las hijas del Libertador Simón Bolívar, somos los hijos y las hijas del Comandante Supremo, del redentor de los pobres, del Cristo de América, Hugo Chávez; que ustedes supieron proteger, acompañar y llevar con honor en vida el cargo supremo de su guardia presidencial.

Así que, a nombre de nuestro Gobierno Bolivariano, aquí con la presencia de nuestro vicepresidente ejecutivo, Jorge Arreaza, de todos los ministros, ministras, vicepresidentes, vicepresidentas y sobre todo a nombre de todo un pueblo.

Tome usted esta espada y llévenla desenvainada con honor, en su corazón. Aquí nadie se rinde, la lucha continúa y las victorias vendrán de la mano de un pueblo consciente y sabrán ser defendidas por los soldados y soldadas de esta patria.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: A Bolívar y a Chávez rendimos memoria, en la fe de su guardia de honor.

Mi Comandante en Jefe, voy a desenvainar la espada, la cual va a permanecer expuesta, desenvainada, para preservar todos los logros de nuestra Revolución, para mantener nuestra soberanía y nuestra integridad que hizo nuestro comandante supremo, Hugo Chávez Frías.

Esta espada se mantendrá desenvainada para preservar nuestra soberanía y nuestra libertad.

¡Independencia y Patria Socialista!

Nicolás Maduro: ¡Viviremos y venceremos!

G/B José Adelino Ornella Ferreira: A Bolívar y a Chávez rendimos memoria, en la fe de su guardia de honor. ¡Chávez vive, la lucha sigue!

Mi Comandante en Jefe, permiso para retirarme.

Nicolás Maduro: Adelante.

Aplausos.

Presentador: Entrega de la boina e insignias de la Guardia de Honor Presidencial, por parte del ciudadano General de Brigada, José Adelino Ornella Ferreira, Comandante de la Guardia de Honor Presidencial, al ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: Mi Comandante en Jefe, le hacemos entrega de la boina de la Guardia de Honor Presidencial, como insignias… (habla fuera de micrófono) ...en la llamada telefónica que me hizo el 8 de diciembre, usted a partir de ahora y con su juramentación en la Asamblea Nacional...

Presentador: Imposición de la Condecoración Cruz de la Guardia de Honor Presidencial en su primera clase al ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Impone la condecoración el ciudadano General de Brigada José Adelino Ornella Ferreira, comandante de la Guardia de Honor Presidencial.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: A Bolívar y a Chávez rendimos memoria, en la fe de su guardia de honor. ¡Chávez vive, la lucha sigue!

Mi Comandante en Jefe, le hacemos entrega de la máxima condecoración de la Guardia de Honor Presidencial, que es la cruz, la cual se la hacemos con mucho cariño, de cada uno de los hombres y mujeres pertenecientes a la Guardia de Honor Presidencial, que a partir de ahora le vamos a cuidar su seguridad integral a usted y a sus familiares y a todas aquellas personas que usted lo amerite.

Aplausos.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: A Bolívar y a Chávez rendimos memoria, en la fe de su guardia de honor. ¡Chávez vive, la lucha sigue!

Mi Comandante en Jefe, permiso para retirarme.

Nicolás Maduro: Adelante, autorizado.

Presentador: Entrega del dije de la Guardia de Honor Presidencial, por parte de la licenciada María Zuleima Mendoza de Ornellas, a la doctora Cilia Flores, primera patriota de la República Bolivariana de Venezuela.

Licenciada María Zuleima Mendoza de Ornellas: Es un honor para esta gran familia, Guardia de Honor Presidencial, imponerle el dije a la abogada que dio la oportunidad al Comandante de defenderlo en el cuartel, en la cárcel.

Sé que fue perseguida y por eso la admiro de verdad, porque ha sabido, en esos momentos defenderlo y en los momentos que él le dio los cargos que hasta ahora usted ha honrado dirigir, también ha dado la lucha por esta Revolución.

Espiritual, pertenece a nuestra familia y nos hizo el milagro de curar a mi hija de leucemia, queremos que la tengan en su hogar, para que este manto de nuestra virgen, los proteja y los guíe en el camino de consolidar lo que nuestro Comandante Presidente quería, una patria libre, no sólo en Venezuela sino en Latinoamérica, y en el mundo entero.

Primera patriota, Cilia Flores: Gracias. En nuestro hogar estará y este símbolo, en nuestro corazón siempre estará, como siempre estará en nuestros corazones nuestro Comandante y Jefe, y líder de la Revolución Bolivariana, el comandante Hugo Chávez Frías. Muchas gracias.

Aplausos.

Presentador: Himno del Batallón Blindado Bravos de Apure, entonado por nuestro comandante supremo y líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Rafael Chávez Frías.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Atención fir…!

(Himno del Batallón Blindado Bravos de Apure)

Aplausos.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡A discre…ción!

Presentador: Himno de la Guardia de Honor Presidencial.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Atención fir…!

(Himno de la Guardia de Honor Presidencial)

Aplausos.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡A discre…ción!

Nicolás Maduro: Bueno queridos compatriotas, vicepresidente ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, querido camarada Jorge Arreaza; vicepresidenta de gobierno para el área social, profesora Yadira Córdova; querido compañero vicepresidente Ricardo Menéndez para el área económica; querido compañero, almirante en jefe, Diego Molero, Ministro del Poder Popular para la Defensa.

Compañero mayor general Wilmer Barrientos, Comandante Estratégico Operacional de nuestra gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana, General de Brigada, Ornella Ferreira, comandante de la Guardia de Honor y su querida esposa, María Zuleima de Ornella. Compañeros jefes militares de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, de sus cuatro componentes, de las milicias, presentes en este sensible acto de encuentro, de reencuentro, de recuerdos, acto de reafirmación de los valores más grandes que mueven a estos soldados para cumplir su misión diariamente.

Hoy ya es 17 de marzo, este marzo de este año 2013, será inolvidable para toda nuestra generación, para todo nuestro pueblo, por muchos años, por muchas décadas.

El comandante Chávez, nuestro Presidente eterno, nuestro Jefe Supremo, nos enseñó en el amor a la historia a valorar en la historia verdadera, en la que él redescubrió desde la Academia, desde los cuarteles del Ejército venezolano, la que él nos enseñó en sus Aló Presidente, que a partir de hoy, ustedes saben, todos los domingos vamos a pasar los extractos fundamentales de los Aló Presidente, que nuestro Comandante hizo durante 14 años, para que nuestro pueblo pueda revisar allí en vivo y directo, la claridad, la cohesión, la coherencia de las ideas, del sistema y del cuerpo de ideas, construido por la inteligencia, la sabiduría, la creatividad de este hombre que pensó la patria desde su corazón más puro.

El nos enseñó en el redescubrimiento de la historia, a buscar las causas de la tragedia, a buscar las causas largas de la tragedia, de casi dos siglos de nuestro pueblo, un pueblo heroico, nuestros abuelos, que fueron desde estas costas del Caribe, desde esta montaña del Ávila, del Waraira Repano, que supieron ir victoriosos desde el Orinoco hasta el Potosí, como dijera nuestro maestro, el Mayor General Pérez Arcay, en el discurso de despedida al Comandante en Jefe.

Un pueblo que fue capaz de derrotar en un amplio espacio geopolítico, al imperio español, que poseía el ejército más poderoso de la época, que venía de derrotar a Napoleón y que había clavado sus garras con saña sobre estas tierras, durante 300 años, y verdad que, nadie jamás nos había explicado, por qué un pueblo heroico que había sido encabezado por la generación más luminosa y virtuosa que se haya conocido en la historia de estas tierras, había sido condenado a vivir todo el siglo XIX esclavo, y había sido condenado a vivir en todo el siglo XX en la miseria, en la pobreza, en la dominación represiva más detestable que se haya conocido. Y por qué habíamos sido condenados a ser gobernados por oligarquías, farsantes, fariseas, corruptas, represoras, inhumanas que despreciaron consuetudinariamente a nuestro pueblo todo el siglo XX, y más atrás todo el siglo XIX.

Por qué este pueblo heroico, dormía los sueños de los esclavos durante todo el siglo XIX y el siglo XX. Ese por qué lo encontramos en la palabra pedagógica, orientadora de nuestro Comandante en Jefe. Y había un por qué que los resumía a todos, que siempre nos resumió a todos, los recogió a todos, ¿ustedes saben cuál era ese por qué? Que nos enseñó y nos inculcó en el alma el comandante Hugo Chávez, ¿por qué se perdió la independencia?, ¿por qué se perdió la victoria de Santa Inés en 1859? Por qué se perdió la revolución restauradora de nuestro general Cipriano Castro, por un solo porque, por una sola respuesta que nos condenó. Por la traición, la traición a Bolívar y a Sucre, la traición a Zamora y al pueblo; y la traición a Cipriano Castro, que se ejecutó aquí mismo en este palacio presidencial de Miraflores.

La traición, y quién estuvo en todas las horas de esa traición, los mismos apellidos de la misma oligarquía, los mismos intereses de siempre.

Detrás de cada traidor, siempre estuvo los intereses económicos, o de los terratenientes, o de la burguesía mercachifle que se apoderó de nuestro petróleo todo el siglo XX. Siempre compatriota, y esto no los enseñó el comandante Hugo Chávez, y eso quedó aquí. A Bolívar lo traicionó Páez, es doloroso decirlo, pero así fue. Y Páez que nació en piso de tierra, luego vivió en los palacios y se apoderó de la tierra que el Libertador le entregó para que vivieran dignamente los soldados que vencieron en Carabobo, en Boyacá, en Pichincha y en Ayacucho.

Traición y luego murió en Nueva York, recibiendo los honores del naciente imperio que ya tenía sus ojos puestos sobre la tierra de Bolívar, que ya había conspirado contra el Libertador y saboteó el Congreso de Panamá en 1826. Detrás del balazo que entró en la cabeza de Zamora, estuvo la traición de Guzmán Blanco y de Falcón. Se entregaron, igualmente a la oligarquía terrateniente y esclavista, esclavizadora de nuestros abuelos. Y aunque los apellidos de la oligarquía que se creen superiores, siempre se han creído superiores a los simples mortales que somos nosotros, al pueblo; nunca el pueblo los dejó gobernar como en otros países. Ustedes saben eso ¿verdad?

En otros países de nuestro continente, la oligarquía gobernó siempre directamente ellos. Aquí en Venezuela, las características fueron distintas en todo el siglo XIX y en el XX también.

Gobernaban otros que les tocaba la tarea de reprimir, de traicionar al pueblo, mientras la oligarquía por detrás, era dueña de todos los negocios. Y detrás de la traición del general Cipriano Castro, estuvo Juan Vicente Gómez, y detrás de Juan Vicente Gómez, que también se apoderó de este país, completo, como si fuera su hacienda, fue el primer golpe de Estado y ahí están los documentos, quien los quiera ver, los documentos de la época para que ustedes vean como se mancillo esta tierra.

Y un día después del golpe de Estado en 1908, diciembre de 1908, contra Cipriano Castro, que apenas había partido del puerto de La Guaira, zarpaba en La Guaira un buque de guerra estadounidense.

Y un oficial con el rango de Teniente Coronel del Ejército de Estados Unidos, era recibido aquí en este Palacio con honores presidenciales, primer golpe de Estado que dio el imperialismo estadounidense aquí, en tierras venezolanas.

Quién nos enseñó esto, quién despertó la conciencia histórica de nuestro pueblo, quién fue capaz de llevar esta conciencia a todos los caminos de Venezuela, quién fue capaz de retar la historiografía burguesa, formaloide, falsa que se nos había enseñado, quién fue capaz de pulverizar las mentiras de la historia; Hugo Chávez, más nadie. Y despertó nuestra conciencia de historia.

Por eso, si el siglo XIX y el siglo XX venezolano, tuvo la marca de la traición a nuestros líderes de la independencia, a nuestros líderes revolucionarios y nacionalistas de 2 siglos, el final del siglo XX, pero sobre todo este siglo XXI, tuvo a contraparte y a contrapeso histórico, también una palabra que lo ha resumido todo, en vida terrenal y en la otra vida donde se ha ido a descansar y a vivir eternamente nuestro comandante Hugo Chávez; y esa palabra compatriotas, ustedes la representan en esta historia gloriosa de 14 años, cada uno de ustedes, hombres y mujeres, soldados de la patria y cuando nosotros hemos entregado esta espada del Libertador Simón Bolívar es en premio a ese valor supremo que ustedes han sabido levantar inclusive aún a riesgo de sus propias vidas, como dice el juramento que todos hacemos; si la palabra clave de la tragedia histórica de nuestro pueblo, fue la traición a Bolívar, a Zamora y a Cipriano Castro la palabra clave de esta época histórica que apenas se inicia es la lealtad suprema al mando de Hugo Chávez, al mando de la patria, la lealtad suprema a los ideales supremos de la historia de nuestro pueblo.

Aplausos.

Nicolás Maduro: Y ustedes hombres y mujeres de esta patria grande que están aquí de pie son dignos herederos de los ejércitos que fueron a pie, sin fronteras, entiéndaseme bien compatriotas, óigaseme bien, sin fronteras fueron nuestros abuelos a pie, hicieron un solo ejército de neogranadinos, de llaneros venezolanos, de orientales y andinos, de caraqueños, de bogotanos, de quiteños, de guayaquileños, de limeños, de paceños y demás del Sur vinieron de las provincias unidas de Argentina, de Chile, el Libertador gigante de Chile, Bernardo O’Higgins ustedes saben que combatió bajo las órdenes de nuestro Libertador Simón Bolívar, ustedes saben que un 26 de julio de 1822 en Guayaquil el protector supremo de las provincias unidas de Argentina y libertador del Perú y de Chile, José de San Martín subordinó y entregó su mando de los ejércitos unidos de Suramérica al Libertador Simón Bolívar porque fuimos un solo ejército, vinieron de Cuba, de Puerto Rico, de todo el Caribe y fuimos un solo ejército, el Ejército Libertador de esta patria americana y ustedes son parte digna y heredera de esas glorias porque a ustedes les ha tocado ir a todas las tierras de América a proteger a nuestro comandante supremo Hugo Chávez y lo hicieron, lo hicieron con honor y con eficacia, cuántos caminos compatriotas transitamos, cuando uno ve esta formación y el rostro de todos ustedes, de uno por uno, lo que ve es amor, lealtad, valentía, patriotismo, sentimientos revolucionarios, ve formado aquí un batallón verdadero de antiimperialistas conscientes, de socialistas, ve en ustedes la cara de nuestro comandante Chávez, cada uno de ustedes porta su mirada, su sentimiento, su fuerza, su verdad suprema; vienen nuevas tareas compatriotas, que nadie baje la guardia y menos la guardia de honor, esa espada está desenvainada allí, como debe estar desenvainada su inteligencia, su perspicacia, no pudieron con nuestro comandante en vida, no pudieron en vida, no pudieron, en la vida ésta, de aquí, de la tierra; ¿ustedes creen que podrán con la moral y el espíritu de nuestro comandante ahora en la vida eterna desde donde nos vigila y nos bendice a cada segundo?, ¿ustedes creen que podrán confundir a un pueblo que ha sido formado en los valores de la lucha y de la patria?, jamás, por eso es que esta Guardia de Honor ha cumplido y le toca cumplir en los días, meses, años, décadas y siglos por venir un papel de vanguardia, de vanguardia en la protección de la estabilidad política de este país y en vanguardia, también en la revolución militar que nuestro comandante inició y nosotros vamos a continuar, la revolución militar de Venezuela bajo los valores de Bolívar, Sucre, Zamora y Chávez continúa, yo se los digo hoy como Presidente de la República encargado por la Constitución y mañana aquí nos pararemos compatriotas, téngalo seguro, absolutamente seguro como que estamos hoy aquí, el 15 de abril, después de rendirle homenaje a nuestro comandante en el Cuartel del 4 de Febrero donde reposa cristianamente para siempre lo primero que haremos, compatriotas, ese 15 de abril es venir aquí, como Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, ya ratificado por el pueblo a decirle a ustedes, bueno compañeros de armas, compañeras de lucha, empieza el nuevo camino para reivindicar los ideales del comandante Hugo Chávez, para continuar la revolución, para emprender las nuevas tareas de construcción del socialismo.

Aquí vendré, aquí estaremos juntos y esa espada desenvainada la tendremos allí y aquí haremos un juramento desde nuestro corazón en nombre de nuestro comandante de no fallarle jamás al pueblo, de no fallarle jamás al pueblo; así que compatriotas siéntanse ustedes por dentro complacidos de haberle sido leal al comandante supremo de la revolución, cuando estemos viejitos, ustedes viejitos y viejitas y les toque a sus nietos y nietas contarle la historia de estos primeros años de la revolución bolivariana, cuántas cosas tendrán ustedes que decir del carácter, de la fuerza, de la alegría, de la inteligencia, de la sabiduría infinita de este comandante que lo supo dirigir como un comandante verdadero, sólo le pido a él bendiciones para cuando me toque ya en pleno, desde el 15 de abril como Comandante en Jefe, hacerlo a la altura de su ejemplo y de su moral. Independencia y patria Socialista.

¡Viviremos y venceremos!

Nicolás Maduro: ¡Hasta la victoria siempre!

¡Venceremos!

Nicolás Maduro: ¡Chávez vive!

¡La lucha sigue!

Nicolás Maduro: ¡Chávez vive!

¡La lucha sigue!

Nicolás Maduro: ¡Chávez vive!

¡La lucha sigue!

Nicolás Maduro: Muchas gracias queridos compañeros.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Atención fir…! ¡A discre…ción!

Presentador Honores a la bandera nacional.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Atención fir…! ¡Al hombro ar…! Con vista a la bandera. ¡Atención presenten ar…!

(Interpretación del himno nacional de la República Bolivariana de Venezuela: Gloria al bravo pueblo)

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Al hombro ar…!

Presentador: Honores al ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

G/B José Adelino Ornella Ferreira: Con vista al señor Presidente de la República y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. ¡Atención, presenten ar…!

(Interpretación del himno nacional de la República Bolivariana de Venezuela: Gloria al bravo pueblo)

G/B José Adelino Ornella Ferreira: ¡Al hombro ar…! ¡Descansen ar…! ¡A discre…ción!

Presentador: Ofrenda de una flor ante el busto del Libertador Simón Bolívar e imagen del Comandante Supremo y líder de la revolución bolivariana Hugo Rafael Chávez Frías por parte del ciudadano Nicolás Maduro Moros, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana acompañado del gabinete ejecutivo y alto mando militar presentes en el acto.

Nicolás Maduro: ¡Chávez vive!

¡La lucha sigue!

Capellán de la Guardia de Honor Presidencial, Luis Maza Antes de hacer esta bendición al Dios Todopoderoso y al comandante supremo Hugo Rafael Chávez Frías quiero traer a la memoria a la Negra Matea quien amamantó al Libertador de libertadores, Simón Bolívar; a ese Negro Primero, quien fue leal en la batalla; a Francisco de Miranda, quien nos enseñó el símbolo de la Bandera y nos regaló este brazalete en inspiración de nuestro comandante supremo Hugo Rafael Chávez Frías y por supuesto al Mariscal Antonio José de Sucre, también hombre leal a Bolívar. Hoy quiero hacer una oración de antecedente, quiero hacer una oración en trascendencia. Bolívar dijo: conservar la guardia de honor es vuestro primer cuidado puesto si ella se conserva de igual forma se conservará la República y aquí en nuestra Guardia de Honor, en nuestra Brigada Guardia de Honor todos nosotros, desde el general Ornella hasta el pastor y los sacerdotes estamos conscientes de esa trascendencia y de ese antecedente, que hemos conservar nuestra Guardia de Honor porque con ello conservamos la República y mantenemos firme la vida de nuestro comandante presidente Nicolás Maduro Moros.

Que el Dios Todopoderoso les bendiga y les fortalezca porque aquí hay buenos líderes que nos enseñan la lealtad, nos enseña la disciplina y ese amor por la patria, por ese comandante supremo que nos enseñó amor, amor con amor se paga, victoria, victoria y más victoria.

Pastor de la Guardia de Honor Presidencial, Alexis Romero Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sea sobre todos nosotros. Es un momento de mucho dolor, estamos en una coyuntura de mucho dolor y recordamos las palabras del Libertador cuando decía: “cuando el clarín de la patria llama hasta el llanto de la madre calla, palabras dirigidas a las madres, pero también el Libertador dijo unas palabras a los padres; “Y tú padre que exhalas suspiros al perder el objeto más tierno, interrumpe tu llanto porque el amor a la patria es primero”.

Es un momento, de una circunstancia muy difícil, muy dolorosa, muy lamentable. Pero Dios nos da fortaleza. Levantamos alas como las águilas, correremos y no nos cansaremos, caminaremos y no nos fatigaremos, con la espada de Bolívar, que es símbolo de libertad, símbolo de independencia, símbolo de gloria, símbolo de moral, de ética y de principio; unida a la espada del espíritu, que es la palabra de Dios.

Esas dos espadas levantadas en lo alto, nos dirigirán y nos bendecirán grandemente. Por lo cual quiero hacer una oración en agradecimiento al comandante Presidente, en agradecimiento a nuestro Libertador Simón Bolívar, en agradecimiento al rey de reyes y señor de señores, nuestro señor Jesucristo, por habernos permitido nacer en esta patria hermosa y preciosa como es la República Bolivariana de Venezuela.

Padre, en el nombre de Jesús de Nazaret, te doy gracias por tu amor y tu misericordia, gracias señor porque hemos llorado, hemos gemido, pero también nos has dado fortaleza, nos has dicho, mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, no temas, ni desmayes, porque Jehová tú Dios estará contigo donde quiera que vayas. Tú estás con nosotros. La espada del espíritu que es la palabra de Dios, nos encamina y la espada de Bolívar, que es libertad, justicia y gloria, va unida a la espada del espíritu.

A ti sea la gloria, por los siglos de los siglos. Amén y amén.

Capellán de la Guardia de Honor Presidencial Dice el Salmo: “Al ir, iban llorando, llevando la semilla, al volver vienen cantando, trayendo la gavillas”. Nicolás, y todos los aquí presentes, saben los sacrificios que llevó el Comandante en Jefe, cuando nos perseguían por allá por Catia, lo recogíamos en la iglesia donde guardábamos muchas cosas por allá.

Y ahora tenemos una gran responsabilidad de continuar, y esa responsabilidad es de todos los que estamos aquí, no podemos bajar el brazo como dice la palabra de Dios. “Con brazo extendido y mano fuerte” tenemos que seguir llevando en nuestro corazón la palabra, esa palabra a los necesitados, esa palabra a los pobres.

Y quiero terminar nada más, esta oración. Quiero que cada uno de nosotros ponga su rosa en el corazón, y piense en algo bonito que nos dejó el Comandante, una palabra, un gesto, un ánimo, un golpe en la espalda cuando nos decía, ánimo, ánimo, ánimo, sigue luchando padre, sigue luchando padre; y ese gesto que vamos a poner en nuestro corazón, se lo vamos a ofrecer con esta rosa, cuando lo pongamos aquí en esta jardinera para que sea presentado al señor del altísimo, al señor Jesucristo que es el único que nos da la vida y es el único que nos puede dar la fortaleza para seguir luchando.

(Comentarios de la periodista del Sibci)

Nicolás Maduro: Él sale en todos los videos, ¿lo vieron? Yo vi la repetición completa y sale en todos los videos.

Asistente Un perro callejero. Hay que sacarle cría.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Biografías

Biografías

 

botones lineas de chavez
Contacto con el Socialismo (Audio)
Un Grano de Maíz
Debate Socialista DigitalPunto Final
5 Héroes Cubanos
larosablindadaboton