Miércoles 23 Julio 2014

"Nosotros, que venimos de atrás, que fuimos conquistados, que fuimos explotados, que fuimos esclavizados a lo largo de la historia, ¡qué ideas maravillosas podemos defender hoy, qué ideas tan justas pueden ser nuestras ideas! Y podemos pensar en términos latinoamericanos y hasta en términos mundiales: ¡Qué lejos hemos llegado los esclavos!"

Fidel Castro

"Ideología es ante todo conciencia; conciencia es actitud de lucha, dignidad, principios y moral revolucionaria. ideología es también el arma de lucha frente a todo lo mal hecho, frente a las debilidades, los privilegios, las inmoralidades..."

Fidel Castro

No hay oportunidad en una Revolución para los farsantes, no hay oportunidad en una Revolución para los acomodaticios, no hay oportunidad en una Revolución para los ambiciosos, no hay oportunidad en una Revolución para los mediocres, no hay oportunidad en una Revolución para los débiles y cobardes.

Fidel Castro

Discursos Comandante Hugo Chávez

Lea el discurso del Comandante Chávez en la Celebración del Día de la Juventud en La Victoria

Hugo Chávez
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

Celebración del Día de la Juventud en La Victoria


Avda. Bicentenaria, La Victoria, Edo. Aragua
Sábado 12 de febrero de 2012


Presidente Chávez: Muchas gracias señor general, son las 12 casi en punto. Buenos días al pueblo de Venezuela, y de manera muy especial al pueblo de Aragua, pueblo heroico de Aragua, pueblo heroico de Venezuela, un saludo de mi corazón a la juventud venezolana, juventud divino tesoro, juventud heroica, juventud grandiosa, juventud bravía, juventud, juventud, juventud.

Saludo al pueblo de La Victoria, pueblo heroico; saludo al gobernador del estado Aragua, Rafael Isea, al alcalde de La Victoria, al comandante de la Guarnición General de División, Clíver Alcalá; un saludo a todos, presidente de la Asamblea Nacional, diputado Diosdado Cabello, ministro de la Defensa, general en jefe Rangel Silva, ministros, ministras, y al pueblo todo, y a usted señor general y a todos los oficiales, suboficiales, cadetes, tropas, ciudadanos y ciudadanas que participarán en el desfile y especialmente, bueno, a todos, la juventud civil, la juventud militar, una sola juventud, la juventud de la Patria, 198 años conmemoramos hoy.

Y como yo le decía hace unos minutos al señor gobernador y a los compañeros, a Diosdado Cabello, a Rangel Silva, les comentaba minutos antes de llegar a esta avenida poblada, desbordada de pueblo, de calor, de amor, de esperanza, de optimismo, porque aquí está concentrado el amor a la Patria, el amor a Venezuela.

¡Viva Venezuela!
—¡Vivaaa!
Presidente Chávez: Patria Bolivariana.
¡Viva Bolívar!
—¡Vivaaa!
¡Viva José Félix Ribas!
—¡Vivaaa!

Y todos los mártires que en esta tierra dieron su sangre por nosotros, por la Independencia nacional, independencia nacional. No sólo como usted sabe señor general, debemos conmemorar el día “12 de Febrero” es un día pivote, una batalla heroica, el sacrificio de la juventud aquel día en estos Valles de Aragua.

Preparémonos para conmemorar los 200 años de aquella batalla de La Victoria, pero junto a ella los 200 años de aquel año, terrible año, gigante, 1814, porque si la Batalla de La Victoria duró un día, la Batalla de San Mateo duró un mes, pocas semanas después, y vino Simón Bolívar en persona a comandarla, y aquí murieron miles de jóvenes hombres y mujeres, y entre ellos Villapol murió aquí, Ribas Dávila murió aquí, Ricaurte murió aquí, Campo Elías murió aquí, y junto a ellos miles, ya lo dije, de jóvenes venezolanos.

Así que este es un valle heroico. Diría el poeta barinés que le cantó a Santa Inés: “Montañas de Santa Inés, en los ayes que te cruzan...” Así habría que decir, parafraseando a Alberto Arvelo Torrealba: “Valles del río Aragua, en los ayes que te cruzan vive la esperanza y la gloria del pueblo mío...”.

Por eso venimos aquí con todo el corazón, con toda la fibra patriótica hoy, con toda la fibra bolivariana, con toda la fibra revolucionaria y con toda la fibra juvenil que tenemos por dentro, a celebrar la Patria joven, la Patria nueva, la Patria revolucionaria, la Patria independiente, la Patria socialista.

—Aplausos.

Vamos pues mi general a presenciar, a desarrollar este hermoso desfile de la juventud Bolivariana, de la juventud patriótica, civil y militar, la misma juventud, la de entonces, la de hoy, la de mañana, la de siempre, la Patria joven.

Mande usted señor general.

G/B Iván Josué Hidalgo: Entendido mi comandante en jefe. ¡Independencia y Patria socialista!

Presidente Chávez: ¡Viviremos y venceremos! Porque como dijo José Félix Ribas: “No podemos optar entre vencer o morir...” ¡Nosotros viviremos y nosotros venceremos! Mande general.
G/B Iván Josué Hidalgo: ¡De frente mar...!

(Dramatización por el grupo de teatro Asociación Civil Renacer)

Narrador: Fuerte esos aplausos para la agrupación venezolana teatral Asociación Civil Renacer, de los acervos culturales, jóvenes revolucionarios, sangre nueva revolucionaria.
—Aplausos.

Desfile cívico militar. Se da inicio al desfile civicomilitar en honor al centésimo nonagésimo octavo (198˚) aniversario de la Batalla de La Victoria, y Día de la Juventud Revolucionaria.

(Desfile cívico militar en honor a la Batalla de La Victoria y Día de la Juventud)

Maestro de ceremonia: Emplazamiento de la agrupación de parada.

G/B Iván Josué Hidalgo: ¡De frente, marchen!

¡Agrupación al...! ¡A la iz...quier...! ¡Descansen ar...! ¡A discre...ción!

Maestro de ceremonia: A continuación palabras de nuestra compañera revolucionaria Rosini Urquiola, cursante del octavo semestre en Ingeniería en Petróleo de la Unefa, núcleo Barinas.
Es vocera del Congreso Bicentenario de Estudiantes Revolucionarios, miembro del equipo político del Partido Socialista Unido de Venezuela con sede en Barinas, vocera nacional del Movimiento Estudiantil Revolucionario Unefa-Barinas.
Estudiante de la Unefa, Rosini Urquiola Comandante Presidente, líder de la Revolución Bolivariana, un abrazo fraterno, solidario y llanero desde el estado Barinas.

Hace 198 años retumbaba en estas mismas tierras un eco de rebeldía, hace 198 años jóvenes valientes y aguerridos marcharon sobre estos valles con la firme convicción de proclamar la libertad, hace 198 años un grupo de jóvenes revolucionarios decidió cambiar el rumbo de la historia de Venezuela, acudieron valerosamente al llamado de la Patria y empuñaron sus tenaces, armados con el fin de resguardar la sagrada voluntad del pueblo venezolano. Aquella valerosa muchachada pagó con el precio más alto su abnegado sacrificio por la Patria. Hoy esta misma muchachada se congregada en estas briosas tierras para retornar la gesta de nuestros padres libertadores y avanzar combativamente en la construcción del socialismo.

Convencido de la importancia en el próximo Plan Nacional Socialista tiene para el futuro de la Nación.

Muy respetuosamente presentamos nuestros aportes, nuestras ideas, nuestras reflexiones, resultante de los 335 municipios que tiene nuestra nación venezolana, con más de 10 mil 500 jóvenes emprendedores que estuvimos en las 837 mesas que se estuvieron llevando a cabo desde el 27 de diciembre hasta el 29 de enero, esbozando una serie de desafíos, estrategias y políticas presentamos el siguiente documento que como fruto del debate y la intensa discusión jóvenes venezolanos y venezolanas, provenientes de múltiples rincones de la geografía nacional se congregan nuevamente en La Victoria con el fin de rememorar tan valerosa hazaña.

Estudiantes, campesinos, trabajadores, deportistas y cultores marchamos decididamente con el fin de transformar la sociedad. Con alegría y entusiasmo ondeamos las banderas de la Revolución y elevamos nuestras voces entonando las consignas de tan magna gesta.

Hace 198 años la juventud revolucionaria, comandada por el intrépido José Félix Ribas, tuvo que optar entre vencer o morir, ellos vencieron y nosotros venceremos.

Comandante presidente te amo, te amamos, la juventud y los estudiantes queremos hacerte entrega, y hoy más que nunca reafirmamos nuestro compromiso por usted y por la Patria libertadora.

—Aplausos.

En estos momentos voy a ceder la palabra a mi camarada de la comunidad indígena del estado Amazonas, compañero Martín Navarro.

—Aplausos.

Martín Navarro Buenas tardes. Permítame saludarlo en idioma indígena, comandante. (habla en idioma indígena) Lo saludo en nombre de la Revolución Bolivariana, en nombre de la juventud indígena que hoy lo acompaña, comandante. Este 12 de febrero, nosotros la juventud reafirmamos nuestro compromiso con la Revolución Bolivariana y que estamos prestos a defender, a vencer todos los retos que se nos avecinan en este año 2012, y rumbo a lo que es la Gran Misión 7 de Octubre, comandante.

Hoy nosotros le decimos que ordene sobre esta juventud, que nosotros marcharemos y defenderemos con usted hasta la victoria siempre, comandante.

—Aplausos.

Maestro de ceremonia: Entrega del documento al comandante Presidente, Proyecto Nacional Simón Bolívar 2013-2019.

—Aplausos.

(Comentarios de los periodistas del Sistema Nacional de Medios Públicos)

Presidente Chávez: Bueno, miren, esto es muy importante, a pesar del sol que está calcinante... ¿¡Cómo están alláaa!?

—Bulla.

Por allá se había prendido una candela ¿no? ¿Se apagó ya? ¡Ajá! Bueno, en verdad a mí me da pena estar aquí bajo la sombra, y ustedes allá llevando sol, menos los músicos que están ahí tranquilos bajo la sombra. ¡Hay que sembrar árboles aquí! ¡Muchos árboles! Y hacer un buen paseo.
Entonces es el documento que contiene qué cosa. ¿Cómo es que tú te llamas?

Estudiante de la Unefa, Rosini Urquiola Rosini Jáuregui Urquiola, de Barinas.

Presidente Chávez: ¿De Los Rastrojos?

Estudiante de la Unefa, Rosini Urquiola De Los Rastrojos, del poblado 3.

Presidente Chávez: Dime, pues, rapidito.

Estudiante de la Unefa, Rosini Urquiola Bueno, esta es la propuesta que llevamos a cabo más de 10 mil 500 jóvenes en cada una de uno de nuestros municipios en los 333 municipios que corresponden, para las propuestas del nuevo Plan Nacional Simón Bolívar 2013-2019. La expresión de la juventud, la expresión de los estudiantes, la expresión de los campesinos, de los obreros, de los compañeros indígenas, también...

Presidente Chávez: Pero hay una línea estratégica.

Estudiante de la Unefa, Rosini Urquiola Bueno, una de las líneas estratégicas que nosotros tenemos es la parte económica, política, lo emprendedor que nosotros tenemos tener, lo cultural.

Presidente Chávez: Háblame de la económica. ¿Cuál es la línea económica?

Estudiante de la Unefa, Rosini Urquiola Bueno, comandante, la línea económica que nosotros vamos a emprender es cambiar por supuesto el modelo capitalista, que nosotros vamos a enrumbar, por supuesto, vamos a derrocar toda esa burguesía y vamos nosotros con nuestros propias empresas socialistas...

Presidente Chávez: ¡Ajá! Fíjate una cosa, perdón. Ayer se inició la segunda oleada de registros de la Gran Misión Saber y Trabajo. En Aragua comienza en el mes de marzo. Pero ayer comenzó en 11 estados de la República.

Yo tengo mucha fe en eso, sobre todo en la incorporación de los jóvenes y de todos los venezolanos, pues, en edad de trabajar, que no estén trabajando en alguna actividad productiva, productiva.

¡Lo económico! El socialismo, la producción nacional, la riqueza nacional es fundamental. Pero, bueno, no vamos a alargar mucho estas palabras aquí por la hora y repito el sol, la temperatura, el clima a esta hora está fuerte en el Valle de Aragua, como siempre.

Bueno, muchas gracias. Vamos a estudiar esto y desarrollarlo en profundidad, y sobre todo yo me comprometo y los comprometo a que ganaremos las elecciones presidenciales el 7 de octubre para llevar adelante el Segundo Plan Socialista de la Nación, que le pertenece sobre todo a la juventud, a ustedes los jóvenes y las jóvenes de Venezuela.

—Aplausos.

¡Viva la juventud!

—¡Viva!

Maestro de ceremonia: A nuestro comandante Presidente, Sueños repetidos, sueños de libertad, dueto femenino conformado por Rebeca Guerrera y Anael Ruiz, procedentes de la ciudad de Valera, del estado Trujillo, representan la trova andina, género que están impulsando, un esfuerzo para venezolanizar la trova con letra propia y contenido social reivindicativo. Música, letra, formación de jóvenes, muchachas revolucionarias que nos inspiran un canto colectivo, un canto revolucionario. Fueron condecoradas con la Orden José Félix Ribas en su primera clase, y nos van a interpretar la canción de La juventud revolucionaria.

Presidente Chávez: ¿Qué vamos a cantar? ¿Y la ranchera, una ranchera?

Cantante de trova andina, Anael Ruiz Pero es que yo nunca pego una con el comandante, siempre me pide que toque una y no me la sé.

(Interpretación de la canción: La juventud revolucionaria)

—Aplausos.

G/B Iván Josué Hidalgo: ¡Cesar! ¡A dis...creción!

Maestro de ceremonia: Participación de haber concluido el acto.

G/B Iván Josué Hidalgo: Agrupación, ¡atención fir...! ¡Al hombro ar...! ¡Vista a la de...re...! ¡Independencia y Patria Socialista!

Presidente Chávez: ¡Viviremos y venceremos, señor general!

G/B Iván Josué Hidalgo: Muy buenas tardes, mi comandante en jefe, le informo que el desfile civicomilitar con motivo de los 198 años de la Batalla de La Victoria y Día de la Juventud Venezolana ha concluido.

Solicito su autorización para retirar la agrupación de parada una vez rendidos los honores correspondientes.

Presidente Chávez: Muy bien, señor general. Muchas gracias.

Quiero felicitarlo a ustedes y a todos los muy dignos compatriotas, civiles y militares que hoy engalanaron de alegría, de colorido, de gritos y de canciones esta avenida, esta ciudad heroica, este valle heroica, esta Victoria, en este día hermoso y glorioso. Felicitaciones, pues a todos, a todos los que por aquí pasaron desfilando, y a todos quienes estuvieron presenciando este desfile, esta fiesta más bien, más que desfile una fiesta, la fiesta de la juventud.

Felicito a la ministra Maripili Hernández, ministra de la juventud, y a todas las ministras y los ministros que estuvieron trabajando.

—Aplausos.

Al ministro de la Defensa, al diputado Diosdado Cabello, a todos los que colaboraron, los comandantes de los componentes militares, los directores de las academias militares, están desfilando muy bien los cadetes, creo que nunca los vi desfilar tan bien como ahora en todos estos años, están desfilando muy bien los cadetes, y especialmente los cursos militares, desfilando muy bien.

—Aplausos.

Vale la pena resaltar la manera como están desfilando el curso militar y los cadetes de la Escuela Técnica Militar, recientemente incorporados como Academia Militar.

—Aplausos.

Pero están desfilando muy bien, los felicito de verdad; y a los oficiales, comandantes de cuerpo, comandantes de compañía, comandantes de pelotones, a los alfereces, guardiamarina y cadetes, clases y cadetes.

Y ustedes muchachada de los liceos militares, de la instrucción premilitar, de la Unefa, de las universidades nacionales, de los liceos, de las escuelas. ¡Qué bonitura!, ¡qué belleza!, del Frente Francisco de Miranda, las juventudes socialistas, las juventudes comunistas, las juventudes patriotas, las misiones, el voluntariado, los niño que también desfilaron. Porque son de esa juventud temprana. Los niños son la juventud pequeña, la juventud temprana, la juventud primera.

Bueno, no voy a dar un discurso aquí, pero sí quiero ratificar una idea, que más que una idea es una pasión en profundidad, la idea, la praxis de la independencia, muchachos y muchachas. ¡Independencia o nada!, decía Bolívar, el joven eterno Simón Bolívar.

Hay que recordar aquella juventud. Bolívar a los 22 años, siendo un joven teniente, allá fue a jurar en el Monte Sacro, y dedicó su vida entera a la lucha por la independencia nacional, por la Revolución nacional, por la Revolución latinoamericana, por la independencia de esta Nuestra América.
Sucre a los 15 años se vino a la guerra, al lado de Miranda.

José Félix Ribas, mártir, joven eterno, ni 30 años tenía cuando comandó en jefe en este Valle de Aragua, y a los pocos meses fue llevado al martirio por el imperio español.

Esa juventud es el mejor ejemplo para la juventud de hoy, fue el mejor ejemplo para la juventud de ayer, es y debe ser el mejor ejemplo para la juventud de hoy, y deben ser el mejor ejemplo para la juventud del mañana, la independencia muchachos. La independencia es la puerta que abierta, parafraseo a Bolívar, nos permitirá ir construyendo el camino. No podemos permitir, bajo ningún trance, que se cierre la puerta de nuevo; no podemos permitir, bajo ningún trance, que Venezuela vuelva a perder su independencia, ésta que hemos conquistado de nuevo en los últimos 20 años, después del 4 de febrero de 1992.

—Aplausos.

Y sobre todo en estos últimos 13 años de batalla Venezuela ha recuperado la independencia, y esa es la condición primera y esencial para impulsar el proyecto de desarrollo integral de la Nación, el proyecto de desarrollo social, de desarrollo económico, de desarrollo cultural, moral, la construcción pues de la Venezuela de este siglo. La Venezuela nuestra será una potencia, una Venezuela potencia; un país potencia en esta parte del Continente Americano y del mundo, lo construiremos, lo haremos posible, para ello se requiere mucha conciencia, mucha conciencia, mucha unidad, mucha fortaleza en el pueblo todo: los trabajadores, las trabajadoras, los hombres, las mujeres, los campesinos, la juventud, los estudiantes.

—Aplausos.

Conciencia, conciencia, todos, profesionales, la clase media. La clase media venezolana definitivamente tiene que ser una clase media patriótica, porque la burguesía venezolana casi terminó con la clase media, como casi terminó con la Patria. La clase media tiene que acercarse al pueblo y construir la unidad patriótica, seguirla construyendo pues.

Doce de febrero, señor general, queridos compatriotas, aquí bajo este candente sol del valle de Aragua, en esta tierra heroica, así como ustedes me han dicho, los jóvenes que han venido y me han entregado este documento como un compromiso, yo también le pido a Dios que me ayude a cumplir este compromiso. Les prometo que seguiré viviendo cada día más, y seguiré luchando cada día más junto a ustedes, construyendo la Patria grande del siglo XX, la Venezuela socialista.

—Aplausos.

Recordemos pues, y cantemos pues muchachada heroica, muchachada patriota el canto de José Félix Ribas: “No podemos optar entre vencer o morir...” Nosotros viviremos y nosotros venceremos.

¡Viva la juventud!

—¡Vivaaa!

¡Viva la Patria!

—¡Vivaaa!

¡Viva la independencia!

—¡Vivaaa!

Mande señor general.

G/B Iván Josué Hidalgo: Entendido mi comandante en jefe. ¡Vista al fren...!

Narrador: Honores a la bandera nacional.

G/B Iván Josué Hidalgo: Con vista a la Bandera nacional, ¡atención presenten ar...!

(Notas del himno nacional de la República Bolivariana de Venezuela:

Gloria al bravo pueblo)

¡Al hombro ar...!

Narrador: Honores al comandante en jefe de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, Presidente de la República, comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

G/B Iván Josué Hidalgo: Con vista al comandante en jefe de la Revolución Bolivariana, Presidente de la República y comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, ¡atención, presenten ar...! ¡Al hombro ar...! ¡Descansen ar...! ¡A discre... ción!

Narrador: Ha concluido el acto, pueblo de Aragua, pueblo de Venezuela, el comandante en jefe de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, Presidente de la República...

Presidente Chávez: Espérate un momentico ahí —¡ajá!—, ya va.

Gracias a todos y a todas. Pero quiero comprometerme, y comprometer aquí al gobernador de Aragua, al buen camarada y amigo Rafael Isea, que por cierto yo creo que él debe seguir siendo gobernador de Aragua a partir de finales de este año, tiene todo mi apoyo para seguirlo haciendo, y estoy seguro que la mayoría del pueblo de Aragua.

—Aplausos.

Ahora, quiero comprometer al vicepresidente ejecutivo Elías Jaua, próximo gobernador del estado Miranda, por cierto.

—Aplausos.

Quiero comprometer al presidente de la Asamblea Nacional, diputado Diosdado Cabello, quiero comprometer al ministro de Defensa, al general en jefe Rangel Silva; quiero comprometer al comandante de la Guarnición de Aragua, general Clíver Alcalá, quiero comprometer a la ministra de la juventud Mari Pili Hernández, y a todos los ministros y ministras que están aquí, y al alcalde de La Victoria, y los demás alcaldes de esta zona, alcaldes bolivarianos. ¿Por qué?

Miren, fíjense lo que voy a decir, pero para lo que yo voy a decir ahora mismo se convierta en realidad, necesario es comenzar a trabajar en esta idea desde hoy, sin descanso, para que dentro de dos años exactamente con el favor de Dios, estemos aquí celebrando 200 años, repito, sólo de la Batalla de La Victoria, también de la gran Batalla de San Mateo, y todos aquellos acontecimientos de lo que fue la rebelión popular de 1814, y el sacrificio de muchos venezolanos y venezolanas quienes batallaban no sólo a la orden de Bolívar y de José Félix Ribas, sino a la orden de Boves. Muchos venezolanos se enfrentaron en aquel año en el cual sobre la sangre, y sobre el terror que cundió sobre todo en estos valles de Aragua, los llanos del norte del Guárico, la cordillera de la costa, empezando por Caracas, fue un año terrible aquel; pero ese año, desde mi punto de vista, se definió el rumbo de la Revolución de independencia, porque Simón Bolívar, entre otros, pero primero él, entendió que el pueblo venezolano quería una verdadera revolución, y no una pantomima de revolución, porque los ricos de Caracas, y los ricos terratenientes de Aragua no querían libertar a los esclavos, no querían la igualdad social de los pardos, los negros, los indios, Bolívar aún, incluso, no se había definido exactamente en esa línea.
¿Y qué ocurrió entonces? Bueno, que los negros, los pardos, los pobres y los más pobres se fueron detrás de quien les ofreció la libertad, y ese se llamó José Tomás Boves, quien no era realista, no, era una guerra de clases, fue una guerra de clases.

Hay un trabajo de Federico Brito Figueroa, extraordinario, hay otro trabajo de Juan Uslar Pietri, un librito que por aquí tengo por cierto, siempre lo recomiendo, se lee rápido, pero se entiende a fondo, ahí está su título: “Historia de la rebelión popular de 1814.”

No era Boves un realista, era líder de los pobres, de los negros y de los esclavos liberados, y eso lo entendió Bolívar, pero lo entendió aquí en este valle llorando, viendo morir venezolanos unos contra otros; viendo como él mismo vio el desastre de la puerta ahí mismo, entrando a San Juan de los Morros, ahí Boves le aniquiló el ejército a Bolívar. Bolívar se salvó con diez más, gracias a los caballos rápidos que tenía, porque le fusilaron hasta a los ayudantes. Los ayudantes de Bolívar, y los secretarios, y los baúles y todo, cayó en mano de Boves.

Bolívar llegó aquí al galope con 8 o 10 más a La Victoria, era aquel año 14, era marzo de 1814, y Boves persiguiéndolo, Bolívar apenas firmó el parte de la batalla, descansó dos horas y siguió rumbo a Caracas huyendo de lo que venía, Boves y la oleada, por poco lo captura, y se defendió allá arriba, entrando a Caracas, pero también fue derrotado, y se tuvo que ir a oriente, la inmigración a oriente, y allá fue Boves a perseguirlo, era incansable José Tomás Boves, era incansable, era la furia de los pobres contra los ricos, contra los blancos incluso, y allá en las sabanas de oriente cayó José Tomás Boves.

Pedro Zaraza le dio un lanzazo en el pecho, y luego Bolívar reflexionó, y logró incorporar las masas de pobres, y de pardos y de esclavos, al Ejército Libertador, y fue así como lograron derrotar al imperio español, y no sólo derrotar al imperio español en Venezuela, sino llevar al Ejército Libertador, es decir al pueblo venezolano, es decir, a la juventud venezolana hecha ejército hasta allá hasta las cimas de Ayacucho a libertad este continente, 200 años después aquí estamos liberándolo de nuevo del yugo imperial.

Pero quiero comprometernos, yo de primero, para que en estos dos años hagamos aquí señor gobernador, a partir de hoy un gran proyecto en todo este valle, desde aquí que se cumpla, el pueblo debe estar presionando para que se cumpla un gran proyecto, un gran parque con áreas... Yo me imagino ese cerro allá, ¿cómo se llama ese cerro, por ejemplo? ¿Cómo se llama? Los de aquí. Señor alcalde ¿cómo se llama ese cerro? ¿Guacamaya?

Bueno, ¿dónde queda Cantarrana? No, es aquí mismo en San Mateo, ahí era que estaba Bolívar, en Cantarrana, defendiendo a San Mateo, Cantarrana.

¿Y el cerro El Calvario? ¿Dónde queda? ¡Ahhh en San Mateo, ahí fue que José Tomás Boves en persona logró tomar El Calvario, pero después vino el hijo de Villapol, Villapol murió en la batalla, y el hijo que estaba herido se enteró que su padre había muerto. Y fue herido, tomó el sable de su padre muerto y dirigió el contra ataque y echó a Boves de El Calvario, y le dieron un tiro que casi matan a Boves, se lo llevaron en camilla hacia Villa de Cura, Bolívar le ordenó a Cedeño, a los pocos días, irse a Villa de Cura en una ¿cómo se llama? Una patrulla de combate de infiltración, para tratar de eliminar a Boves, pero Boves era muy astuto, estaba esperando a Cedeño, y le mandó un papel diciéndole: “Venga guapo Cedeño que lo estoy esperando...” No pudo llegar Manuel Cedeño que era un bravo. Manuel Cedeño habría de morir siete años después, allá en la sabana de Carabobo, y cuando Bolívar supo, le dijeron: “Ha muerto el general Cedeño”, dijo: “Ha muerto el bravo de los bravos de Colombia, Manuel Cedeño.”

Todo ese heroísmo va por dentro de ustedes muchachos, va por dentro del pueblo, este es un pueblo heroico, va en los genes de nosotros. Por eso más nunca más nadie le quitará la independencia a Venezuela, más nunca más nadie, truncará el camino heroico de grandeza de la Patria.

—Aplausos.

Bueno, dentro de dos años Isea, Diosdado, Rangel Silva, Mari Pili, todos y todas quiero que inauguremos aquí un monumento, yo me imagino ese cerro, por ejemplo, lleno de árboles, bosques, me imagino arriba un monumento a José Félix Ribas y a la juventud allá arriba, me imagino un paseo por todo esto, que conecto con el lago allá, la Laguna de Zuata, y que conecte allá con la Laguna de Taiguaiguai, por aquí va a pasar el ferrocarril además, aquí pudiera estar la estación del ferrocarril, o más allá, o más acá ¿ves? La estación del ferrocarril que pasará por aquí en pocos años. Ahí viene el ferrocarril, ya está llegando a Maracay, y por aquí pasará rumbo allá, de aquí hasta Paracotos, y de Paracotos: ¡Runnn! Directo a los Valles del Tuy, y de aquí de La Encrucijada.... ¡Runnn! Directo a Villa de Cura y a San Juan de los Morros el Sistema Ferroviario Nacional.

Esa es la Venezuela que está renaciendo, y este valle de Aragua tenemos que convertirlo en un emporio de producción de alimentos.

Aquí cada metro cuadrado vale oro, éstas son de las mejores tierras de Venezuela. Por eso le he dicho al mayor general Mota Domínguez ahora nuevo presidente del Instituto Nacional de Tierras, que sigamos, Elías, ahora ministro de Agricultura, rescatando cada metro cuadrado de estas tierras, las que estén ociosas, por supuesto, para ponerlas a producir alimentos para la felicidad de nuestro pueblo.

—Aplausos.

Bueno, ese es el compromiso, vamos a llamarlo el compromiso de La Victoria, el bicentenario de La Victoria.

¡Viva la juventud!

—¡Vivaaa! Aplausos.

G/B Iván Josué Hidalgo: ¡Atención fir...! ¡Al hombro ar...!

Periodista: Escuchamos un emotivo discurso por parte del presidente comandante Hugo Chávez Frías, donde hizo reconocimiento a la juventud venezolana con su ímpetu, y los exhortó a continuar defendiendo la Revolución, defendiendo la Patria. También indicó algunos proyectos para el estado Aragua.

De esta manera nosotros culminamos esta transmisión.

(Interpretación de la canción Venezuela,

por la Orquesta Sinfónica Juvenil de Aragua José Félix Ribas)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Biografías

Biografías

botones lineas de chavez
Contacto con el Socialismo (Audio)
Un Grano de Maíz
Debate Socialista DigitalPunto Final
5 Héroes Cubanos
larosablindadaboton