Jueves 18 Septiembre 2014

"Nosotros, que venimos de atrás, que fuimos conquistados, que fuimos explotados, que fuimos esclavizados a lo largo de la historia, ¡qué ideas maravillosas podemos defender hoy, qué ideas tan justas pueden ser nuestras ideas! Y podemos pensar en términos latinoamericanos y hasta en términos mundiales: ¡Qué lejos hemos llegado los esclavos!"

Fidel Castro

"Ideología es ante todo conciencia; conciencia es actitud de lucha, dignidad, principios y moral revolucionaria. ideología es también el arma de lucha frente a todo lo mal hecho, frente a las debilidades, los privilegios, las inmoralidades..."

Fidel Castro

No hay oportunidad en una Revolución para los farsantes, no hay oportunidad en una Revolución para los acomodaticios, no hay oportunidad en una Revolución para los ambiciosos, no hay oportunidad en una Revolución para los mediocres, no hay oportunidad en una Revolución para los débiles y cobardes.

Fidel Castro

Discursos Comandante Hugo Chávez

Lea el discurso íntegro del Comandante Chávez en el Encuentro con la juventud

Hugo Chávez

Presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela.

 Poliedro de Caracas Encuentro con la juventud.

Caracas, miércoles 19 de septiembre de 2012

 

Presidente Chávez: ¡Que viva Venezuela!

¡Que viva!

¡Que viva la juventud!

¡Que viva!

¡Los que quieran Patria...!

Gritería.

Ahora canta María.

¡Ajá!, qué les parece esa que dice:

(canta) Lástima que seas ajena/

y no tengo llave para abrir tu cuerpo.

Gritería.

¿Qué viene?, ¿qué hay ahora? ¡Arpa, compadre!

Presentador: El corazón de la juventud con el candidato de la Patria.

(Canción: Chávez, corazón del pueblo, interpretada por Omar Enrique, Hany Kauam y Los Cadillacs)

Presidente Chávez: ¡Los que quieran patria vengan conmigo!

Aplausos y algarabía.

Presentador: Y damos un fuerte aplauso para recibir al comandante Chávez.

Aplausos.

Estamos acá reunidos todos en Caracas en esta gran asamblea de la juventud venezolana, la juventud patriota, la juventud revolucionaria presente acá con el comandante Chávez, diciéndole al país, a esa juventud que nos escucha en los 24 estados en todos los municipios, en todas las parroquias que aquí estamos con nuestro comandante, gracias a él hoy nos educamos, gracias a él hoy tenemos un sistema alimenticio de calidad, gracias al comandante Chávez tenemos hoy un sistema de salud, gracias a usted comandante hoy nos curamos, gracias a usted comandante, hoy sembramos, hoy construimos, hoy hacemos día a día la patria socialista, aquí están comandante los diferentes sectores de nuestra juventud venezolana, está la juventud campesina, la juventud estudiantil, la juventud deportista, un saludo para ustedes muchachos; la juventud cultora, la juventud científica, la juventud ecologista, la juventud sexodiversa que está presente también acá comandante, estamos hoy acá para decirle a toda Venezuela que estamos hoy acá desde todos los municipios de todos los estados, de todas las parroquias comandante de los diferentes frentes a nivel nacional que gracias a usted hoy tenemos la educación necesaria, hoy tenemos un sistema alimenticio, antes nuestro pueblo se moría de hambre compatriotas, comandante Presidente.

Aplausos. ¡Uh, ah, Chávez no se va! ¡Uh, ah, Chávez no se va! ¡Uh, ah, Chávez no se va!

Hoy le decimos que usted está con nosotros y nosotros venimos acá a poner todos juntos, unidos, nuestro apoyo, nuestro esfuerzo para que la revolución se mantenga en nuestro país y dé continuidad para poner fin a los planes majunches y acabar con el buen vivir que hoy se ha construido en nuestro pueblo; antes nuestro pueblo no tenía educación, se moría de hambre, antes nuestro pueblo vivía en las calles, hoy, gracias a sus políticas, tiene una educación de calidad, tiene una buena vivienda, comandante, aquí estamos la juventud chavista, revolucionaria y socialista.

Aplausos y algarabía.

Bueno comandante, voy hacer acá la presentación de nuestro camarada, nuestro compatriota, tenemos acá en la parte estudiantil la educación media que hoy nos dice, que hoy decimos porque me incluyo yo también: nuestro primer voto es pa’Chávez.

Aplausos y algarabía.

El majunche anda por ahí diciendo que él es lo nuevo cuando sabemos de dónde viene, de qué pozo es ese caimán, hoy nosotros le decimos por todo lo que ya hemos hablado y muchas cosas que aún faltan por construir por usted nuestro comandante y nuestro pueblo que hoy gobierna a nuestro país, hoy le decimos: Chávez es otro beta, por eso lo aman.

Aplausos y algarabía.

Bueno comandante, tenemos distribuido en nuestra asamblea de la juventud venezolana, la juventud patriota tres tarimas, nos acompañan los compañeros deportistas en la primera tarima, un saludo para ustedes.

Aplausos.

Los muchachos tienen un regalito para usted Presidente en las distintas tarimas, nos acompañan los compañeros en la tarima de educación, ciencia y tecnología.

Aplausos.

Tenemos acá la tarima urbana, una tarima que se ha creado, hoy la tenemos acá representada, un saludo a ustedes muchachos, gracias al apoyo que usted le ha dado a los frentes juveniles.

Aplausos.

Sí, son el público urbano, puesto que antes en la cuarta república que el muchacho no era gente, esos muchachos hacen arte, hacen espectáculos, tienen grandes dones que antes no se les reconocía y gracias a usted comandante, a su apoyo, hoy están constituidos en organizaciones, en frentes, ese es el poder popular camarada, comandante presidente.

Aplausos.

Bueno comandante, tenemos en la tarima del deporte, nos va a saludar la camarada Karla Magliocco, quien es boxeadora y gracias a las políticas de inclusión a la mujer, es la primera mujer boxeadora en la historia del boxeo olímpico, quinto lugar en los Juegos Olímpicos Londres 2012 y trajo a nuestra patria un diploma olímpico. Un aplauso para la camarada.

Aplausos y algarabía.

Karla Magliocco: ¡Te amo Chávez! Muy buenas tardes, muy buenas tardes, Presidente de la República, al ministro Héctor Rodríguez, a todas las personalidades importantes que conforman esta revolución que hace patria en nuestro país; muy buenas tardes a nuestros camaradas atletas, a esta juventud que embarga este Poliedro.

—Aplausos y bulla.

Presidente Chávez: ¡Bravo!

Karla Magliocco: Presidente, hoy mi corazón se llena de gozo y de alegría al poder cumplir uno de mis más grandes sueños que es poder verle en persona, tengo mucho tiempo deseando verle y de verdad que me lleno de emoción.

—Aplausos y algarabía.

Presidente Chávez: Bueno, pero ven acá para darte un beso, ajá, ahí viene Karla Magliocco, campeona, nuestra campeona olímpica.

Aplausos.

Llanera de Portuguesa ¡viva Karla!, ¡viva el deporte!

¡Viva! Aplausos.

Karla Magliocco: Usted me deja sin palabras (risa), aquí no puede haber protocolo o algo porque se le olvida a cualquiera nada más con su presencia.

Presidente Chávez: Mira, yo te voy a decir algo, yo que vi, nosotros vimos todas tus peleas ¿verdad?

¡Síiii!

Para nosotros, para nosotros aquí, tú eres medalla de oro, campeona, campeona, nuestra campeona del alma.

Aplausos.

Un saludo a todos los atletas olímpicos que están aquí con nosotros ya todos en Venezuela, por allá está también, mira Daniela, Daniela Larreal, Alejandra Benítez, campeonas, campeonísimas.

Aplausos.

Bueno Karla, ¿qué más vas a decir?

Karla Magliocco: Bueno, el discurso sería largo pero eso se lo dejo a usted (risa), yo quiero expresarle mi más sincera admiración, de verdad que me siento muy honrada de estar acá, de poder estrechar su mano porque, como le dije y se lo manifiesto a todo el pueblo venezolano, tengo años queriendo conocerlo, usted ha sido nuestro líder a lo largo de esta revolución y hoy día quiero expresarle a usted nuestro Presidente que el pueblo venezolano, que la juventud venezolana y que el colectivo del deporte se siente comprometido con esta revolución y le damos nuestro total respaldo al revolucionario Hugo Rafael Chávez Frías este 7 de octubre les hago el llamado.

—Aplausos y algarabía.

Les hago un llamado a todos los venezolanos, a todos nuestros compatriotas que hemos sido fiel testigo de que nuestro Presidente nos ha cumplido a lo largo de su período, no solamente en el deporte, de lo que yo puedo hablar con total franqueza, sino también en el sector salud, en el sector empleo, en el sector vivienda, en el sector alimentación, en el sector en lo que respecta a la educación usted, señor Presidente, ha enriquecido nuestro país porque ha hecho que todo sea en beneficio del pueblo, no como lo era antes con la IV, hoy día el pueblo venezolano es el que se beneficia gracias a esta revolución, así que este 7 de octubre con nuestro presidente Chávez. ¡Viviremos y venceremos!

—Aplausos y bulla.

Presentador: Presidente, ahora en la tarima de educación, ciencia y tecnología nos acompaña el amigo Ricardo Javier Gómez, quien es ingeniero electrónico de la Unefa, una universidad creada en revolución, el compañero se destaca creando vehículos y dispositivos no tripulados, ha tenido un desarrollo en la parte de dispositivos electrónico, bueno, esperamos que sea él mismo quien nos explique todos esos avances que él ha brindado a nuestra patria.

Ricardo Javier Gómez: Comandante Chávez, ¡viva Chávez!

¡Viva! Aplausos y algarabía.

Hoy la ciencia y tecnología está al servicio de la sociedad, los jóvenes de esta patria estamos desarrollando ciencia y tecnología para satisfacer las necesidades de la patria, para satisfacer las necesidades de la sociedad porque, claro, era antes que la ciencia y la tecnología sólo la manejaban las élites, hoy no, hoy la manejan el pueblo así como maneja diversas áreas.

—Aplausos y gritería.

Estoy profundamente agradecido con usted, en nombre de toda esta juventud le doy las gracias por habernos incluido a la educación universitaria, por haber abierto universidades como la UBV, como la Unefa.

Aplausos.

En la Cuarta República un joven como yo, que vengo de Catia, éramos excluidos, tener un sueño de entrar a una universidad, era un sueño muy lejano, era un sueño que a veces era inalcanzable pero hoy, gracias al comandante Chávez tenemos educación para todos.

—Aplausos y algarabía.

Es esa derecha venezolana la que nos tildó y nos sigue tildando de flojos, a veces hasta de brutos, insultándonos, pero hoy es esta juventud la que le demuestra cómo se construye el sueño de Bolívar, la patria soñada.

—Aplausos y algarabía.

Nos tildaron de mediocres, dijeron que la educación que se impartiría en las universidades que usted creó sólo formaría profesionales mediocres, hoy le doy las gracias porque gracias a su proceso he podido representar dignamente no sólo a la Unefa sino a Venezuela en competencias internacionales de tecnología y robótica donde hemos quedado en los primeros lugares.

—Aplausos y bulla.

Es hoy que la juventud sabe que se le devolvió el derecho a poder desarrollarse, es hoy que estudiantes tecnólogos y científicos…

Presidente Chávez: ¡Hey compadre…!

—Aplausos y gritería.

Aquí están los campesinos, trabajadores, trabajadoras y científicos, ven acá, tú estabas hablando de un robot…

Ricardo Javier Gómez: Sí, es así.

Presidente Chávez: ¿Y dónde está el robot?

Ricardo Javier Gómez: Está aquí, está aquí.

Presidente Chávez: Ajá, ¿dónde está el robot?

¡Portuguesa, Portuguesa, Portuguesa!

Portuguesa, Portuguesa, Portuguesa (risa) Mira, por aquí está el robot, ya va, ajá, ¿lo están viendo el robot?, mira, ¿con qué materiales tú haces eso?, ven María.

Ricardo Javier Gómez: Algunos son materiales nacionales, otros son materiales traídos de China, todo es un desarrollo nacional, todo es una inventiva nuestra desarrollada en esta patria, tenemos un grupo de investigaciones en la Unefa, donde socializamos...

Presidente Chávez: ¿Tú estás estudiando, o ya te graduaste?

Ricardo Javier Gómez: Estoy esperando por mi acto de grado. Ya terminé mi ciclo, mi carga académica.

Presidente Chávez: ¿De qué?, ¿de Ingeniería?

Ricardo Javier Gómez: Electrónica, Ingeniería Electrónica.

Presidente Chávez: Ingeniería electrónica, y ¿estás haciendo postgrado ahora?, ¿sí?

Ricardo Javier Gómez: Próximamente, espero.

Presidente Chávez: Próximamente. Y ese robot ¿para qué es?, ¿qué utilidad tiene?

Ricardo Javier Gómez: Este robot lo tenemos destinado, es un prototipo para el desarrollo, para implementarlo en la agricultura, para poder llevarlo a la recolección de frutos.

Nosotros, como bien he hablado, venimos evaluando necesidades...

Presidente Chávez: Recolección, ¿recolección de qué, por ejemplo?

Ricardo Javier Gómez: De frutos cítricos podría ser.

Presidente Chávez: Cítricos.

Ricardo Javier Gómez: Es un primer prototipo.

Presidente Chávez: ¿Café?

Ricardo Javier Gómez: Necesitaría otro estudio, porque la mata de café es un poco diferente.

Presidente Chávez: Sí, claro, claro. ¿Pero ya lo han probado?

Ricardo Javier Gómez: Ya estamos haciendo pruebas en lugares, podemos ver que tiene orugas, es un robot muy estable, por su condición física también lo podríamos proponer como un prototipo para la seguridad y defensa de la nación, podemos ver que tiene orugas, es muy estable.

Presidente Chávez: Bueno un aplauso, un aplauso para Ricardo, mira un científico, es un genio.

Aplausos.

Y todo su equipo, ustedes también. ¿Y ustedes son de dónde? De Yaracuy, y ¿tú? Estás viendo mira, la ciencia, la tecnología para el campo.

¡Hola muchachos!, ¿cómo están por aquí?

Gritería.

Mira cuidado con esos niños que están ahí abajo, hay unos niños por ahí, cuidado con los niños, hay unos niños por ahí, tengan cuidado. Hola niño, ten cuidado hijo mío, cuidado con los niños.

Bueno, ¿qué pasó?, ¿qué más?

Ricardo Javier Gómez: Bueno hoy, los científicos, tecnólogos estamos estudiando las necesidades que tiene el día a día el obrero, que tiene día a día el trabajador, porque si bien sabemos, la agricultura es un trabajo arduo pero nuestra intención no es separar al trabajador, no es separarlo de su lugar de trabajo, sino facilitar ese trabajo, facilitar para que no tenga desgaste físico; desgaste que a futuro no se podrá compensar con ningún dinero, y es así, que trabaja el socialismo de esta patria. Es así que tenemos que trabajar jóvenes, tenemos que trabajar pensando en la sociedad, en el más necesitado, y es así que estamos trabajando, es así que trabaja esta juventud.

Algarabía.

Presidente Chávez: Claro, es la juventud estudiosa y trabajadora, para el desarrollo del socialismo en Venezuela. Son ustedes los padres de la patria nueva. Ricardo muchas gracias pues, te felicito. Otro día me gustaría ver con detalles lo del robot y sus aplicaciones. ¿Tú has hablado con el ministro Arreaza?

Ricardo Javier Gómez: Este es un prototipo que se aprobó por la ley LOTI, es decir, gracias...

Presidente Chávez: Al apoyo financiero e institucional pues.

Ricardo Javier Gómez: Es así.

Presidente Chávez: Claro, pero tú eres el que tienes aquí, mire, más nada, aquí está mire, el coco que tiene aquí, un genio. Un aplauso para el genio Ricardo, y sigue adelante.

Aplausos.

Creo que también ustedes hacen aviones no tripulados, ¿te das cuenta? Aviones no tripulados. ¿Ah?, creo que hacen la máquina del tiempo también, ¿ah? La máquina del tiempo.

Ricardo Javier Gómez: Próximamente.

Presidente Chávez: Una máquina para volver invisible a la gente también.

¡Epa!

Algarabía.

Portuguesa. Bueno gracias Ricardo, muchas gracias, te felicito y a todos los estudiantes de Venezuela. ¡Que vivan los estudiantes!

Bulla.

Y los vegueros ¿no hablan?, ¿ustedes los vegueros no hablan ahora?, ¿ah? Bueno veguero, tú eres veguero, yo también soy veguero. ¿Quién va a hablar aquí de los vegueros? Dale pues veguero. Zamora, ¡viva Zamora! Ajá, dale pues.

Representante de los Fundos Zamoranos: Bueno comandante, nosotros somos representantes de los campesinos de la juventud, estamos hoy aquí para reiterar nuestro voto, nuestro apoyo Presidente. Estamos aquí los campesinos, los fundos zamoranos, reiterando una vez más Presidente, para el 7 de octubre su reelección a la candidatura, queremos que sea nuestro Presidente, que sea usted, usted ha dado todo por nosotros, es el momento de nosotros como campesinos de los fundos zamoranos, de la juventud representativa que ahora está aquí diciéndole: Sí al Presidente. Estamos con usted Presidente.

Presidente Chávez: ¡Bravo!, ¡bravo!, ¡vivan los campesinos!, ¡viva la juventud trabajadora!

Gritería.

Representante de los Fundos Zamoranos: Bueno mi Comandante, para complementar un poco ¿no? lo que venía diciendo el camarada acá, de verdad que el campesinado venezolano está muy agradecido con usted, por esa política de dignificar el campo, que usted ha llevado a cabo durante todo este proceso revolucionario y reiterarle el compromiso del campo venezolano, del campo yaracuyano con esta Revolución. Gracias Comandante de verdad, que pasarán mil años y le seguiremos agradeciendo y aquí está, hoy el pueblo campesino, culturizándose, preparándose para dar esa gran batalla, que es consolidarlo, en alcanzar la seguridad agroalimentaria, la soberanía agroalimentaria en nuestro país.

Comandante, sólo quiero invitarlo, quiero invitarlo a Yaracuy. ¿Cuándo va a Yaracuy Comandante?, comandante, ¿cuándo va a Yaracuy a cerrar campaña para allá? Camarada, el pueblo de Lara y Yaracuy lo esperan.

Presentador:Presidente, ahora le hacemos la invitación a la tercera tarima, la tarima de la cultura urbana.

Presidente, recuerde usted el día de su cumpleaños, que se hizo aquel hermoso acto en Petare, y usted dio su reconocimiento y felicitación a un grupo de jóvenes cultores, el grupo Beta, pues hoy, ese grupo ha crecido, ese grupo ha crecido y llena de alegría, felicidad a toda esta juventud venezolana. Allá nos espera la compañera Manuela Zárate, estudiante de las artes del fuego.

Manuela Zárate: Buenas, Presidente...

Algarabía.

Estamos aquí muy contentos, celebrando que el Presidente nos apoya, apuesta por una sociedad de iguales donde todos podemos desarrollarnos, donde todos podemos desarrollarnos desde nuestras trincheras, desde nuestras inteligencias. Por eso tributamos a sus períodos, tributamos a su mandato porque confiamos en la profundización de la Revolución en su próximo período, queremos más espacios para la cultura, más espacios para el deporte, más espacios para el desarrollo alternativo de los jóvenes.

Gritería.

Queremos que se debatan políticas de Estado, donde los jóvenes participen, donde nosotros podamos decir qué es lo que queremos, hacia qué apostamos.

Bueno y estamos aquí, estas son nuestras herramientas. Bueno primero que nada, quiero decir a quién vengo a representar, o de quién soy vocera. Estoy aquí en representación del barrio, del pueblo, de la fuerza motorizada, de los jóvenes del barrio, de las peluqueras; estamos aquí presentes los colectivos de todo el país, vengo en representación de Redadas, la Red de Acción y Distribución Artística.

Es una red que apuesta a ser un ecosistema, una industria creativa en Venezuela, donde seamos productores de narrativas, de ideas, de luchas, que no dependamos del consumismo de la cultura capitalista, de la cultura norteamericana, de nadie, tenemos estética, somos originales, somos es venezolanos y somos revolucionarios hasta la muerte.

Bulla.

Presidente Chávez: ¡Bravo Manuela! Mira Manuela, te iba a preguntar algo. Un aplauso pues para Manuela, la juventud urbana, los movimientos urbanos.

Aplausos.

Mira, ¿cómo sería esa...?, ¿cómo dijiste?, industria...

Manuela Zárate: Industria creativa alternativa.

Presidente Chávez: Creativa, alternativa. ¿Cómo sería eso? Por ejemplo.

Manuela Zárate: Bueno, mira, eso funciona así, somos colectivos en todo el país. Bueno son infinitos los colectivos por estado, por lo menos en Miranda somos como 50.

Presidente Chávez: ¿En todo el país está?

Manuela Zárate: En todo el país, en Guanare, en Zulia.

Presidente Chávez: ¿Cómo se llaman los colectivos?, ¿cómo se llaman?

Manuela Zárate: Está Alpargatas Rebeldes, La Nueva Casita, Conopoima, Tiuna El Fuerte, Los Tuyeros, Nativa, Otro Beta es posible; estamos en todos lados del país, como te digo, estamos en Zulia, en San Cristóbal, en Miranda, en Caracas, en Apure.

Presidente Chávez: ¿Y cómo sería la industria esa alternativa?

Manuela Zárate: ¡Ah!, bueno, se hace...

Presidente Chávez: Creativa y alternativa.

Manuela Zárate: Sí, ¡ah!, bueno okey, pero bueno esa industria funcionaría de esta forma, son casas en todos los estados de Venezuela, donde se hacen corredores de productos culturales, donde planteamos tener televisoras, radio, que todas repitan la misma frecuencia, donde haya un horizonte en común que es la Revolución de nuestro país, el reforzar nuestra identidad afroindígena y reforzar nuestra identidad de latinoamericanos revolucionarios; donde no queremos la invasión de la colonia, donde queremos que nuestros procesos sigan siendo válidos, donde se sigan valorando nuestras formas de hacer política, donde nosotros seamos los protagonistas de nuestras luchas. A eso apostamos con este nuevo período y estamos totalmente convencidos que es usted y agradecidos, por haber sido el Chaman que nos despertó de la pesadilla del capitalismo.

Gritería.

Presidente Chávez: Gracias, Manuela, gracias muchachos.

Manuela Zárate: Este es nuestro colectivo en Los Teques, Núcleo Endógeno Conopoima.

Presidente Chávez: ¡María! ¿Cómo se llama?

Manuela Zárate: Conopoima, es un cacique ancestral de la...

Presidente Chávez: ¡Conopoima! Conopoima.

Manuela Zárate: Un cacique ancestral, un cacique alzado, aquí están las camisas de usted.

Presidente Chávez: “Chávez está muy activo”.

Manuela Zárate: Chávez está activo, muy activo.

Presidente Chávez: ¡Más nada!

Algarabía.

Manuela Zárate: Presidente, aquí estamos con la fuerza motorizada de Los Teques.

Presidente Chávez: La fuerza motorizada

Manuela Zárate: Fuerza motorizada, ¿dónde está?

Presidente Chávez: ¡Hey!

Bulla.

Manuela Zárate: Presidente, esta es una carta. Presidente esto es una carta que le hace la fuerza motorizada, pidiendo una reunión con usted, a nivel nacional, para pronunciarse con usted, en todos sus períodos, en todos sus procesos. Ellos, eso es potencia, eso es revolución, esos son seres aguerridos, que no son malandros, que no son criminales; simplemente es una herramienta que tienen para desarrollarse y para ganar dinero.

Y seguimos aquí activos en esta guerra señores, el compromiso no es con Chávez, el compromiso es con Venezuela. Tenemos que seguir activos en este país, tenemos que ser militantes todos, esta Revolución sólo será posible si todos entendemos que somos seres transformadores, seres productores; y cuando entendemos que nuestras acciones tienen resultados transformadores, podemos notarlo cuando vemos las empresas capitalistas que no les importa nada, y no les importa contaminar un río que les va a llegar a los indígenas, pero simplemente su beneficio económico. No, los venezolanos tenemos que ser integrales, pensar en todo, en como hacemos fusionar ecosistemas justos en este país, donde todos seamos iguales, donde todos tengamos la posibilidad de hacer realidad nuestro sueño, de realizar nuestras alternativas, de realizarnos como jóvenes.

Aquí, nuestras herramientas son, las cámaras, los micrófonos, el deporte, la comunicación, la narrativa, la pintura. Entonces nosotros señores, somos una de la gente más valiosa que tiene este país, así que nos tienen que apoyar, apoyar la cultura nacional, señores, la cultura popular también.

Presidente Chávez: ¡Bravo!, ¡bravo!, ¡bravo!

Mira, la joven Manuela tiene 18 años, 18 años. Cuando yo la oigo, la veo y aquí la siento en mi corazón, cuando la oímos y la vemos, a mí, y estoy seguro que a todos, nos queda la más profunda certeza, de que vencemos y que de la juventud venezolana, seguirá haciendo la patria buena, la patria nueva, la patria joven.

Gritería.

Gracias, Manuela, que Dios te bendiga.

Manuela Zárate: Te hicimos llegar un informe, ¿te llegó? Del Movimiento como tal, de todos nuestros avances, te lo hicimos llegar con tu gente, tienen que estar pendiente, ahí está todo lo que hacemos.

Algarabía.

Presentador: Presidente, ahora tenemos acá con nosotros, al camarada Jonathan Montilla, quien es historiador, cultor y escritor, lo tenemos gracias a este proyecto socialista, a esta educación revolucionaria que se ha dado, que antes para ser cultor, para ser historiador, había que ser de la burguesía. Hoy tenemos un joven del pueblo, que es cultor, es escritor y es historiador.

¡Chávez es otro Beta!, ¡Chávez es otro Beta!, ¡Chávez es otro Beta!

Está aquí esta juventud que te acompaña, Presidente, la juventud de Venezuela.

Gritería.

La juventud socialista, la juventud patriota, la juventud revolucionaria que quiere la Patria nueva, de la mano con usted Comandante.

Ahora, nos acompaña acá Comandante, en nuestra tarima central, el camarada Jonathan Montilla, es historiador, magíster en historia latinoamericana, la que nos quieren ocultar los majunches, pero que el pueblo venezolano recuerda clarita, que es por esto que sabemos con fuerza y tesón, que el 7 de octubre vamos con Chávez.

Bulla.

Jonathan Montilla: Comandante Presidente, candidato de la Patria, tengo el honor de representar en este momento a un grupo de cultores y cultoras de toda Venezuela, mi Comandante.

Nosotros estamos organizados para defender esta Patria, para defenderlo a usted, para defender este proceso, para defender la dignidad del mundo, la dignidad de Venezuela, para defender los logros que hemos alcanzado en estos 14 años, hoy natalicio de José Félix Ribas la juventud se para a dar su apoyo, a consolidar su afecto a nuestro candidato de la Patria.

Comandante, hemos logrado algo importante, pero podemos y necesitamos consolidarlo. En este momento, el pueblo está de pie con la frente en alto gracias a usted. Yo recuerdo, y nuestro pueblo creador recuerda estas palabras del “Arañero”, ese hombre que ha levantado la dignidad de los venezolanos y las venezolanas, que hoy podemos decir con orgullo, que somos un pueblo orgulloso de nuestras culturas, de nuestros valores, que rescatamos nuestra identidad, nuestra memoria, nuestro amor por la historia; por ese proceso que hace 200 años consolidó un sueño, el sueño de Patria.

Presidente Chávez: Tú eres historiador y ¿te llamas?

Jonathan Montilla: Sí señor, Jonathan Montilla.

Presidente Chávez: Jonathan, joven académico, investigador, historiador, y nos está recordando con todo lo que nos está diciendo, algo muy importante juventud venezolana, hoy es aniversario del nacimiento de José Félix Ribas.

Algarabía.

¡Viva José Félix!

¡Viva!

Uno de los más grandes revolucionarios.

Jonathan Montilla: Así es, comandante.

Presidente Chávez: De la primera etapa de la Revolución Bolivariana.

Pero sigue, adelante por favor.

Jonathan Montilla: Yo le quería decir que gracias a este proceso, Comandante, nosotros hemos logrado la inclusión de cultores y cultoras, la seguridad social para aquellos cultores, jóvenes cultores que ahora tienen la posibilidad, sin patrono, de cotizar ante la seguridad social.

Hoy hemos logrado gracias a este proceso, tanto, tanto, como por ejemplo la dignificación de nuestra diversidad cultural, todo ese ejército de jóvenes que están rescatando nuestros ancestrales valores, los diablos, los jóvenes Diablos de Yare por ejemplo, la diablada; toda esa gran diversidad cultural.

Presidente Chávez: Yo soy, yo soy diablo, yo soy diablo pero de Sabaneta.

Gritería.

Allá también hay unos diablos, los Diablos de San Hipólito. Desde niño yo era diablo, uno se ponía una... ¿no están los Diablos de San Hipólito?

Bulla.

¿Ah? Y después tú sabes, después me mandaron unos días por Yare y aunque estaba preso allá, también me hice Diablo de Yare, Diablo de Yare. ¿Tú eres diablo de dónde?

Jonathan Montilla: No, yo soy diablo de Boconó.

Presidente Chávez: ¿De Boconó eres tú?

Jonathan Montilla: Sí señor.

Presidente Chávez: ¿Tú eres de Boconó?

Jonathan Montilla: Yo soy de Boconó.

Presidente Chávez: ¡Ah! Boconó, ese es uno de los lugares más preciosos de este planeta.

(canta) Vámonos pa’ Boconó/

vámonos montaña arribaaa...

¿Qué más?, ¿tú no eres de Boconó, pues?

Jonathan Montilla: Sí.

Presidente Chávez: Esa canción es… Por ahí pasó Bolívar un día, por Boconó. Y Alí Primera grabo esa ¿no? Pero, ¿se la saben?, ¿no se la saben? Ustedes es puro rap y cosas de estas. No. Ven, ven, cántamela, ven, ven. ¡Robexa!, cántamela aquí a capela.

(Canción: “Abran la Puerta”, interpretada por Robexa a capela)

Presidente Chávez: ¡Eeeeje!

Jonathan Montilla: Bueno, gracias a este proceso revolucionario que usted ha liderado Comandante, hemos logrado democratizar la gestión de la cultura. Como lo decía la compañera del movimiento de la juventud urbana, antes... Nosotros hemos logrado que la cultura se apodere, organizado, que el pueblo organizado se apodere de la gestión de la cultura.

Antes, el presupuesto de la cultura se quedaba sólo en Caracas, el 90 por ciento del presupuesto de la gestión cultural del gobierno, era repartido solamente por una elite, ahora el presupuesto de cultura de la nación está difuminado por todo el país, y hemos logrado rescatar con dignidad aquellos cultores que se paran por todo el país, comandante, yo se lo quiero decir porque es hermoso y usted lo ha vivido, y todos los jóvenes lo saben, los cultores se paran, no tienen vergüenza, con dignidad lo dicen todo el tiempo: «apoyamos a nuestro comandante, apoyamos a nuestro “gallo”, nuestro “gallo” que jugamos el 7 de octubre, el “gallo” Hugo Chávez».

—Gritería y aplausos.

Comandante, yo creo que uno de los principales logros de esta Revolución ha sido el impulso que ha tenido la juventud en la cultura, esta inmensa juventud que es creadora, que son creadores de valores, de ideas, de bienes; esos bienes que aseguran la independencia de nuestro país. Ese bien, que es nuestra independencia, que es el principal objetivo histórico que está planteado en el Programa Socialista de la Nación 2013-2019.

Comandante, nosotros tenemos el enorme reto de descolonizar la cultura, estamos con usted, asumimos ese reto, y este 7 de octubre vamos a demostrar, la juventud revolucionaria, que la Revolución se respeta y que Hugo Chávez es nuestro Presidente.

Comandante, mi gratitud, mi orgullo por estar aquí.

Muchas gracias.

—Algarabía y aplausos.

Presidente Chávez: Muchas gracias, muchas gracias, muchas gracias hijo mío.

Presentador: Ahora, juventud nos preparamos con fuerza y entusiasmo para escuchar las palabras de nuestro comandante presidente, Hugo Chávez, corazón del pueblo, candidato de la Patria.

—Gritería y aplausos.

(Himno nacional de la República Bolivariana de Venezuela: Gloria al bravo pueblo, interpretado por el candidato Chávez y el público presente)

Presidente Chávez: ¡Viva la juventud!

¡Viva!

¡Viva Venezuela!

¡Viva!

¡Viva la Revolución!

¡Viva!

¡Viva el socialismo!

¡Viva!

Juventud, juventud. ¡Viva la juventud!

¡Viva!

Estaba recordando ahorita cuando yo le cantaba a María esa canción que dice:

(canta) Duérmete mi niña que tengo que hacer/

lavar los pañales y hacer de comer.

Duérmete mi niña, duérmete mi amor/

duérmete pedacito de mi corazón.

—Gritería y aplausos.

Bueno, bueno, bueno, ¡qué jornada tan hermosa esta de este día de hoy aquí en el Poliedro! ¡Qué juventud esta! ¡Juventud, divino tesoro! La juventud de la Patria, la juventud patriota. ¡Viva la Patria joven!

¡Viva!

¡Viva la Patria nueva!

¡Viva!

Bueno, hemos estado escuchando, oyendo distintas reflexiones de un grupo de jóvenes deportistas, intelectuales, historiadores, científicos, campesinos, productores, trabajadores, lideresas de los movimientos urbanos, con una impresionante claridad de conceptos, con una impresionante fuerza que brota de lo más profundo del corazón y de la conciencia de la juventud patria de hoy.

Muchachos, muchachas, yo primero que nada quiero agradecerles infinitamente tanto amor, todas esas manifestaciones de amor, esas canciones, esas palabras. ¡Amor, con amor…!

¡…se paga!

¡Se paga! Sigámonos pagando amor con amor, y cada día habrá más y más y más amor. Y ese amor cada día se irá encarnando más y más en la Patria nueva, en la Patria buena, en el socialismo.

Grito de consignas.

¡Qué alegría! Vamos a mandarle una bulla a Venezuela, muchachos, muchachas.

Bulla.

¡Qué alegría, qué fuerza! ¡Qué fuerza la de ustedes, muchachos! Muchas gracias, pues, les decía, por todas esas manifestaciones de amor, de apoyo, de afecto, que yo les respondo a ustedes con más amor y con más compromiso de dedicar toda mi vida al servicio de la Patria nueva que ustedes encarnan, muchachada venezolana.

Joven: ¡Viva Chávez!

Presidente Chávez: Luego, luego, mientras yo los veo, los oigo, las veo, las oigo cantando, bailando, argumentando, explicando, me doy cuenta definitivamente de algo que es —desde mi punto de vista— de lo más importante que haya ocurrido en estos últimos 20 años; algo muy importante muchachas, muchachos. Miren, porque bueno yo viví mis 15 años, yo viví mis 20 años…

(canta) Tú tenías quince años/

yo no había cumplido aún los dieciséis/

desde entonces soy feliz/

tal y como lo soñé.

Gritería.

(canta) Nunca olvidaré en mi vida

la emoción primera del invierno aquel

la emoción que yo sentí

al acariciar tu piel.

Tú tenías quince años/

yo no había cumplido aún los dieciséis/

Yo viví mis 15, nosotros vivimos nuestros 15, nuestros 16, nuestros 20años. Y siempre he creído, desde hace varios años, que de alguna manera a nosotros, a la generación a la que yo pertenezco, nacida por los años 60, a mitad del siglo XX, a nosotros nos robaron el futuro; nosotros caminamos con mucha dificultad los años 60 por ejemplo. ¡Ay los años 60! Uno despertaba a la vida, la adolescencia. Pero resonaban, resonaban de distintos ámbitos voces, conflictos, los años 60. Comenzaba la Revolución cubana, vino después el Mayo Francés, brotaron las guerrillas venezolanas; vinieron después los años 70, ya a mí me sorprendió la década ahí de cadete en la Escuela Militar, comenzando los 70, a los 15, 16 años.

Y caminamos los 70, y caminamos después los 80, y entramos en una crisis profunda, y veíamos cómo la Patria se nos iba, como nos robaban la Patria. Finales de los 80, nacían ustedes, o inicio de los 90. ¿Quiénes aquí nacieron a finales de los 80, por ejemplo?

Algarabía.

¿Quiénes aquí nacieron a inicios de los 90?

Bulla.

La mayoría. Tienen 20 años, un poquito más, un poquito menos, ¿verdad?

Pues, bien, lo que les voy a decir, que me doy cuenta, me vengo dando cuenta, es que así como mi generación fue en buena medida, en buena medida, no totalmente; pero fue en buena medida anulada, anulada por el capitalismo, fue alienada, fue comprada, fue aniquilada también. A mi generación la destrozaron. Nosotros somos una especie de sobrevivientes de la catástrofe, los que aquí estamos cruzando ya los 58, rumbo a los 60, o más allá.

Ustedes en cambio, ustedes que nacieron en medio del huracán; ustedes que nacieron casi con “El Caracazo”, ustedes que nacieron casi con el 4 de febrero y el 27 de noviembre de 1992, ustedes vinieron al mundo cuando llegaba de nuevo ¡la Revolución en Venezuela! ¡Son ustedes hijos de la Revolución! ¡Hijas de una Revolución!

Gritería.

Y ustedes, y esto a mí me llena de orgullo, porque yo veo a cualquiera de ustedes, es como ver a María, mi hija, que se multiplicó, y ahora son millones de Marías. O veo a cualquiera de ustedes y veo a mi hijo Hugo, y veo que se multiplicó, y es como millones. Yo los veo a ustedes así, yo los siento a ustedes así, ¡hijos e hijas de esta lucha, de esta siembra, de esta batalla, de estos caminos!

Aplausos.

Hijos e hijas de nuestro tiempo, de nuestra lucha, de nuestro esfuerzo; y por qué no decirlo también, del sacrificio de muchos de nosotros, de muchos de quienes nos han acompañado en esta larga jornada.

Ahora, orgulloso me siento yo, como padre, de verlos a ustedes aquí, y no sólo verlos y verlas, sino sentirlos, sentirlas, percibirlos, percibirlas, yo por supuesto no viví sino del 54 para acá, pero un poco conozco la historia de mi país, la historia de nuestro país. Y lo que voy a decir creo que no lo he dicho nunca antes con esta contundencia, pero es porque ahora es que me estoy dando cuenta plenamente, son ustedes, muchachas y muchachos, que hoy tienen 20, o un poquito menos o un poquito más, la mejor de todas las generaciones que por esta tierra venezolana han pasado.

Gritería y aplausos.

¡Son ustedes hijas, son ustedes hijos, la mejor de toda las generaciones de venezolanas y venezolanos que por esta tierra han pasado en 500 años de historia conocida!

Joven: ¡Viva Chávez!

Presidente Chávez: Y eso se lo han ganado ustedes, porque ustedes han venido asimilando, asimilándose, dándose cuenta de, a pesar de las dificultades que en este mundo de hoy existen, para darse cuenta verdaderamente de las cosas… Mira, qué niño tan chiquitico. ¡Cuidado!

¿Cuántos días tiene ese niño? ¿Ah?

Jóvenes: ¡Chávez! ¡Chávez! ¡Chávez!

Presidente Chávez: Dos meses. ¿Cómo se llama? Tráelo para acá, tráelo para acá. ¡Ten cuidado, ten cuidado!

Mira, allá hay dos niñas, parecen morochas. ¿Son morochas? ¡Ah!

Mira, que niño tan chiquito. ¡Pero y la mamá, chico! ¡Ajá! ¿La mamá está ahí? Pero ten cuidado. ¿No hay un paso por debajo ahí? ¡Ajá! Tengan cuidado.

Deja a los niños que vengan. “¡Niños, venid a mí!”, dijo Cristo un día. Que vengan los niños a mí. Parafraseo a mi Señor.

¡Déjala quita! ¡Ajá! Ahí viene. ¡Ajá!, mira, vienen los niños, vienen corriendo los niños del mundo, vienen corriendo los niños gorditos, chiquiticos, cabezones… ¡Ajá!

¿Cómo se llama? ¡Ivana! Es una niña, Ivana, Ivana Valentina.

¡Venga, mi reina! ¿Y cuántos días tiene esa niña? Dos meses.

Siéntate por allá, pues. ¿Ya la diste comida? Dale comida, dale comida a la niña, está muy chiquita.

Mira, este niño me trae a Bolívar. Mira. ¡Viva Bolívar!

¡Viva!

¡Vivan los niños! ¡Vivan las niñas!

¡Ajá! Pero no lloren, no lloren. ¡Ajá! Mi negra bella. ¡Hola, compadre!

Ahora, les pido que se sienten ahí. Mira, siéntense ahí. Siéntense ahí, mira en la escalera. Mira, ahí se pueden sentar. ¡Ajá!, ¡ajá! Búsquenle un helado ahí. A ver si consiguen helado, un refresco.

Ayúdame aquí, alguien que me ayude a sentar a los niños. Que se sienten ahí. Allá también se pueden sentar, mira. ¡Ajá!, eso es. ¡Déjala quita que ahí viene también! ¡Ah! Estas están es jugando ahí.

Ahí viene… éste es un grandecito ya. ¡Chócala, compadre! ¡Ajá! Tú te pareces al “Arañero de Sabaneta”.

Bueno, entonces fíjense, fíjense lo siguiente… ¿¡Cómo están allá arriba!?

Gritería.

¡Una bulla para los niños y las niñas!

Bulla.

Entonces ellos van a ser mejores que ustedes. ¿Cierto?

¡Síiii!

Estos niños y estas niñas van a ser mejores que todos nosotros…

Grito de consignas.

¿Qué dicen ustedes?

Grito de consignas.

¿Falcón?

Algarabía.

¡Ajá! Ahora, fíjense muchachos y muchachas, sé que tienen aquí toda la tarde, discutiendo, cantando, bailando; yo no voy a hablar mucho, y además están estos niños aquí, que tienen que volver a casa. Pero fíjense, muchachos, yo les quería decir eso a ustedes, jóvenes campesinos, jóvenes estudiantes, jóvenes deportistas, jóvenes cultores, jóvenes trabajadores, jóvenes urbanos, de los movimientos urbanos, jóvenes del campo; jóvenes civiles, jóvenes militares, son ustedes —así lo creo yo— la mejor generación que por aquí pasado. Por tanto, por tanto, actuando como ustedes han venido actuando, cada día con más conciencia, cada día con mayor compromiso, cada día con mayor unidad, dentro de la diversidad hermosa de la juventud, dentro de la heterogeneidad hermosa, necesaria, de la juventud, de los movimientos juveniles, ustedes, yo estoy seguro ya, que van a concluir la tarea, ustedes van, con sus propias manos, engranadas con sus corazones y sus almas, a construir la Venezuela socialista de todo el siglo XXI.

—Gritería y aplausos.

Yo sé que lo van a hacer, no tengo la menor duda.

Sólo cuenten conmigo, toda mi vida, con todas mis fuerzas, me pongo a la orden de ustedes para acelerar y para profundizar en los próximos años la construcción de la Patria de ustedes, que es la Patria socialista, la Patria nueva, la Patria Grande, la Patria buena.

Algarabía.

De allí, muchachada heroica, bonita y buena, la importancia de la coyuntura que hoy estamos viviendo.

Hoy es 19 de septiembre, lo que quedan ya son 11 días de este mes y 6 días de octubre para el amanecer del 7 de octubre.

Pues, bien, nosotros no podemos perder esa batalla, estamos obligados a triunfar, a vencer, como dijo el cumpleañero de hoy, José Félix Ribas, precisamente a los jóvenes que fueron a batallar en La Victoria, les dijo aquello, ustedes lo saben, muchachos no podemos optar entre vencer o morir, necesario es vencer y nosotros venceremos.

Aplausos y algarabía.

Para ello, juventud patriótica, juventud venezolana, yo les pido que ustedes con esa energía súper atómica que tienen, con esa inteligencia, con esa conciencia les pido que echen el resto, que se den al máximo todos estos días y noches que quedan de septiembre y de octubre, oíste, oíste, tú también, despliéguense por todas las calles, por todas las avenidas, sigan conformando las patrullas Carabobo 1 x 10, sigan convocando a todos los deportistas, a todas las estudiantes y los estudiantes, a toda la juventud trabajadora, la juventud obrera, a toda la juventud en fin, a los movimientos urbanos, a los movimientos rurales a lo largo y ancho de todo el país, sigamos organizándonos de manera perfecta, sigamos dando estos días que quedan, estas noches que quedan la batalla perfecta, la campaña perfecta para que demos el 7 de octubre la batalla perfecta y para que obtengamos el 7 de octubre la victoria perfecta.

Aplausos y gritería.

Ustedes, así como han hecho mucho, mucho más tienen que hacer en estos días (risa).

¡Uh, ah, Chávez no se va! ¡Uh, ah, Chávez no se va! ¡Uh, ah, Chávez no se va!

¡Ay los niños! ¿Cómo fue que dijo José Martí?, José Martí dijo: “un niño ríe y se abren las puertas de los cielos…”. Cuando un niño ríe, cuando una niña ríe, y todo lo que estamos haciendo es para ustedes jóvenes y para ellos y para ellas, para dejar atrás definitivamente, como lo dijo Manuela, el capitalismo que es la perversión y es la maldición para los pueblos y para construir, seguir construyendo el socialismo, el reino de Cristo, digo yo que soy cristiano en esta tierra, el socialismo, el reino de la igualdad, el reino de la felicidad, el reino de la paz, nosotros somos garantía de paz, de felicidad y eso sólo se logra en el socialismo.

La revolución, ustedes lo saben, ha hecho bastante por la juventud, ya lo decía el compañero de Boconó, educación, deporte, lo decía también la compañera Magliocco, Karla Magliocco, deporte, salud, educación, empleo, oigan ustedes, pongan atención los jóvenes lo que está pasando en Europa, el desempleo juvenil en España ya pasó del 50 por ciento, la pobreza, el capitalismo golpea sobre todo a los jóvenes porque les cierra el futuro, como lo dije, les roba el futuro, el socialismo le devuelve a la patria el presente bueno y el futuro grande. Muchachos, muchachas, gracias por tanto amor, muchachos, muchachas todo mi amor para ustedes, todo mi corazón, muchachas, muchachos, cuento con ustedes para el 7 de octubre, muchachas, muchachos, cuenten con Chávez para toda la vida.

Aplausos y algarabía.

¡Que viva la patria!

¡Que viva!

¡Que viva la juventud!

¡Que viva!

¡Que viva Venezuela!

¡Que viva!

¡Que viva el socialismo!

¡Que viva!

¡Hasta la victoria siempre!

¡Venceremos!

No podemos optar entre vencer o morir, necesario…

¡…es vencer!

¡Y nosotros…!

¡…Venceremos!

Todo mi amor muchachos y muchachas, que Dios los bendiga.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Biografías

Biografías

botones lineas de chavez
Contacto con el Socialismo (Audio)
Un Grano de Maíz
Debate Socialista DigitalPunto Final
5 Héroes Cubanos
larosablindadaboton