Miércoles 26 Noviembre 2014

"Nosotros, que venimos de atrás, que fuimos conquistados, que fuimos explotados, que fuimos esclavizados a lo largo de la historia, ¡qué ideas maravillosas podemos defender hoy, qué ideas tan justas pueden ser nuestras ideas! Y podemos pensar en términos latinoamericanos y hasta en términos mundiales: ¡Qué lejos hemos llegado los esclavos!"

Fidel Castro

"Ideología es ante todo conciencia; conciencia es actitud de lucha, dignidad, principios y moral revolucionaria. ideología es también el arma de lucha frente a todo lo mal hecho, frente a las debilidades, los privilegios, las inmoralidades..."

Fidel Castro

No hay oportunidad en una Revolución para los farsantes, no hay oportunidad en una Revolución para los acomodaticios, no hay oportunidad en una Revolución para los ambiciosos, no hay oportunidad en una Revolución para los mediocres, no hay oportunidad en una Revolución para los débiles y cobardes.

Fidel Castro

Discursos de Nicolás Maduro

Lea el discurso íntegro de Nicolás Maduro en la inauguración del Centro de Diagnóstico Integral (CDI) Brisas de Turumo

Nicolás Maduro

Presidente electo de la República Bolivariana de Venezuela

Parroquia Caucagüita del Municipio Sucre, Edo. Miranda

Martes, 16 de abril de 2013

Inauguración del Centro de Diagnóstico Integral (CDI) Brisas de Turumo



Periodista del Sibci: Bien, como pueden observar en las imágenes la llegada de Nicolás Maduro, el presidente de la República, a esta comunidad de Barrio Nuevo, en Turumo, en la parroquia Caucagüita del estado Miranda. Se puede observar la emoción, cientos de personas desde tempranas horas de la mañana le estaban esperando acá, para la inauguración de esta Sala de Rehabilitación Integral y Centro de Diagnostico Integral Brisas de Turumo.

Muchísimas personas niños adultos mayores se han concentrado en este lugar para apoyar al presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, dentro de pocos minutos se estará inaugurando esta importante obra que beneficia a muchísimas personas en esta comunidad Turumo de la parroquia Caucagüita, acompañado de la ministra del poder popular para la salud, Nicolás Maduro Moros saluda a los habitantes del sector, sobre todo la juventud muestra un gran aprecio por el actual presidente de la República, reconociéndolo como el hijo de Chávez, reconociéndolo como quien actualmente dirige y abandera este proceso revolucionario y de cambio que se vive en Venezuela. Para quienes nos sintonizan en este momento les recordamos que nos encontramos en la comunidad de barrio nuevo en Turumo, parroquia Caucagüita del estado Miranda, donde será inaugurado una sala de rehabilitación integral dentro del programa barrio adentro 2, esto se realiza también en el marco de los 10 años de la Misión Barrio Adentro, esta misión tan importante para la Revolución Bolivariana que fue lanzada luego de aquellos ataques contra el pueblo venezolano que realizaron la burguesía nacional con el golpe de estado del 11 de abril de 2002 y también aquel paro petrolero que impidió, que violentó el acceso a la salud para los venezolanos, muchísimos niños con energía, muchísimas personas podemos también observar personas, señoras llorando, por el hijo de Chávez en está emoción, que se vive acá, las personas tratan de tomarle fotografías también tratan de dedicarle algún mensaje de apoyo dentro de lo que va a ser esta inauguración de la sala de rehabilitación integral, se ve se siente Maduro presidente.

Nicolás Maduro: Bueno en primer lugar quiero darle un saludo a toda la comunidad de Brisas de Turumo aquí en Caucagüita, la parroquia de Caucagüita, un saludo a todos, un saludo aquí en el municipio Sucre, de toda esta Gran Caracas, estamos en el estado Miranda, realmente me sorprendió cuando venia subiendo el pueblo en la calle aquí en el municipio Sucre, aquí estado Miranda, todo esto terminó siendo una gran concentración urbana con el fenómeno de la conurbación, que llevo a que vivamos aquí en este pequeño espacio 6, 7 millones de venezolanos, desde aquí hasta Catia es un gran fenómeno, que nos une, que, el Wuaraira Repano, aquí al norte el Wuaraira Repano, y por aquí vivieron los indios Caracas también, bueno es una gran, un gran fenómeno de la Gran Caracas, llamada, aquí estamos con el vicepresidente ejecutivo yo voy a pedir una cadena nacional de radio y televisión.

Aplausos.

Para dar un mensaje al país, mientras inauguramos la sala.

(Inicio de cadena nacional)

Nicolás Maduro Todo este complejo de salud, realmente extraordinario, extraordinario, estamos en cadena nacional de radio y televisión, desde el barrio Brisas de Turumo, aquí en el municipio Sucre, nos sorprendió al subir aquí a la inauguración de este CDI, veníamos con Jorge Arreaza, nuestro vicepresidente ejecutivo ratificado, veníamos conversando la organización del gobierno que vamos a anunciar los próximos días y nos sorprendió pues un río de pueblo en la calle, el pueblo con una sola consigna, paz, paz, Patria, paz, Patria y bueno felicitándonos y felicitándonos mutuamente, por la victoria heroica que nuestro pueblo gestó en medio de una gran guerra política, económica, psicológica, eléctrica, una guerra, nosotros hicimos una campaña electoral, la derecha pro imperialista hizo una guerra contra el país, contra el pueblo, y ahora han desatado los demonios de la intolerancia, del odio, de la venganza, de la violencia, tenemos que lamentar en este momento 5 muertos, 5 compatriotas que han sido asesinados por las turbas fascistas, el día de ayer dos de ellos aquí en Baruta, en la limonera fueron atacados a bala, un matrimonio, cuando defendían un CDI, un centro de diagnostico integral que iba a ser quemado por un grupo de ordas de esta derecha fascista, intolerante, fueron asesinados a bala, desde aquí transmitimos a sus familiares nuestro dolor mas profundo, nuestra condolencia, nuestro acompañamiento igualmente estamos lamentando la pérdida de la vida de un joven tachirense, de una joven zuliana, en el estado Sucre y estamos evaluando información de 3 jóvenes más que nos acaban de avisar, esto es responsabilidad de quienes han llamado a la violencia, quienes han desacatado la Constitución y las instituciones, han vuelto a abril del 2009, del 15, 16 de abril han vuelto a la locura, al intolerancia, a la violencia, al odio, su plan es un golpe de Estado yo puedo decir hoy como balance que nuestros niños salieron a las clases, tenemos un 70 por ciento de asistencia a las escuelas, liceos, sólo en aquellos estados dónde hubo más violencia, los padres se resguardaron con prudencia, pero nuestros niños están en los liceos, en las escuelas, en la universidades nuestros jóvenes, los trabajadores están donde tiene que estar, ha fracasado el llamado a la huelga general indefinida que ellos estaban preparando para por debajo, nosotros hemos llamado al trabajo y el pueblo ha salido al trabajo, hemos llamado a la paz y hoy afortunadamente el día de hoy, hasta esta hora reina la paz, aunque sabemos que hay grupos preparados para salir a las calles a ejercer la violencia.

Hemos hablado con la Fiscalía General, para que se establezcan las responsabilidades desde el más alto nivel, o mejor dicho en el más alto nivel de quienes llamaron a la violencia, ha habido una reunión de nuestro canciller Elías Jaua, a quien estamos esperando que llegue, con el cuerpo diplomático, el cuerpo diplomático ha quedado abrumado, asombrado, por las expresiones, el día de ayer fueron atacadas las sedes del partido socialista unido de Venezuela, en Barinas, en Táchira, Anzoátegui, fueron quemadas con gente adentro afortunadamente pudieron ser sacadas a tiempo, fueron atacados urbanismos de la gran misión vivienda, como aquí en la limonera donde estamos lamentando el fallecimiento de un matrimonio, de una pareja de hombres y mujeres humildes.

Fueron atacados los CDI, los centros de diagnostico integral, que hubiera pasado si la derecha hubiera tomado el control del poder, hubiera desmantelado todo el servicio de salud de Bario Adentro, por eso dijimos vamos hoy, en el aniversario de Barrio Adentro, hoy estamos cumpliendo 10 años de Barrio Adentro, ¡Viva Barrio Adentro!

¡Viva!

¡Viva Chávez!                                                                                                 

¡Viva!

¡Viva su humanismo generoso! ¡Viva Fidel Castro Ruz!

Fidel y Chávez crearon este sistema, para el pueblo de Venezuela, que ha atendido a millones, aquí está Rogelio Polanco, ayer fueron acosados los médicos cubanos, las médicas, amenazados de muerte en varias partes del país, eran ordas fascistas organizadas, grupos que llegaban directamente, directamente a buscar y trataron de sacar por la fuerza y asesinar médicos y médicas cubanas, hay un solo responsable de esto, quien llamo a la violencia que se establezcan las responsabilidades, del caso, todo por un capricho de la burguesía amarilla de ponerle la mano al poder y de voltear la voluntad popular y la soberanía popular, que ya el pueblo estableció, yo tengo la información desde ayer que se hizo el 54 por ciento de las auditorias, y resultaron impecables como siempre, impecable la auditoria, 54 por ciento, nosotros tenemos las actas completas, las nuestras, las que recogimos mesa por mesa. Y los resultados están impecables. Ellos lo saben, el cogollo del grupo de la burguesía amarilla, que tiene ambiciones de poder desmedidas, que tiene tanto odio por dentro, y que ayer se volvieron locos llamando a la violencia, a la gente en la calle, que organizaron un plan para atacar las sedes del PSUV, los CDI, los urbanismos populares; que atacaron a bala a gente humilde que estaba en las calles, solamente por ser bolivarianos, por ser chavistas. Un plan orquestado que habíamos denunciado. Esto es crónica de un golpe anunciado.

Yo puedo decir hoy, hemos derrotado el golpe de Estado, pero ellos van a continuar intentando desestabilizar.

Gritos y aplausos.

Hoy declaro derrotado el golpe de Estado, con el pueblo y la Fuerza Armada.

Nuestro pueblo está trabajando y nosotros haciendo lo que nos corresponde. Nosotros repudiamos absolutamente toda la violencia, y a quienes la llamaron.

¡No volverán, no volverán, no volverán! ¡No volverán, no volverán, no volverán! ¡No volverán, no volverán, no volverán!

¿Qué hubiera pasado? Y yo vuelvo a hacer esta reflexión en cadena nacional, ante el pueblo hago esta reflexión, oído, ante el pueblo hago esta reflexión. ¿Qué hubiera pasado, si yo Nicolás Maduro, presidente de la República, conductor de esta patria, hijo de Chávez, me hubiera vuelto loco de odio, me hubiera vuelto loco como se volvió loco el ex candidato de la burguesía amarilla, y le hubiera dicho al pueblo: “Bueno, llegó la hora, a la calle, todos a la calle. ¡Pueblo a la calle! Vamos a bajar todos a la calle”. ¿Qué hubiera pasado en este país?

Yo llamo a la reflexión. ¿Qué hubiera pasado en este país si nos hubiéramos vuelto locos? Y millones de hombres y mujeres hubieran salido a las calles como hace once años, el 13 y 14 de abril. ¿Qué hubiera pasado si yo hubiera dicho: “A quemar las sedes del partido amarillo”. ¿Qué hubiera pasado en este país? Irresponsables. Yo los comparé con la época de la Alemania nazi y no me pelé, quizá me quedé corto. Si ustedes hubieran tomado el poder hubieran venido a una cacería de brujas a asesinar al pueblo, pero no fue así, el pueblo fue sabio y ganamos en buena lid. Fuera una victoria constitucional, popular, legal, avalada por un Poder Electoral y por todo un mundo que vino a ver las elecciones. Y usted —señor amarillo— se ha portado fuera del margen de la Constitución y la ley y usted tiene que responder ante la Constitución, ante la historia y ante la ley, porque usted es responsable de los muertos que hoy estamos velando, usted es responsable de los muertos que hoy estamos velando.

Algarabía.

Se lo digo yo, Presidente de la República. Y usted tiene que responder por todo lo que hizo. Usted ha actuado peor que Carmona Estanga, usted se parece más a Carmona Estanga que otra cosa. Así de sencillo. Nosotros no vamos a ceder al chantaje, a la violencia. No. Condenamos el chantaje, la violencia, la intolerancia y el odio. Y llamamos al pueblo a la paz. ¡Oído, oído! A este pueblo rebelde, luchador, a este bloque mayoritario, que es el pueblo chavista, que hemos ganado 17 de 18 elecciones, que hemos derrotado golpes de Estado que dieron ustedes hace once años, que derrotamos el sabotaje petrolero, que derrotamos en el 2004 las guarimbas locas, que hemos derrotado intentos de magnicidio, que derrotamos el intento de desestabilizar cuando el Comandante en Jefe entró en período posoperatorio grave, que los hemos derrotado en todos los planos. Y que los volvimos a derrotar en buena lid, de manera constitucional, el domingo pasado, nosotros no somos chantajeables.

Nosotros llamamos a la paz. Que el pueblo me escuché donde esté, en los campos más alejados de Venezuela, por allá donde fuimos, en los barrios de Venezuela, en las comunidades, en las universidades, paz, serenidad absoluta, no caer en provocaciones, no crear provocaciones. Serenidad y paz.

La patria va a seguir su rumbo, la patria va a seguir su rumbo de trabajo, de construcción. Nosotros vamos a seguir construyendo Barrio Adentro, vamos a seguir instalando CDI en los barrios, en las comunidades; vamos a seguir trayendo médicos para el pueblo. Esto es lo que vamos a seguir haciendo.

Frente a la violencia: paz y construcción. Frente al odio: amor. Frente a la intolerancia: firmeza.

Quiero condenar en esta cadena nacional los ataques que hubo ayer a la casa personal de la doctora Tibisay Lucena, intentaron asaltar su casa. Usted, candidato derrotado, si hubieran asaltado y hubieran asesinado a Tibisay Lucena, ¿qué hubiera dicho?, ¿hubiera asumido su responsabilidad? Estoy seguro que no. Hubiera agarrado un avión y se hubiera ido pa’ Nueva York.

Casi sucedió, tenemos los videos, vamos a actuar legalmente sobre las personas que atacaron la casa de Tibisay Lucena, que lo sepan las personas. Atacaron a sus sobrinos, a sus niños. Acosaron su casa. ¿Eso es democracia o fascismo? Que saque las conclusiones nuestro país.

¿Eso es democracia o fascismo? ¿Eso se parece a Hitler o se parece a Cristo Redentor? ¿Se parece a la misericordia de Cristo nuestro Redentor? ¿A los valores cristianos de nuestra patria? O se parece a los valores de los que exterminaron al pueblo judío y quisieron exterminar a Europa entera. No estoy exagerando, estoy poniendo los puntos donde tienen estar.

Ustedes representan una corriente fascista, de derecha golpista. Y luego de simular durante años han sacado su verdadera naturaleza.

Pueden rectificar. Lo dudo. Porque tiene un plan y están siendo financiados por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, que creen que llegó la hora de destruir la patria de Bolívar, la patria de Chávez.

Fue atacada la residencia de William Izarra, padre de Andrés Izarra, casi lo asesinan a él y a sus niños chiquitos.

Fue atacada la residencia de Andrés Izarra, casi lo asesinan también a él y a sus niños. ¿Esto es democracia?

Y si nosotros nos volviéramos locos y lanzáramos todo este pueblo a las residencias de ustedes, a sus casas. ¿Qué dijera la prensa burguesa? Dijeran que éramos fascistas y seríamos fascistas si lo hiciéramos. Por eso no lo vamos a hacer jamás en la vida, puede tener garantía nuestra patria y el mundo que aquí al frente del Estado venezolano hay un demócrata, un humanista, un chavista, un revolucionario, un patriota.

Gritos y aplausos.

Un cristiano en toda la magnitud de lo que es un cristiano. Aquí en este corazón, nosotros, nosotras, porque somos un equipo, un colectivo.

Pero quiero hacer el contraste muy claro entre la conducta de la intolerancia, del odio, de la venganza, de la muerte. Lamentamos hoy cinco muertes y parece que hay otros casos que pudiéramos lamentar.

Ahora están planteándose para mañana una marcha al centro de Caracas, no se va a permitir la marcha al centro de Caracas. Ustedes no van a ir al centro de Caracas a llenar de muerte y de sangre, no la voy a permitir. Hagan lo que quieran hacer, no la voy a permitir. ¡Mano dura voy a poner frente al fascismo y la intolerancia! ¡Así lo declaro!

¡Si me quieren derrocar vengan por mí, aquí estoy con un pueblo y una Fuerza Armada! ¡Aquí estoy, listo! ¡Hagan lo que quieran hacer! Burgués, burguesito.

Aplausos.

Llamo a los medios de comunicación a la sensatez, a Venevisión, a Televen, a todos los medios de comunicación a la sensatez, defínanse con quién están: con la patria, con la paz, con el pueblo; o van a volver a estar con el fascismo. ¡Defínanse los medios de comunicación!

Gritería y aplausos.

¡Llegó la hora de las definiciones en Venezuela! O estamos don la paz, el futuro y la patria; o estamos con el fascismo y la violencia. Que se definan.

Nosotros mientras tanto, con el dolor que tenemos en el alma por la muerte de esta gente inocente, la gente humilde, los atacaron porque viven en un urbanismo nuevo que entregó el comandante Chávez. ¿Quién vive ahí? Los que vivían antes en los desfiladeros de las montañas, los más humildes y los más pobres. Yo lo dije mil veces, el odio que tiene la burguesía contra el pueblo pobre. Ellos creyeron que llegó la hora para vengarse del pueblo. No. La hora que llegó es la otra de la patria. Pasaremos estas circunstancias y estas dificultades, somos los hombres y mujeres de las dificultades, somos los hijos de Bolívar, nosotros nos crecemos frente a las dificultades. Y nos vamos a crecer una vez y le vamos a entregar a esta patria una patria de paz, de estabilidad, de tranquilidad, de vida. Así va a ser.

Algarabía.

¡Cese la violencia, cese el odio, cese la intolerancia! Que se imponga el amor, el respeto. En primer lugar a los resultados electorales; en segundo lugar… O en primer lugar diría, que se imponga el respeto a la paz de la patria, que se imponga el respeto al pueblo, a la democracia.

Grito de consignas.

Vamos entonces a inaugurar este CDI.

Quería mandar este mensaje apenas empezando esta tarde que se inicia con este sol, el calor de aquí, de esta Gran Caracas, teniendo aquí el sistema montañoso del Waraira Repano, aquí acompañado de nuestra querida ministra, acompañado de los compañeros, de Roberto, el jefe de la misión cubana en Venezuela. Los cubanos, nuestros médicos, médicas, se quedan en Venezuela, los entrenadores deportivos se quedan, como lo prometí.

Gritos y aplausos.

Y la alianza con Cuba lo que va a hacer es fortalecerse.

Querido compañero Raúl Castro, querido comandante Fidel Castro, lo que vamos a hacer es fortalecer la hermandad, aquí desde el corazón, somos hermanos de hoy, somos hermanos de ayer, con Bolívar y Martí, somos hermanos en Chávez, y seremos hermanos por los siglos que están por venir.

¡Viva Cuba socialista!

¡Que viva!

¡Viva la delegación cubana y la misión cubana humanitaria que está en Venezuela!

¡Viva! ¡Viva Chávez!

Bueno, vamos a explicar entonces, a iniciar la inauguración de este CDI. Querida ministra, adelante.

Eugenia Sader: Como no, señor Presidente. Hoy que se cumplen diez años del inicio de la Misión Barrio Adentro en Venezuela, diez años donde los cooperantes cubanos han compartido el amor y nos han enseñado lo que es la justicia social, y nos han ayudado a crecer como pueblo, por la equidad de los servicios de salud.

Diez años en los cuales el pueblo tuvo acceso a los servicios médicos, inicialmente con los consultorios populares, y ahora con estos CDI.

Este CDI, señor Presidente, es un complejo, un complejo que tiene el CDI, la Sala de Rehabilitación y las viviendas. Está funcionando desde el 13 de noviembre, empezó a prestar sus servicios al pueblo venezolano.

Nicolás Maduro: En período de instalación pues, todo el período para ir probándolo.

Eugenia Sader: Para poder instalar y probar los equipos.

Nicolás Maduro: Período de prueba.

Eugenia Sader: Período de prueba. Aquí tenemos parte de…

Nicolás Maduro: Un saludo a todos y todas.

Eugenia Sader: …los equipos de los camaradas de la zona…

Nicolás Maduro: Un gran aplauso de hermandad, un abrazo para todos.

Aplausos. ¡Chávez vive, la lucha sigue! ¡Chávez vive, la lucha sigue! ¡Chávez vive, la lucha sigue!

¡Chávez vive! Chávez vive en todo esto. Esto es obra de Chávez, esto es gracias a Chávez.

O como diría la niña aquella, esto es por culpa de Chávez.

Eugenia Sader: (risa) Así es. Y aquí la culpa que este pueblo haya crecido, haya crecido como pueblo, que tengamos nuestros consejo comunal. Ven acá, la vocera de aquí de la parroquia.

Vocera del consejo comunal: Mucho gusto, Nicolás.

Eugenia Sader: Mire, nuestra amiga Bárbara ha peleado por esta comunidad. Todos estos son voceros de acá de la comunidad, la amiga ha sido paciente, el otro; aquí hemos conversado con cada uno de ellos y tenemos aquí el consultorio de oftalmología, la consulta de medicina general, aquí está el área de emergencia. Vamos a abrir los espacios para poder entrar.

Bueno, y así este centro ya ha sido capaz de ver más de 5 mil pacientes en este período de prueba, y han salvado su vida más de ocho personas. Aquí tenemos personal venezolano, personal cubano, la directora del centro, la compañera de Leidy.

Nicolás Maduro: Leidy Laura. ¿LL Ramírez? Giménez. L.L.G. Bueno, ¿cómo están ustedes?

Eugenia Sader: Este es parte del equipo que comparte su amor todos los días y que vive aquí, y que hacen vida con las comunidades, y que hacen vida con todo el equipo.

Nicolás Maduro: Bueno, vamos a seguir viendo parte y compartir con los compañeros.

Eugenia Sader: Vengan por aquí, vamos a compartir.

Nicolás Maduro: Los invitamos para que podamos mostrar al país entero hoy, a los diez años de Barrio Adentro.

Hay que recordar que Barrio Adentro fue posible hace diez años porque derrotamos el golpe de Estado, el sabotaje petrolero. Y apenas se derrotó el sabotaje petrolero, en el mes de abril vino Barrio Adentro. En principio se ensayó en Caracas, era Freddy Bernal alcalde, y por la vía de la Alcaldía de Caracas, con Freddy Bernal, se iniciaron los primeros pasos, los 54 primeros establecimientos, módulos ambulatorios de Barrio Adentro.

Y hay que recordar que la misma derecha golpista de ahora comenzó a decir mil cosas contra Barrio Adentro y a sabotear Barrio Adentro.

Eugenia Sader: Nos decían que no eran médicos, nos decían que… Y hoy nos quieren…

Nicolás Maduro: Que eran brujos decían.

Eugenia Sader: Sí. Hoy se los quieren llevar para las clínicas privadas.

Nicolás Maduro: Sí.

Eugenia Sader: Fíjese qué emblemático es el día de hoy, que estamos abriendo este CDI, dando vida, dando amor al pueblo, hoy el primer CDI que fue inaugurado, hoy está rodeado por esa canalla opositora allá en Monagas, en Paramaconi.

Nicolás Maduro: Y ayer atacaron, atacaron varios CDI, para destruirlos, para quemarlos.

Eugenia Sader: No, pero el inicial.

Nicolás Maduro: Y el pueblo salió en su defensa.

Nosotros lo dijimos, pero esto es una cosa como crónica de un ataque y un golpe anunciado. Nosotros dijimos, si ellos llegaran a ganar, cosa que no pasó, gracias a Dios y al pueblo, iban a desmantelar todo el sistema Barrio Adentro. Bueno, la venganza es tan grande que lanzaron la gente, grupos pequeños, no es todo el pueblo, o el sector opositor, que votó por la oposición, circunstancialmente algunos, no son todos, es un pequeño grupo lleno de odio, que lo tienen organizado, de la ultraderecha. Yo le digo la burguesía amarilla, es la ultraderecha amarilla decadente y fascista. Inmediatamente el plan lo tenían, fue un acosa orquestada, sólo orquesta puede hacerse como lo hicieron. A la misma hora atacaron los CDI, a la misma hora trataron de quemar las casas, y quemaron algunas casas del Partido Socialista. A la misma hora atacaron varios urbanismos, de los que el comandante Chávez entregó de la Gran Misión Vivienda al pueblo más humilde, más pobre. Fascismo puro. Parece la época de las cacerías de Pinochet, cuando Pinochet derrocó y asesinó al gran Salvador Allende, después ellos fueron por el pueblo igualito, parecía. Claro, con la diferencia que nuestro pueblo está unido, que nuestro pueblo está victorioso, y de que aquí el presidente se llama Nicolás Maduro, que es el presidente de todos los venezolanos y todas las venezolanas.

Yo voy a ser el Presidente del amor, de la paz, de la unión. Voy a serlo. Bueno, y de la construcción de la salud del pueblo, de la educación, de la vida de nuestros niños y niñas. Aquí estamos, miren. Ayer me proclamaron, el viernes me juramento, el viernes va a haber una gran movilización del pueblo hacia Caracas, va a ser un día de júbilo, 19 de abril.

Aplausos.

Me juramento en nombre de la independencia de la patria. Me juramento en nombre del socialismo chavista, cristiano, humanista. Me voy a juramentar en nombre de todo un pueblo, que supo ser leal a Chávez. Aquí está la marca de la lealtad. Una de las marcas, la otra marca es esta, inaugurar este CDI el día de hoy, cuando cumplimos diez años de Barrio Adentro. ¡Que viva Barrio Adentro!

Aplausos.

¡Que viva la unión de Cuba y Venezuela!

Eugenia Sader: Mire, esa unión nos ha traído 32 mil cooperantes que no están apoyando para el desarrollo de estos centros. Igual más de 24 mil venezolanos trabajan en conjunto con la misión cubana. Esta es el área de enfermería y ahora vamos a pasar al área de hospitalización, donde nos vamos a encontrar a las pacientes que aquí están, nos encontramos a una paciente. Mira lo que trajimos. Mira quién está por aquí. Ella es…

Nicolás Maduro: Los vamos a dejar tranquilos, que están los pacientes aquí. Solamente la voy a saludar.

Mucha fuerza. Permíteme abrazarla. Agarra aquí el micrófono, tú sigue Jorge.

Jorge Arreaza: Bueno, emocionante el Presidente con esta paciente ¿no?

Allá afuera había una muchacha que se le salvó la vida aquí en el CDI también, llorando emocionada. Si no fuese por Barrio Adentro cuántas vidas se habrían perdido, gracias a Cuba, gracias Fidel, gracias a Raúl.

Eugenia Sader: Sí, en ese orden de ideas, con este son 561 centros de CDI y 583 salas de rehabilitación (SRI) y 35 centros de alta tecnología (CAT).

Jorge Arreaza: Correcto.

Eugenia Sader: Aquí contamos con seis salas de hospitalización, que ya han podido mantener hospitalizados aquí más de 87 pacientes.

Aplausos.

Lo importante ministra, la salud gratuita para el pueblo.

Eugenia Sader: Completamente.

Jorge Arreaza: Si la derecha llegara aquí algún día, que no lo va a hacer, bueno privatizan todo esto y empiezan a sacar…

Ven acá para que tú eches el cuento, por favor. Ella allá afuera me decía que aquí le salvaron la vida.

Eugenia Sader: Sí, yo la conozco. Bueno, cuéntale al pueblo venezolano qué ha significado para ti este CDI acá en Brisas de Turumo, en el sector de Caucagüita.

Paciente de CDI Brisas de Turumo: Bueno, sí, llegué aquí con un dolor, realmente no sabía cuál era mi dolor, llegué aquí y me metieron por emergencia, luego el doctor me dice que tenía un derrame, un tumor; luego me hacen un ecosonograma, cierto tenía un tumor, un derrame en un ovario, luego me hicieron todos mis diagnósticos, me fui para el hospital Periférico de Catia, fui operada, me sacaron la apéndice y me sacaron un ovario, me sacaron un tumor y una hernia. Tenía todos los dolores contraídos y ya tenía derrame interno. Pero sí esto es algo maravilloso, real, que nuestro presidente Hugo Chávez Frías tuvo la oportunidad de conocerlo y lo dejó, y esto no nos lo vamos a dejar quitar por nadie.

Y ahora Nicolás Maduro estamos contigo…

Eugenia Sader: Mira a quién tienes atrás (risa).

Paciente de CDI Brisas de Turumo: Me salvaron mi vida, sí. Estaba muy mal. Me fui al oncológico San Román, me salía en 66 millones mi operación, porque trabajo al Ministerio de Educación, mi póliza no cubría todo y me vine para acá y no pague ni medio, y aquí estoy, tengo un mes y dos semanas operada.

Nicolás Maduro: Este es el socialismo. Si alguien quiere preguntar qué es el socialismo: es la vida. Es salvar la vida.

Paciente de CDI Brisas de Turumo: Sí.

Nicolás Maduro: Es consolidar la vida. Es proteger a los humildes. Si alguien quiere preguntar qué es el socialismo cristiano, le decimos nosotros, los chavistas, que es el socialismo que protege a los humildes, a los olvidados de siempre, a los que fueron explotados, a los despreciados de todas las horas. Ese es socialismo, lo que yo decía. A los patas en suelo que se fueron a liberar América entera y llegaron al Potosí, y derrotaron el imperio español, a las tropas más poderosas de ejército alguno que existían en esa época. Aquí estamos nosotros sus herederos, construyendo el socialismo, la independencia, la vida, la democracia. Llamando a la paz y construyendo la paz. Y nuestro pueblo paz y trabajo, paz y trabajo.

Nosotros jamás vamos a atacar a otros hermanos, jamás el pueblo va a atacar la casa de ningún dirigente de la oposición, con cacerolas o con piedras, o tratar de asaltar. Nunca en la vida eso sucederá, señores fascistas. Ustedes pagarán ante la ley lo que han hecho, lo juro. Aquí frente al pueblo, frente a este pueblo lo juro.

Bueno, sigamos.

Eugenia Sader: Sigamos. Entonces aquí vamos a pasar al área donde tenemos la terapia intensiva. Aquí a este lado tenemos las consultas, el equipo de rayos X, el área de electrocardiograma, no sé si usted quiere pasar, señor Presidente.

Nicolás Maduro: ¡Qué bueno!

Eugenia Sader: Pase para que vea. Equipos de última tecnología que están en capacidad aquí, en esta zona, que a veces se dificultaba que el paciente pudiera salir…

Nicolás Maduro: Bueno, pero es que nunca en la vida. Quién puede pensar que aquí en esta montaña, esta colina, llamada cerro, frente (cara con cara) con el Waraira Repano, en Brisas de Turumo, podríamos decir brisas de cualquier brisas de cualquier barrio de Venezuela, los más pobres tuvieron que venir a encaramarse en las montañas porque no tenían dónde vivir en los campos. Y los abuelos se vinieron para acá a encaramarse. Y los hijos de los hijos que fueron naciendo se iban encaramando en el farallón que iba quedando, en la montaña que iba quedando, y así se constituyeron todos estos barrios, así se constituyó la Venezuela del siglo XX.

Quién iba a pensar que estos equipos estén hoy distribuidos por todo el país. Y yo digo, qué puede estar en la mente de una persona que por razones políticas de la derecha quiera venir a quemar un CDI, qué puede estar en la mente de eso.

Eugenia Sader: Perversión, fascismo. No hay otra cosa.

Nicolás Maduro: Bueno, gracias a ustedes por trabajar aquí.

Eugenia Sader: Porque aquí lo que tenemos son equipos que dan vida. Aquí tenemos el equipo de electrocardiografía, acá al lado, para hacer el electrocardiógrafo, una paciente con dolor precordial o cualquier tipo de control cardiovascular. Aquí podemos pasar a la unidad de terapia intensiva, contamos con una unidad de terapia intensiva que tiene cuatro camas, tres camas de terapia intensiva, para que el paciente que tenga en peligro su vida pueda ser atendido.

Vamos a pedirle al terapista intensivo…

Nicolás Maduro: Una de las cosas que yo iba a decir, vamos pa’ que el terapista nos explique, pero antes yo quería decir que muchas de estas cosas… Vamos a sentarnos un ratico. Aquí vamos a sentarnos para hablar sentaditos.

Yo invito al embajador de Cuba también a que se siente aquí. A Roberto, el jefe de la misión —consigan sillas—, a la ministra, al vicepresidente. Consigan unas sillas. Vamos a sentarnos un ratico aquí a hacer una mesa redonda en vivo. Ya que Rogelio es experto en mesas redondas. Porque hace frío aquí, porque es una sala de terapia intensiva.

Fíjense ustedes, esto es muy importante no sólo inaugurarlo, lo que nos preocupa siempre y le preocupaba al comandante Chávez era la vida de estos CDI y de todo lo que inauguramos de ahí en adelante, su mantenimiento, los equipos, el mantenimiento y arreglar cualquier equipo que se dañe, el surtido de las medicinas, la atención, de la calidad de vida de los médicos y médicas, que tengan su atención, su salario, que tengan sus condiciones de vida. O sea, que esto funcione de manera permanente, que la Revolución llegue, pero que no se deteriore. Porque en el deterioro de la Revolución está el peligro de que la derecha algún día pueda confundir a este pueblo ¿no?

Y además el objetivo central de nosotros es que lo que llegue se consolide. Ahora, esto es responsabilidad del Gobierno central, la asumimos plenamente, del Ministerio de Salud, la Fundación Barrio Adentro, los instrumentos de trabajo que tenemos. Correcto. Pero también es responsabilidad de los comités de salud.

Ahí es donde yo digo, hasta dónde estamos avanzando, hemos avanzado en los comités de salud popular, en las organizaciones populares que hagan todo lo que siempre se dijo: la salud preventiva, que corran por los barrios, la comunidad pues, el pueblo, el consejo comunal dirigiendo con su poder todos los CDI y todos los ambulatorios, todo. Esa es la única fórmula, la fórmula para los problemas en Venezuela es poder popular, es el socialismo. Para que esto se haga permanente, porque por la vía de la burocracia de un ministerio, bueno, siempre será un problema.

Por eso una de las rectificaciones que tenemos que llamar, yo llamo a una gran rectificación en esta materia, es todo lo que tiene que ver con la calidad para mantener todos los servicios.

El de salud, estamos ahorita en el de salud. Cómo hacemos para mantener la calidad permanente. Vamos a revisarlo. Yo llamo a que ustedes lo revisen en asambleas, cada CDI, reunión, luego asamblea con el barrio, levantar las opiniones y en el período de unos quince días yo llamo a una asamblea nacional en el Poliedro de Caracas, que vengan los responsables de todos los CDI, de todos los ambulatorios, y vengan con propuestas y podamos aprobar un plan para relanzar hacia arriba, hacia el cielo a Barrio Adentro.

Si Barrio Adentro ha sido bueno, ahora sea excelente. Yo llamo a eso, a que construyamos un Barrio Adentro excelente, con el pueblo, con los médicos, médicas, enfermeras, con todo el mundo pues.

Eugenia Sader: Bueno, Presidente, y tenemos una base, una base donde tenemos registrados 9 mil 500 comités de salud dedicados a hacer vida dentro de los centros de salud.

Tenemos que darles la orientación, con esas instrucciones suyas ese cuerpo se va a fortalecer.

Aquí hoy tenemos el gran apoyo de los equipos electromédicos de la misión médica cubana, que también tiene un equipo que revisa la tecnología y que está formando personal venezolano para hacerle mantenimiento preventivo y correctivo.

Ahí estamos viendo lo que son ventiladores, equipos de monitores cardíacos, equipos de signos vitales. Toda la tecnología que se utiliza aquí.

Pero vamos a preguntarle a la misión médica cubana cómo lo tiene distribuido, en estos minutos.

Jefe de la misión médica cubana en Venezuela, Dr. Gerardo Hernández: Bueno, yo soy el jefe de la misión médica cubana acá en Venezuela. Los equipos nuestros, como la ministra ha dicho, hay 561 CDI funcionando ya, activos, este es uno de ellos que usted está inaugurando. Como esos también tenemos 583 salas de rehabilitación, que es un complemento, porque allí realmente es donde termina de entregar ya un paciente rehabilitado y sano a su comunidad.

Tenemos 35 centros de alta tecnología. La tecnología de punta más sofisticada la tenemos nosotros al servicio de este pueblo. Y por supuesto lo más importante es que todos los servicios importantísimos que ahí se ofrecen son totalmente gratuitos. Sólo, como todos estamos claros, sólo esto sucede en Revolución.

Tenemos 18 centros oftalmológicos, donde se realizan ahí importantes tecnologías de la Misión Milagro, y que le ha gracias a eso recuperado la visión a un grupo importante de pacientes.

Nicolás Maduro: La Misión Milagro, correcto.

Jefe de la misión médica cubana en Venezuela, Dr. Gerardo Hernández: Y tenemos también un grupo importante de centros estomatológicos, donde nuestros estomatólogos también, en el mismo barrio, ofrecen este importante servicio. Nuestros consultorios, que forman parte de….

Gritos.

Nicolás Maduro: Estomatólogo es odontólogo, traducido en el Caribe a… (risa).

Jefe de la misión médica cubana en Venezuela, Dr. Gerardo Hernández: Correcto, los odontólogos de acá.

Y tenemos también, por supuesto, una estructura amplia en ópticas, que también le devuelven la visión a un grupo de personas, o le corrigen mejor dicho los defectos visuales, y que gracias a eso pues también en cada barrio tenemos desplegados ese sistema.

Nicolás Maduro: Muchas gracias.

Jefe de la misión médica cubana en Venezuela, Dr. Gerardo Hernández: Todo ello suma aproximadamente 11 mil centros, en Barrio Adentro, total. Cuando usted cuenta todo esos casos.

Nicolás Maduro: ¡Once mil!

Jefe de la misión médica cubana en Venezuela, Dr. Gerardo Hernández: A lo largo de estos diez años hemos logrado ver ya más de…

Nicolás Maduro: ¡Bueno, increíble! Esto es un milagro. Estos son los milagros de Chávez en la tierra, porque esto es gracias a Chávez y a Fidel. Bueno, y al inmenso esfuerzo del pueblo cubano.

Por eso cuando hay estas campañas xenófobas, de odio, de desprecio, yo las comparé con las campañas contra los judíos, es la misma. Digamos es la misma estructura del odio.

Contra el pueblo judío, en la Alemania nazi, se inició una campaña para justificar la matanza del pueblo judío, y echarle la culpa al pueblo judío de todo. Y así fue, cuando ellos tomaron el poder los nazis empezaron a perseguirlos, y después exterminaron a 6 millones, en el holocausto judío.

Hubo otro holocausto que fue peor que ese, el holocausto indígena, asesinaron a casi 100 millones de hombres, porque consideraban que no eran seres humanos.

Es la misma estructura del desprecio, el desprecio de clase. Una clase que se cree superior desprecia al resto del pueblo. Despreciaron a los indígenas porque ellos pensaban que no eran seres humanos, y los asesinaron, los esclavizaron.

En el caso de los judíos fue un desprecio de orden racista, religioso, ideológico. De una ideología de ultraderecha. ¡Ah! La aplaudieron. La derecha mundial aplaudía a Hitler, esa es la historia. Y lo aupaba. Hay investigaciones que el abuelo de George Bush, el que ha sido Presidente la última vez, bueno tenía en sus bancos relaciones con todos los grupos financistas de Hitler, para hablar de algo de historia. Y yo lo he comparado ¿por qué? Porque la campaña que se hizo contra el pueblo de Cuba y contra Cuba era pa’ justificar estos ataques, era para justificar que se si se mataba a un médico cubano, o a varios, que Dios los cuide y los salve, bueno salieran a aplaudir. Las personas que ellos habían inoculado con el odio salieran a aplaudir.

Como Pinochet. Bueno, ellos llegaron más allá que Pinochet, Pinochet no se atrevió a asaltar la embajada cubana. Pinochet respetó la embajada cubana. Y allí llegaron varios revolucionarios chilenos y luego salieron todos de la embajada cubana. Hasta Pinochet respetó, en la época de la peor dictadura que se haya conocido en Chile, y creo que en América Latina en los últimos cuarenta años. Ellos asaltaron la embajada cubana. Este mismo personaje asaltó la embajada cubana, siempre con un discurso doble, doble. De presentar una cara, pero por detrás viene el puñal, el momento pa’ meter el puñal. Por eso es que la campaña contra el pueblo cubano, contra Cuba, de que es un país imperialista, de que están saqueando a Venezuela, es una campaña para generar el odio suficiente para venir contra Cuba.

Bueno, afortunadamente Cuba ha resistido 55 años la agresión del imperialismo norteamericano, es un país antiimperialista, es un pueblo antiimperialista, anticolonialista. Ustedes son hombres y mujeres dignos, conscientes; que tienen unos valores patriotas, fidelistas, chavistas, revolucionarios, martianos, bolivarianos, y que están con el pueblo como misioneros.

Aplausos.

Hay que verle la cara a lo que ustedes han hecho. Podemos agradecérselo a nombre del corazón y la memoria del comandante Hugo Chávez.

Hoy llegando a los diez años de Barrio Adentro hay que ver cuántos barrios han recorrido, cuántas casas humildes han visitado. Cuándo antes a una casa de una mujer humilde se le visitaba, o de un hombre humilde, un niño humilde. ¡Nunca! En un campo, en un barrio. Y han atendido a todos.

También a la clase media, la clase media sabe que los CDI están a su orden, y van, asisten. Asisten bastante, ustedes saben, hay bastantes estadísticas. Bienvenidos y bienvenidas.

Porque los seguros privados y las clínicas, bueno, son una fuente de especulación. Ya nosotros vamos a ir a regular todo eso, seguros privados y clínicas privadas. Tienen que entrar por el aro de la economía social, del respeto al derecho a la salud del pueblo. La salud no puede ser un negocio para especular, no puede ser. Sigan ustedes trabajando en sus clínicas, se lo respetamos, pero vamos a sentarnos. El vicepresidente Jorge Arreaza tiene las orientaciones claras, vamos a ver los precios que cobran y vamos a ver también el derecho a la vida. Si llega un ser humano a una emergencia con un problema grave, ¿por qué no lo atienden? Prevalece el derecho de la vida por el decreto al lucro, ¿verdad? Tiene que prevalecer el derecho a la vida.

Eso tenemos que ponerlo muy claro, porque está en la Constitución. No, que hay que escribir otra nueva ley, bueno si hay que escribirla que se escriba, pero en la Constitución está el derecho a la vida, derecho fundamental. El derecho a la salud es un derecho fundamental, humano, es un derecho humano. Así es.

Entonces yo quiero agradecerle al embajador Rogelio, a Roberto, a todos los compañeros, antes de pasar aquí a explicar, para que la gente sepa cómo una sala de terapia intensiva puede llegar a lo más alto de la montaña más alta donde viva el pueblo. ¡Qué cosa tan hermosa! Es un milagro, verdaderamente es un milagro. Lo más bueno de todo es que el milagro continúa, la Revolución continúa. Y ahora vamos nosotros a una nueva etapa, a una nueva era de la Revolución. Nosotros. Yo soy el primer presidente chavista de la historia de Venezuela. El primer Presidente chavista. Chávez fue, bueno, todo. Y lo es todavía todo, todo, todo. No hay un segundo en la vida que no lo recordemos, que no lo necesitemos, lo llevamos aquí en el alma.

Alguna gente, lamentablemente, porque los inocularon de odio, sólo se dieron del valor del comandante Chávez después que se nos fue. Bueno, nunca es tarde, ojalá se hubieran dado cuenta antes y lo hubieran acompañado.

Nosotros somos sus herederos morales, políticos, humanos, y aquí estamos juntos y juntas, unidos estamos así. Y yo como primer Presidente chavista de esta historia voy a continuar su obra, con todo lo que eso implica. Cuenten ustedes, médicos, médicas, en todo el país; venezolanas, venezolanos, cubanos, cubanas, cuenten conmigo como Presidente; cuenten con Jorge Arreaza como vicepresidente, cuenten con todo nuestro gobierno, con toda nuestra fuerza, los recursos de la patria están en función de la salud, de la educación del pueblo y de la vida del pueblo.

Yo quería un saludo de Rogelio, una reflexión en estas horas tan hermosas que estamos celebrando, diez años de la Misión Barrio Adentro.

Embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco: Muchas gracias, Presidente. Un saludo a todo el pueblo venezolano, ministras, demás compañeros, creo que es un día histórico, trascendente para nosotros. Es la primera década de la mayor operación humanitaria y de paz que dos países juntos, hermanados, hayan podido realizar en la historia contemporánea. Eso no tiene precedentes en la historia contemporánea.

Aplausos.

Y tenemos que celebrarlo como un gran homenaje al comandante Chávez, creador de esta iniciativa; al comandante Fidel y a los que durante estos años, miles y miles de hermanos venezolanos, que han recibido a los compatriotas cubanos aquí, en los más recónditos lugares de la hermosa geografía venezolana, para venir a traer salud, vida.

Mientras otras naciones, otros gobiernos imperiales, llevan guerra, invasiones a otros lugares del mundo, Cuba y Venezuela se unen para llevar vida, paz y humanismo a su pueblo.

Nicolás Maduro: Así es.

Embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco: ¡Qué gran ejemplo el que hemos forjado nuestros dos países! Y aprovecho esta oportunidad para agradecerle infinitamente al pueblo venezolano por tantas atenciones, por permitirnos compartir con ellos esta gran fiesta de la salud, que es Barrio Adentro, ejemplo para el mundo. Y además al Gobierno Bolivariano por las muestras de solidaridad que han expresado en estos días difíciles.

Nicolás Maduro: Bueno, vamos a celebrar con un café, pues, vamos a brindar con un café. ¡En nombre de Chávez, un café a Chávez!

Aplausos.

Eugenia Sader: Vamos a preguntarle al colega qué tipo de patología….

Nicolás Maduro: Agarra tu cafecito, Eugenia, deja los nervios, agarra tu cafecito y vamos a celebrar, porque las cosas hay que celebrarlas, las cosas hay que celebrarlas. Un cafecito pa’l camarada. Otro cafecito.

Hay que brindar sanamente, en nombre de Chávez, de la historia, de Fidel. ¡Que viva Fidel! ¡Que viva Chávez! ¡Que viva la historia!

Eugenia Sader: ¡Que viva Chávez!

Nicolás Maduro: ¡Que viva Barrio Adentro! Está caliente el café. Está bueno, de paso.

Eugenia Sader: Está guayoyito. Un guayoyito sabroso.

Nicolás Maduro: Bueno, vamos a explicar esta sala de terapia intensiva. Muchas gracias, Rogelio. Realmente muy significativo, muy completa tu reflexión, tus palabras ¿no? Ahora vamos a hablar también con Roberto, porque de verdad esta es una misión que nosotros deberíamos exponer en la ONU, en todas partes del mundo. Deberíamos prepararnos con el canciller Elías Jaua —Jorge—, con el canciller Bruno, con los compañeros, todos, para salir a exponer esta gran misión de paz, de humanidad que se ha hecho aquí.

A veces nosotros, como somos humildes, nos conformamos con hacer la obra, con hacer lo que hemos hecho, pero a veces no pensamos en que esto debe conocerse. Muchas veces cuando estas cosas se conocen generan motivación para otros países hacerlo. La Misión Milagro, por ejemplo, ¿ves? La Misión Milagro está a cargo del Vicepresidente ejecutivo de la República, ahí vamos a tener sorpresas muy pronto, sobre el tema de Misión Milagro, muy positivas, muy bonitas, muy bonitas. No voy a decir más.

No las voy a anunciar hoy aquí, pero sí las vamos a anunciar muy pronto. La Misión Milagro, cuánta gente se ha atendido en Venezuela, cuánta gente ha vuelto a ver por una operación sencilla que le costaba no sé cuántos millones de bolívares, ¿ah? Y cuánta gente humilde ha venido de Guatemala, de Costa Rica, de Nicaragua. Son millones de personas de todo el continente latinoamericano, en Bolivia la cosa fue tan bien que ahora Misión Milagro estableció establecimientos en Bolivia y los bolivianos no tienen que viajar a Venezuela, más bien van de otros países fronterizos con Bolivia a operarse en Bolivia, para poner un solo ejemplo, pero aquí han venido los humildes de toda América, por eso a Chávez lo llaman el Cristo Redentor de los pobres de América porque le devolvió la vista a millones, campesinos, gente humilde que a veces no tiene ni para pagar el pasaje desde la población o el barrio que vive a la capital para tomar el avión y venir a Venezuela a operarse, ¿qué es eso?, cristianismo y todo eso se devuelve en bendiciones, en amor, en prosperidad para la patria, esa es la patria que queremos construir, la patria de los valores cristianos, de la solidaridad, del amor, toda compartida, cuántos venezolanos, casi un millón 800 mil, y cuántos latinoamericanos, más de medio millón, esto es un milagro del ALBA, y decir un milagro del ALBA es un milagro, bueno los comandantes Hugo Chávez, Fidel Castro y de todos nuestros jefe indio Evo, Rafael Correa, el comandante Daniel Ortega, los compañeros del Caribe. Vamos a escuchar algunas reflexiones a Roberto que tanto trabajo hace, y bueno, siempre con su sonrisa, su buen humor, su optimismo, adelante.

Jefe de la Misión Cubana en Venezuela, Roberto López: Bueno, yo creo que hoy es un día como se ha dicho, grande, estamos celebrando el X aniversario de la Misión Barrio Adentro, pero es que ésta es también la misión que inició y por supuesto, detrás de todo lo que fue pasando la misión médica se fueron conformando el resto de la misión que hoy está en una gran misión deportiva, educativa, de cultura Corazón Adentro, agroalimentaria y otros 23 organismos que participan también dentro de la colaboración y por supuesto todos estamos de fiesta porque somos una sola misión cumpliendo diferentes actividades. Yo creo que aquí nos hemos referido y es muy importante que a veces se dice que si se regala el petróleo a Cuba, que si nosotros, o sea, yo quiero solamente manifestarle, en este CDI la tecnología que ha puesto Cuba ha estado sobre los 700 mil, o sea, sobre los 700 mil bolívares que casi es más de 100 mil dólares que aquí hay en tecnología que ha puesto Cuba, aquí también está el servicio de nuestros médicos, de nuestros profesionales.

Nicolás Maduro: Mira nosotros vamos a salirnos de terapia intensiva porque está llegando una emergencia aquí, en vivo y directo, yo voy a despedir esta cadena, seguimos en transmisión normal por VTV porque en este momento acaba de llegar una persona que necesita los servicios de la terapia intensiva, vamos a seguir en transmisión normal y bueno, vamos a recorrer el resto del CDI para terminarlo de inaugurar y doy por terminada la cadena nacional de radio y televisión, llamo a la paz, a la vida y a seguir trabajando, gracias a Venezuela por atender el llamado a la paz, al trabajo y a la vida, muchas gracias a todos.

Aplausos.

(Fin de cadena nacional)

Eugenia Sader: …En este centro señor Presidente supera los 26 millones y medio de, no, no, sí es para que vea el bebé, ella está aquí en control, yo conversé con ella hace un rato y estaba muy contenta, el colega le está haciendo sus exámenes.

Nicolás Maduro: ¿Cuántos meses tienes?

Señora paciente del CDI: Tengo cinco meses.

Nicolás Maduro: ¿Vives dónde?

Señora paciente del CDI: Aquí mismo en Barrio Nuevo.

Nicolás Maduro: Aquí mismo en Barrio Nuevo, ¿cómo llegaste hasta aquí, en una camionetica, una moto, a pie?

Señora paciente del CDI: No, a pie, a pie.

Nicolás Maduro: ¿Cuánto echaste caminando?

Señora paciente del CDI: Cinco minutos.

Nicolás Maduro: ¿Cinco minutos?

Señora paciente del CDI: Sí.

Nicolás Maduro: Cinco minutos y si esto no existiera ¿qué harías tú?

Señora paciente del CDI: Ay, qué podríamos decirle pues, o sea, si no existiera no sabemos que vamos hacer nosotros los venezolanos sin el pueblo de la revolución bolivariana de Venezuela, yo hago parte de la Milicia Bolivariana.

Nicolás Maduro: Qué bueno, verdad ¿y traes un miliciano?

Señora paciente del CDI: Sí, estuve en la lucha ahorita en las elecciones apoyándolo a usted ya que no tenemos a nuestro comandante.

Nicolás Maduro: Apoyando la patria.

Señora paciente del CDI: Sí.

Señora paciente del CDI: Vamos pa’lante con mucha fuerza. ¿Qué estás viendo ahí?

Médico del CDI: Ella viene por dolor bajo vientre, lo primero que tengo que ver es la vitalidad fetal, mire qué bien se le ve el corazoncito.

Nicolás Maduro: Qué bueno, qué excelente, felicidad, verdad, ¿qué viene ahí, un miliciano o una miliciana?

Médico del CDI: Yo se lo enseño a ella, también la pongo que se incline un poquito para que ella vea que el bebé está bien.

Nicolás Maduro: ¿Es un varoncito o una hembrita?

Médico del CDI: Un varoncito.

Nicolás Maduro: Verdad, ¿ese es el primero? O ¿cuánto tienes?

Señora paciente del CDI: Este es el cuarto.

Nicolás Maduro: El cuarto, hay que parar la fábrica (risa).

Señora paciente del CDI: Sí.

Nicolás Maduro: Hay que parar la fábrica porque ya cuatro es cuatro.

Señora paciente del CDI: Cuatro y tengo uno...

Nicolás Maduro: Pero bueno, estamos en revolución, las familias tienen que ser grandes, podemos tener familias grandes de cuatro, cinco hijos, qué bonito tener una familia de 4, 5 hijos y educarlos y educarlos en los valores de la patria, que haya cuatro patriotas allí en tu casa y garanticemos que el socialismo, cuando lleguemos al 2019 vamos a llegar pobreza cero, quiere decir que estos niños van a nacer en patria socialista, esa es nuestra gran motivación en la vida.

Eugenia Sader: Mire, nuestro comandante que nos ve desde cada esquina de cada CDI, desde cada paciente que toca o pisa un centro de salud para recibir su atención con su sonrisa, dándonos su alegría, su amor a nuestras muchachas, que todo salga bien.

Nicolás Maduro: Su grado de comandante en jefe; bueno, que Dios te bendiga a ti y a tu hijo, dentro de cuatro meses es, mayo, junio, julio, agosto, es capaz que nace en agosto.

Señora paciente del CDI: En agosto.

Nicolás Maduro: Va a ser Leo, de repente es Presidente porque los Leo son peligrosos con el poder.

Señora paciente del CDI: No, si yo tengo uno que vive y muere por usted.

Nicolás Maduro: ¿Sí?, dale un abrazo y un beso de mi parte.

Señora paciente del CDI: Claro, como no.

Nicolás Maduro: Los niños los amamos y desde aquí contigo le enviamos un saludo y un abrazo a todos los niños y niñas de Venezuela y un agradecimiento por tanto amor que nos dan cuando vamos por las calles, por los pueblos de Venezuela, bueno que Dios los bendiga, muchas gracias hermanos cubanos.

Señora paciente del CDI: Amén.

Nicolás Maduro: Gracias, míralo, aquí están, el pueblo y Venezuela los vea, trabajando para un pueblo, miren, con amor, con dedicación, con sencillez, humildad, profesionalismo, protegiendo a los humildes, a los más humildes, aquí está, aquí está, burguesía ustedes que promueven el odio contra el pueblo cubano, aquí está, serán derrotados por siempre, ustedes herederos de Hitler serán derrotados, vamos, adelante.

Eugenia Sader: Y seguimos nuestro recorrido por todo este centro, nosotros podemos subir, llévanos Odalis a la parte…

Nicolás Maduro: Tú estabas Roberto, no, bueno vamos a darle la palabra a Roberto mientras caminamos.

Eugenia Sader: Ah, Roberto perdón.

Nicolás Maduro: Tú diriges la marcha, tú vas a la vanguardia.

Jefe de la Misión Cubana en Venezuela, Roberto López: Sólo poníamos un ejemplo que la tecnología, o sea los equipos que se han montado aquí, que los monta Cuba está sobre los 700 mil bolívares, quiere decir que esto no es que se dice, que si se regala el petróleo a Cuba, bueno, cada cual pone lo que tiene.

Nicolás Maduro: Son convenios de cooperación en términos de la solidaridad, del apoyo, de la hermandad que eso sólo se ve cuando hay hermanos verdaderos.

Jefe de la Misión Cubana en Venezuela, Roberto López: Cuba y Venezuela no se han unido para puro procedimientos mercantiles, es una solidaridad donde cada cual pone lo que tiene y nosotros lo que mejor tenemos son los recursos humanos.

Nicolás Maduro: Así es.

Jefe de la Misión Cubana en Venezuela, Roberto López: Esos hombres y mujeres con esos detalles, con esa calificación, con el tratar al paciente como se merece, la humanidad, el humanismo, la sensibilidad humana, eso caracteriza la misión, y yo quería ratificarle que en estos tiempos de de amenazas, de agresión todos nuestros colaboradores están trabajando, están en sus puestos de trabajo, firmes con decisión, nosotros estas misiones cuando las creó Fidel y Chávez la propuesta era compartir con el pueblo venezolano en las buenas y en las malas y aquí estamos, rodilla en tierra.

Nicolás Maduro: Y estamos formando los muchachos venezolanos, no.

Jefe de la Misión Cubana en Venezuela, Roberto López: Estamos formándolos y dentro de poco comenzarán...

Nicolás Maduro: Nos pusimos una meta Eugenia, tenemos que cumplirla, 60 mil nuevos médicos y médicas tenemos que formar, tenemos que formar los 60 mil.

Jefe de la Misión Cubana en Venezuela, Roberto López: Ya se han graduado 14 y tenemos 19 mil, más 20 mil hay que hacer un plan especial.

Nicolás Maduro: Tenemos que formar a nuestra juventud médicos y médicas para poder compartir porque el ALBA va a existir por los siglos de los siglos y nosotros estamos construyendo la unión de América Latina, así que estas son las primeras muestras de que además que es posible, es milagroso, donde nos unimos, en salud, en educación, en deporte es milagroso, en economía, en política es milagroso, Cuba y Venezuela van a la vanguardia junto al ALBA del mundo entero luchando contra las guerras, las invasiones, el imperialismo, dando el ejemplo, uniendo al mundo, Cuba es presidente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, o sea que quiere decir que Cuba es Presidente de América Latina y el Caribe en este momento, ah, Cuba, la nombraron el mismo día que estaban cumpliendo 160 años del nacimiento de José Martí.

Aplausos.

Diríamos los que creemos que no son casualidades sino causalidades que fue la celebración que hubo en el cielo para regalarle a José Martí su mejor regalo en sus 160 años, que Cuba fuera presidente de América Latina y el Caribe, ah, ¿cómo le quedó el ojo al imperialismo?, ardiendo (risa).

Risas.

Entonces, bueno vamos a continuar.

Eugenia Sader: Y el gimnasio pediátrico, nosotros estamos aquí, vamos a dejar que Odalis que es la coordinadora de Miranda, nos explique el funcionamiento del gimnasio.

Coordinadora de Miranda, Odalis: Esta es la sala de rehabilitación que está en el segundo nivel, este es un lugar muy demandado en nuestras instituciones de Barrio Adentro, aquí en este gimnasio, que además se atienden niños y adultos, bueno pues se hace todo lo que tiene que ver con la rehabilitación integral al paciente, paciente que se opera, paciente que sufre un accidente, niños por ejemplo con patologías neurológicas que son rehabilitados, la bicicleta, está todo lo que tiene que ver con el masaje, tenemos también la barra para desarrollar la marcha de los pacientes, la bicicleta para los ejercicios y la rehabilitación.

Nicolás Maduro: ¿Aquí le van poniendo la velocidad?

Coordinadora de Miranda, Odalis: Sí, se le va poniendo la velocidad, la fuerza y paulatinamente la fisiatra está aquí...

Nicolás Maduro: Pero los brazos no se mueven aquí, no.

Coordinadora de Miranda, Odalis: Aquí está la rehabilitadora, la especialista que le puede explicar.

Nicolás Maduro: Eso es bueno para los dolores de espalda por lo menos.

Fisiatra del CDI: Para fortalecer también los miembros inferiores sobre todo el cuádriceps.

Nicolás Maduro: Ajá, ¿y la espalda cuando le duele a uno mucho?

Fisiatra del CDI: Bueno, ejercicio.

Nicolás Maduro: Ejercicio ¿qué tipo de ejercicio?

Fisiatra del CDI: Ejercicios fortalecedores, ejercicios también para fortalecer los miembros superiores sobre todo ejercicio de...

Nicolás Maduro: Cuando uno pone la mano aquí ¿para qué es?, ¿para tomar el pulso, no?

Fisiatra del CDI: Ajá, para mantener la postura.

Nicolás Maduro: ¿Cómo haces tú?, ponlo ahí para ver, las dos.

Eugenia Sader: Allí usted va a poniendo, explícale como funciona, dale. Mire, él, normalmente ahorita está desenchufado, al poner las manos aquí él le mide la frecuencia cardiaca y sabe cuál es la resistencia, ah, que está llegando Elías Jaua allá afuera, yo decía la gente está gritando consignas, pero es aplaudiendo.

Coordinadora de Miranda, Odalis: El protector de Miranda.

Nicolás Maduro: El protector del estado Miranda está llegando, una foto aquí.

Coordinadora de Miranda, Odalis: Mire, aquí se hace la rehabilitación para niños y para adultos, tiene la barra para enseñar nuevamente el caminar, la marcha, a aquellas personas que han tenido algún ACV (accidente cerebrovascular) o algún traumatismo, con estas colchonetas hacen la gimnasia.

Nicolás Maduro: Mira, esto realmente uno lo ve, es un verdadero milagro esto que va sucediendo aquí. Yo dificulto que esto se pueda hacer en capitalismo. ¡Imposible jamás! Nunca lo harían. Por el contrario, los pocos derechos sociales y de salud que existieron se fueron perdiendo.

Ahora, nosotros tenemos un gran reto, que es mantener esto, pero además hemos decreto, y vamos a adelantarlo, un conjunto de micromisiones que vamos a echar a andar, la próxima semana ya vamos a anunciar el cronograma de las micromisiones para los hospitales, los grandes hospitales de todo el país. Vamos con micromisiones.

Aquí está el vicepresidente ejecutivo, que se queda por allá —vente para acá— que tenemos una gran tarea ahora para ir a la eficiencia. Nosotros hemos dicho: eficiencia o nada. Tenemos que ir a la recuperación de todo lo que tenga que ser recuperado, y mantener con calidad, con belleza, con buena atención todo lo que estamos inaugurando.

Hoy vamos a inaugurar, en el trascurso de hoy y los próximos días, nueve CDI igualitos a este en todo el país.

Ahora en la tarde vamos a un gran hospital que entró en período de prueba, yo lo voy a decretar hoy inaugurado oficialmente, y de ahí vamos a inaugurar dos CDI más aún. Así que yo quería que también nuestro vicepresidente ejecutivo, que tanto trabajo… Estamos unidos así, mira dame la mano, hermanos aquí, en la lucha, hermanos en Chávez.

Aplausos.

Jorge… Bueno, quién iba a pensar que yo iba a ser Presidente y tú Vicepresidente alguna vez en la vida.

Jorge Arreaza: Nadie (risa).

Nicolás Maduro: Yo fui el primer entrevistado de Jorge cuando él inició un programa de televisión, el 8 de noviembre del año 2002, en Venezolana de Televisión, era flaquitico y éramos unos muchachos.

Jorge Arreaza: Diálogo abierto.

Nicolás Maduro: Diálogo abierto le pusimos. Fue el día que se instaló la mesa de diálogo y negociación y acuerdo que convocó el presidente Chávez con César Gaviria, la OEA, y bueno el Presidente me llamó, yo era diputado, y me incluyó en esa comisión.

Y entonces salí de la reunión, en la Conferencia Episcopal, y me fui al canal 8, y fue la primera entrevista que me hizo Jorge, éramos amigos Gustavo Arreaza y Jorge, y Jorge era profesor universitario. Y, bueno, qué iba a pensar que algún día tú ibas a ser Vicepresidente ejecutivo y yo iba a ser Presidente.

Qué iban a pensar que Elías Jaua Milano, aquí está, protector de Miranda, iba a ser Vicepresidente ejecutivo, canciller de la República.

Aplausos.

Tremenda labor está haciendo nuestro camarada Elías. Y además protector del pueblo de Miranda. Porque ahora vamos con todo Elías a proteger al pueblo de Miranda.

Una reflexión, camarada.

Jorge Arreaza: Sí, bueno, quién iba a pensarlo Presidente, absolutamente nadie. Nosotros, como usted bien lo ha dicho, jamás hemos tenido aspiraciones ni vanidades, luchar con el pueblo, luchar con el pueblo es lo único que sabemos desde nuestra juventud más temprana, bueno y la Revolución es un huracán que nos coloca en el rol que nos coloca.

Hoy podemos estar aquí, pero mañana podemos estar de porteros en alguna institución, o de miliciano en algún puesto del país, de nuestra geografía, y estaremos gustosamente, porque es con el pueblo.

Pero yo quería resaltar que lo hermoso de la filosofía de Barrio Adentro, de Fidel, de Chávez, de Raúl, ha sido la salud preventiva. Nosotros en el país teníamos simplemente un sistema curativo, reactivo, que atacaba ante una enfermedad ya crónica, a veces definitiva, imposible. Democratizar este espacio, que quien tenga un dolor, quien tenga una discapacidad, quien tenga algún problema motriz pueda venir todos los días, gratuitamente, en su barrio, en su comunidad. ¡Esto es un milagro! Esto es un milagro que lograron Chávez y Fidel, el pueblo, los médicos y las médicas y enfermeros cubanos.  

Aplausos.

Nicolás Maduro: Así es. Bueno, vamos a ir ya casi cerrando el ciclo de la inauguración, porque tenemos que movernos por el país, vamos a otros estados del país.

Vamos a una reunión ahora muy importante con todos los jefes del alto mando petrolero del país, todos los jefes y jefas de la industria petrolera, que estamos chequeando su correcto funcionamiento y voy a recibir un informe allá de Rafael Ramírez y todo el equipo. Porque estamos pendientes de todos los asuntos de la patria.

Hoy estuvimos pendientes muy temprano de cómo abrieron las escuelas, de la asistencia de los maestros. Gracias a los maestros y maestras que estuvieron ahí a primera hora, hoy que se reiniciaban clases.

A los niños, niñas, padres, madres. Hemos derrotado el intento de sabotear la educación otra vez. Los derrotamos en enero, otra vez hoy.

Y seguiremos así, esa es nuestra labor en la vida, guerreros de la luz, guerreros de la patria, guerreros de Chávez, para garantizarle al pueblo educación, salud, y vida.

¿Qué vamos a ver por aquí?

Eugenia Sader: Mire, por aquí encontramos el servicio de podología, que equivale a quiropedia, donde cualquier paciente puede hacerse el trabajo de los pies, sobre todo es muy importante en los pacientes diabéticos, en los pacientes que tienen alguna patología, eso hoy en día en la medicina privada —eso hay que hacerlo mensualmente, por lo menos— está alrededor de 200 bolívares. Y ahora aquí es total y absolutamente gratuito para poder seguir haciendo la atención.

Nicolás Maduro: Bueno, vamos a continuar. Un beso (beso), gracias, te quiero mucho.

Eugenia Sader: Aquí más adelante tenemos la zona hidroterapia.

Nicolás Maduro: La lucha sigue. Así es, la lucha sigue. Así es, y seguiremos venciendo. Chao. Gracias al médico cubano.

Eugenia Sader Aquí tenemos el salón de hidroterapia, que es donde los pacientes que tengan alguna patología que requieran tratamiento con agua para hacer su fisioterapia, tiene tanto para miembros inferiores como para miembros superiores, el área de hidroterapia. Son bañeras especiales.

Nicolás Maduro: Bueno, imagínense ustedes. Fíjense ustedes, estos equipos ¿no?, aquí podemos meter a Elías para probarlo, pa’ ver si funciona (risa).

Eugenia Sader: No, ese es para las piernas, se pone el paciente aquí, pone las piernas y eso empieza a dar masaje con agua.

Nicolás Maduro: (risa) Buenísimo, ¿verdad?

Eugenia Sader: Y aquel es con…

Nicolás Maduro: Aquí deberíamos venir en la noche bien tarde, aquí me van a tener hoy a la 1:00 de la mañana, para relajar las piernas.

Eugenia Sader: Préndanlo. Vamos a decirle a los compañeros que lo prendan.

Nicolás Maduro: Fíjense este equipo, son equipos de la mejor tecnología del mundo, no le voy a hacer propaganda a la marca, pero ahí está la tecnología más avanzada del mundo.

Ahora, deberíamos tener en el ALBA la posibilidad en un momento dado de todos estos equipos hacerlos nosotros, en alianza con Japón, con Alemania, con Rusia, con China, alianza. Hacerlo aquí. Esto es chino.

Bueno, como decía el comandante Hugo Chávez siempre, los traemos, aprendemos a manejarlos, le damos el servicio al pueblo, pero hay que montar una industria rápidamente aquí, camarada Jorge Arreaza, vamos a montar una industria en el ALBA, una en Cuba, otra aquí, otra en Ecuador, otra en Nicaragua, y el ALBA puede convertirse, primero para surtir de todos los equipos médicos, poco a poco. Hay tecnología que pueden durar una década en apropiarse el conocimiento correctamente, pero hay tecnologías que son más sencillas. Vamos, hay que construir una mentalidad de que todo lo que tengamos nosotros lo produzcamos. Todo lo que tengamos lo produzcamos. Todo. Así sea a baja escala, manejemos la tecnología, el mundo del futuro es el desarrollo de la superinteligencia, la superinteligencia está vinculada en primer lugar al desarrollo de la alta tecnología, y en segundo lugar al desarrollo de los valores humanos. La alta tecnología puesta al servicio del desarrollo humano, de la preservación del planeta o de la recuperación de los mares, de los ríos; de la preservación de la salud del ser humano, de alargar la vida. Hay quienes dicen —el comandante Fidel Castro lo dice, de acuerdo a lo que él ha estudiado— que en las próximas generaciones se pudiera alargar la vida hasta 120 y 150 años. Es otra humanidad que va a existir. Una humanidad superpoblada que llegará a 10 mil millones de habitantes, muy pronto. Y después podrá llegar a 15 mil, a 20 mil, en cuestión de un siglo más. Entonces la superinteligencia se está desarrollando.

Nosotros tenemos que encaramarnos y cabalgar la nueva era de la humanidad. Y tenemos que formar a nuestros niños. Por eso es que el Presidente les dio las Canaimitas a los niños, porque los niños ya manejan los sistemas integrados, comienzan a interesarse, y esos niños cuando llegan a 15 años son un cerebro pues. Bueno, ya lo son, serán superiores a nosotros, ya lo son. Nuestros niños y niñas, gracias a esta Revolución, ya son superiores en su conciencia, en su inteligencia, en su personalidad, en su desenvolvimiento, en su convivencia social, en su liderazgo. Tenemos una generación de niños y niñas líderes, felices. Esos niños dentro de quince años, no, este país va a volar.

Si nosotros nos dejáramos imponer la violencia de la derecha, su intolerancia, su xenofobia, su odio, retrocederíamos doscientos, trescientos años. Casi a la colonia retrocederíamos, casi a la época de colonia. A una colonia peor.

Nos pasaría lo que les pasó a algunos pueblos que se atrevieron a alzarse, fueron exterminados. Los cimarrones, los cimarrones eran nuestros abuelos africanos, lamentablemente se alzaban, duraban con comunidades cimarronas, 10, 15 años, 5 años, pero cuando los capturaban los quemaban vivos. Así son las contrarrevoluciones.

Esta derecha es heredera de las contrarrevoluciones y de la colonia, es la intolerancia hecha política, es el odio. Por eso es que para que esto exista tiene que haber Revolución, se ha dicho mil veces, hoy lo estamos comprobando.

Lo que ha pasado entre 14, 15 y 16, es la comprobación de lo que se venía diciendo, ahora en una etapa distinta, porque ahora somos más fuertes. Jamás aquí habrá un golpe de Estado que pueda derrocar a la Revolución, no lo habrá. ¡Anótenlo! ¡Anótenlo! El pueblo va a seguir en el poder completo por este siglo. Anótenlo que eso va a ser así. Si nos buscan por las malas, ahí estaremos firmes con nuestra paz, con nuestra Constitución y nuestro amor. Si nos buscan por los votos, les ganaremos, a veces por dos puntos, como esta vez, en medio de una… Ellos no hicieron campaña electoral, ellos hicieron guerra, guerra y guerra. Nosotros hicimos una campaña electoral, quizá fuimos inocentes. Tendría que asumirlo autocríticamente, porque yo soy uno de los más, digamos, firmes, pudiéramos decir, llamadores de atención —¿se puede decir así?— en varias campañas yo siempre he dicho, ellos hacen guerra y nosotros campaña. Ellos hicieron una guerra eléctrica, dejaron sin luz al país. Ellos hicieron una guerra económica, desabastecieron este país cuatro meses. Hicieron una guerra psicológica brutal y varias guerras hicieron. Hicieron guerra electrónica, bueno me hackearon mi twitter, para ponerle un solo ejemplo. No he podido recuperarlo. Twitter internacional dice que no puede. Así sería la hackeada que le metieron. Por yo ahí iba a informar la verdad.

El último lo puse, ¿cinco y media de la tarde sería?, ¿seis? Puse: “Acabo de llegar al usuario número 700 mil. Felicitaciones y gracias”. Fue el último. Ya después yo iba a empezar poner en los tweets: “Paciencia, paz, tranquilidad, confianza”. Y luego… Le tienen miedo a la verdad. Si hackearon el twitter de esa forma, y tenemos pruebas de cómo hicieron guerra electrónica.

Ellos hicieron una guerra y el pueblo los derrotó con la paz. Los derrotamos en buena lid, fue una victoria constitucional, legal, popular, apegada a los principios.

Bueno, ahora vamos otra vez a consolidar la Revolución, a hacer justicia, a fortalecer todos estos programas y a seguir creciendo. A construir, llamo yo, una nueva legitimidad, una nueva mayoría consolidada; a reconstruir la mayoría consolidada de la Revolución. Esa es nuestra tarea.

Ahora, no es tarea de un ser humano solamente —este que está aquí—, yo no soy Chávez, yo soy su hijo. Todos nosotros somos sus hijos.

¡Ajá! Pero Chávez es insustituible. Debemos estar claros, Chávez es insustituible. Estamos nosotros, miren, echándole pierna y dándole, y claro que sí vamos a echar pa’lante. Estamos echando pa’lante pues, estamos echando pa’lante. No tengan ninguna duda.

Aplausos.

Pero tenemos que tener conciencia que el gigante no está físicamente, él nos observa desde allá y nos bendice, estoy seguro de eso, estoy seguro de eso. Pero hoy Chávez es como dijo él, fíjense ustedes, son cosas de la vida ¿no? Él empezó, desde el arranque de la campaña electoral, el primero de julio a decir una cosa como que le salió del alma, empezó a decir: “Tú eres Chávez, mujer venezolana. Tú eres Chávez, niño venezolano”. Él empezó a decirles que éramos Chávez a todos. Se me paran los pelos cuando recuerdo eso. Porque él empezó a prepararnos, él empezó a prepararnos. Y nos preparó. Pero todos tenemos que ser Chávez, juntos, unidos. Todos juntos somos Chávez, y tenemos que… Por eso yo les he hecho un llamado a todos los movimientos sociales, en primer lugar a ustedes aquí, hay que constituir un poderoso movimiento social por la salud, pero constituirlo, con miles de personas. Cada CDI tiene que tener su comité de salud gigantesco. Por eso, fortalecerlo. ¿Cómo es la cosa?, pa’ ver.

Vocera de comité de salud: Todas las comunidades aquí de la parroquia Caucagüita tenemos 27 módulos de Barrio Adentro I, donde dentro de esos módulos de Barrio Adentro, que fueron la primera etapa, cuando se formó Barrio Adentro, que fue la primera cuando llegó Barrio Adentro, en el 2003, hace diez años, hoy estamos cumpliendo diez años. Todos los módulos, en cada módulo hay un comité de salud, donde ella es la vocera de los comités de salud, en todos los módulos hay un comité de salud. Y estamos constituidos, dentro de los consejos comunales también tenemos los comités de salud, junto con la sala de batalla.

Nicolás Maduro: Aquí podemos hacer un diálogo bolivariano. Con los masajes en los pies aquí descansando.

Bueno, Elías Jaua Milano, protector de Miranda, hermano del alma, danos una reflexión, diez años de Barrio Adentro. Infórmale al país qué hiciste hoy, porque tienes que informar. Hasta estado trabajando desde tempranito.

Elías Jaua: Temprano. Bueno, siguiendo las instrucciones que usted nos dio compañero presidente Nicolás Maduro, hemos convocado al cuerpo diplomático acreditado en Venezuela y le hemos expuestos los resultados electorales, el funcionamiento de nuestro sistema electoral, y le hemos reiterado, porque algunos países europeos, muy pocos, uno diría yo, todavía tiene dudas de quién es el Presidente aquí, y le hemos reiterado que el Presidente legal, legítimo y constitucional se llama Nicolás Maduro, de la República Bolivariana de Venezuela.

Por el contrario, hemos recibido la solidaridad inmensa de toda América Latina y el Caribe, el reconocimiento a la voluntad del pueblo venezolano de hacerlo a usted Presidente de la República para el período 2013-2019, todos los embajadores muy preocupados, nos acompañó el embajador de Cuba como representante diplomático; muy preocupados por los hechos de violencia que vieron ayer, muchos embajadores que han vivido situaciones de guerra civil intervinieron, exhortándonos y llamándonos a todos los venezolanos y venezolanas a parar esa espiral de violencia, y a reconocer como corresponde los resultados electorales de la mayoría.

Y todo el cuerpo diplomático consciente de que los resultados electorales y el funcionamiento de nuestro sistema es uno de los mejores del mundo.

Yo quería solamente puntualizar una reflexión, Presidente, en esto que hemos venido trabajando de la rectificación, la eficiencia, y algo en lo que el Presidente trabajó y nos dejó una ley, que es la Ley de Transferencia de Competencias al Poder Popular. Miren, yo estoy convencido, y es una de las grandes preocupaciones y siempre la hemos compartido con la compañera Eugenia Sader, que todo este sistema de CDI de Barrio Adentro es imposible mantener, hacer su mantenimiento desde el ministerio, pero quién mejor que ellos…

Nicolás Maduro: Estás dando en el clavo a la reflexión que hicimos abajo.

Elías Jaua: Quién mejor que ellos.

Nicolás Maduro: ¿Tú nos escuchaste en la reflexión?

Elías Jaua: No, porque venía en la moto.

Nicolás Maduro: En una moto, incumpliendo las normas de seguridad. No se pueden montar en motos, de verdad. Pero entonces nos estabas leyendo el pensamiento.

Elías Jaua: Correcto, transferir competencias.

Nadie mejor que el comité de salud de aquí de Turumo para que tenga los recursos de materiales para mantener este CDI.

Nicolás Maduro: Vamos a hacerlo pues, vamos camaradas, vamos a transferir las competencias. Pero hay que fortalecer los comités de salud en la base, yo diría.

Elías Jaua: Claro.

Nicolás Maduro: Fortalecerlos, ampliarlos, democratizarlos aún más, fortalecerlos, llenarlos de vida interna, que sea una cosa fuerte de verdad.

Vocera del consejo comunal: Verdad que un tiempo los comités de salud se quedaron, nos quedamos fuera de base, como se dice, como decía nuestro Presidente.

Nicolás Maduro: Di la verdad. ¿Quedaron cómo? ¿Cómo la guayabera?

Vocera del consejo comunal: Sí. Pero ellos están aquí y salen a votar con nosotros, y los llamamos y estamos, lo que pasa es que hay unos que somos más rancheros que otros, que siempre estamos en la pelea ¿no? Y estamos aquí, pero todos estamos aquí, todos estamos.

Nicolás Maduro: Hay que convocarlos, hay que convocarlos.

Elías Jaua: Una reflexión en base a lo que él dice, yo creo nunca ha habido por parte de la dirección política de la Revolución ni del presidente Chávez, una política de exclusión a nadie, todo este sistema es para todos los venezolanos y venezolanas.

Nicolás Maduro: Así es.

Elías Jaua: Pero a veces, y es parte de la autocrítica, que así como el gobierno se autocrítica, el poder popular también, a veces por el fragor del combate en el barrio, pudieran, no estoy diciendo Caucagüita, pero pudiera a veces darse elementos de exclusión. Por ejemplo, porque alguien no votó, o por alguien está con el candidato de la oposición, entonces comienzan como una especie de rechazo. Yo creo que el poder popular tiene que llamar a todos los venezolanos.

Nicolás Maduro: Unión, unión. Inclusión y unión.

Elías Jaua: Nadie que viva en Caucagüita es un oligarca. Nadie.

Nicolás Maduro: El socialismo es para todos.

Elías Jaua: Es correcto.

Nicolás Maduro: Exactamente. Así es, así es, el socialismo es para todos, el amor es para todos.

Vocera del consejo comunal: Es que la comunidad sabe quiénes son los opositores y quiénes son los chavistas, pero nosotros no nos importa, porque nosotros hicimos un juramento de cuidar la vida de cualquier persona.

Nicolás Maduro: ¡Qué bueno, qué bonito!

Vocera del consejo comunal: Y nosotros no vemos ni clase política ni raza.

Nicolás Maduro: ¡Qué bonito!

Vocera del consejo comunal: Cuidamos a todos de verdad.

Aplausos.

Nicolás Maduro: Así es. Puro humanismo, puro socialismo.

Bueno, yo creo que ya ha llegado la hora, aquí desde… ¿Cómo se llama esta sala?

Eugenia Sader: Sala de hidroterapia.

Nicolás Maduro: La sala de hidroterapia. Nosotros nos vamos a quedar media hora haciéndonos unos tratamientos.

Queremos agradecer a toda la comunidad de Caucagüita, de Brisas de Turumo, sector Libertador, a todo el pueblo, porque realmente fue impresionante…

Vocera del consejo comunal: Sector Libertador, parroquia Caucagüita.

Nicolás Maduro: Elías, veníamos subiendo desde allá abajo y estaba el pueblo en la calle. El pueblo está en la calle. Yo lo dije, fíjate, y lo repito porque está Elías aquí, yo lo dije…

Vocera del consejo comunal: Estamos muy contentos de que ustedes estén aquí, contentísima que usted esté aquí, señor Presidente.

Nicolás Maduro: Nosotros hemos llamado al pueblo a la calle, nosotros hemos llamado al pueblo a la calle. Pero para inaugurar los CDI. Hemos llamado al pueblo a la calle para que vayan los niños a las clases. Hemos llamado al pueblo a la calle para que vayan a trabajar en las fábricas, en los centros de trabajo. Hemos llamado al campesino a la calle para que vaya a sembrar el surco. Hemos llamado para hacer patria, para amar.

¿Qué pasaría, Elías, si un día uno se volviera loco y dijera: “Todos a la calle, aquí está la dirección donde vive tal y tal y tal…”? A atacar sus casas. Sería la locura ¿verdad? Eso fue lo que hizo la burguesía fascista amarilla esta. Yo llamo a los condenemos, yo llamo a que aislemos a los violentos, y llamo a que construyamos la paz de la patria, que construyamos la paz de la patria. Con trabajo, con firmeza, con amor, con respeto a la Constitución.

Y sobre todo con respeto al legado del gigante que nos dejó esta patria.

Hoy todos tenemos que ser Chávez. Yo llamo al movimiento popular venezolano, a los colectivos, a los movimientos sociales, a las fuerzas del Gran Polo Patriótico, este es el trabajo que hay que hacer, hay que irse barrio en barrio a tocar las puertas, a resolver los problemas, a construir comités de salud, comités de tierra, a construir consejos comunales. Esa es la tarea nuestra todos los días. Todo el que pueda y el que no pueda, tiene que ir compañeros y compañeras, tenemos que construir… Yo sueño y nosotros soñamos con una sólida mayoría, no menos del 70 por ciento, sería nuestro regalo a Hugo Chávez, en los años que están por venir. La vamos a construir, con amor, con la verdad, con el Plan de la Patria, con la Constitución, para consolidar la independencia y para vivir el socialismo.

Nosotros hemos vivido aquí el socialismo. Esta hora que tenemos aquí sentimos que es el futuro, esto es el futuro, esto es el socialismo. Y vamos a seguir construyendo el futuro socialista de la Patria Grande.

Bueno, hasta próximas horas. Ahora vamos a una gran reunión con el estado mayor petrolero del país, para verificar que todo está funcionando perfecto y además para dar autorizaciones que se nos han pedido para planes especiales, para apoyar a este pueblo en todo lo que tiene que ver con la industria petrolera.

Y después vamos para el estado Aragua, vamos a dar la inauguración oficial del Hospital Cipriano Castro, nuestro abuelo. Y, bueno, vamos a inaugurar dos CDI más. Y así vamos a seguir recorriendo el país.

Y el viernes los espero en Caracas, a todo el pueblo. Ese día sí vamos a bajar a caminar, todos vamos a llenar las siete avenidas otra vez, yo me voy a juramentar frente al pueblo. Yo me voy a juramentar, porque yo quiero verles la cara otra vez a los niños, niñas; a los jóvenes, a los hombres, a las mujeres.

Vocera del consejo comunal: Allá estaremos, señor Presidente.

Nicolás Maduro: A la clase obrera, a los empresarios que fueron. Yo quiero ver la cara a toditos otra vez, les queremos ver la cara y decirles: ¡Gracias! Porque tenemos patria. Gracias por haber sido leales con el comandante Hugo Chávez. La patria continúa.

¡Hasta la victoria siempre! Nos vemos pronto.

Aplausos. ¡Que viva Chávez!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Biografías

Biografías

 

botones lineas de chavez
Contacto con el Socialismo (Audio)
Un Grano de Maíz
Debate Socialista DigitalPunto Final
5 Héroes Cubanos
larosablindadaboton