Viernes 19 Diciembre 2014

"Nosotros, que venimos de atrás, que fuimos conquistados, que fuimos explotados, que fuimos esclavizados a lo largo de la historia, ¡qué ideas maravillosas podemos defender hoy, qué ideas tan justas pueden ser nuestras ideas! Y podemos pensar en términos latinoamericanos y hasta en términos mundiales: ¡Qué lejos hemos llegado los esclavos!"

Fidel Castro

"Ideología es ante todo conciencia; conciencia es actitud de lucha, dignidad, principios y moral revolucionaria. ideología es también el arma de lucha frente a todo lo mal hecho, frente a las debilidades, los privilegios, las inmoralidades..."

Fidel Castro

No hay oportunidad en una Revolución para los farsantes, no hay oportunidad en una Revolución para los acomodaticios, no hay oportunidad en una Revolución para los ambiciosos, no hay oportunidad en una Revolución para los mediocres, no hay oportunidad en una Revolución para los débiles y cobardes.

Fidel Castro

Discursos de Nicolás Maduro

Lea el discurso íntegro del Presidente Nicolás Maduro en la Conmemoración del inicio de la Campaña Admirable de 1813

Nicolás Maduro

Presidente de la República Bolivariana
de Venezuela

Desde el nuevo Mausoleo del Libertador

Caracas, martes 14 de mayo de 2013

Conmemoración del inicio de la Campaña Admirable de 1813.

.

Presentador: Encendido de la llama eterna que simboliza la inmortalidad de nuestro padre Libertador Simón Bolívar, por parte del ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Comandante de la agrupación de parada: ¡Atención fir…!

Presentador: Desplazamiento del ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, en compañía del ciudadano Jorge Arreaza, vicepresidente ejecutivo de la República; y el ciudadano Miguel Rodríguez Torres, ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz.

Señoras y señores, tengan todas y todos muy buenas noches, en nombre del Gobierno Bolivariano y Revolucionario les da la más cordial bienvenida al acto central con motivo de la inauguración del mausoleo que resguardará los restos mortales del Libertador y padre de la patria Simón Bolívar.

Instalación de la guardia de honor del Libertador, que custodiará los restos mortales del padre de la patria Simón Bolívar.

Cadena nacional

Presentador: Celebrando también los 200 años de la Campaña Admirable en este hermoso mausoleo a nuestro Padre Libertador Simón Bolívar.

Comandante de la agrupación de parada: ¡De frente mar…! ¡Presente ar…!

Instalación de la Guardia de Honor del Libertador Simón Bolívar

Comandante de la agrupación de parada: ¡Al hombro ar…!

Presentador: Toque de oración.

Comandante de la agrupación de parada: ¡Guardia de honor, descansen ar…! ¡A discre…ción! ¡De frente mar…!

Presentador: En esta transmisión de radio y televisión, en cadena nacional, el acto central con motivo de la inauguración del mausoleo que resguardará los restos mortales del Libertador y padre de la patria Simón Bolívar, el bicentenario de la Campaña Admirable.

Resolución de condecoración Francisco de Miranda en su primera clase Generalísimo.

“República Bolivariana de Venezuela, Presidencia de la República.

Se confiere la Orden Francisco de Miranda en su primera clase Generalísimo al excelentísimo señor Luis Raygada, quien fuera embajador de la República del Perú, acreditado ante la República Bolivariana de Venezuela, en cuya gestión demostró ser un bolivariano defensor de la unión suramericana y latinocaribeña. Siguiendo el legado de nuestro padre Libertador Simón Bolívar y de los hombres y mujeres suramericanos que sellaron nuestra independencia en la Batalla de Ayacucho.

Dado en Caracas a los catorce días del mes de mayo de 2013, 203 años de Independencia, 154 de la Federación y 14 de la Revolución Bolivariana.

Ejecútese, Nicolás Maduro Moros, Presidente”.

Imposición de la condecoración Orden Francisco de Miranda en su primera clase Generalísimo, al excelentísimo señor Luis Raygada, quien fuera embajador de la República del Perú, acreditado ante la República Bolivariana de Venezuela.

Presentador: Seguidamente las palabras del ciudadano Pedro Calzadilla, ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria.

Pedro Calzadilla: Muy buenas noches, hermanos, hermanas; compañero presidente Nicolás Maduro, Vicepresidente, hermanos, compañeros ministros, autoridades militares, hermanos embajadores.

Bueno, realmente emocionado de estar aquí en este lugar, que de verdad se siente una fuerza impresionante, realmente conmovedor.

Y, bueno, lo hacemos, nos congregamos aquí hoy para celebrar, conmemorar 200 años de una de las páginas más gloriosas que esta patria logró crear a lo largo de su vida republicana, y el coloso Bolívar hace exactamente 200 años inició desde Cúcuta su entrada a Venezuela para concretar la recuperación de la República perdida el año anterior.

Es sin duda la acción histórica, la acción militar más importante que Bolívar realiza hasta ese momento, en muy poco tiempo, en apenas pocos meses concreta la liberación del Occidente y del Centro del país.

En 1811 se había perdido la República, la esperanza surgida… En 1812 se había perdido la República, corrijo. La esperanza surgida en el Congreso de 1811 y la Declaración de Independencia ocurrida el 5 de julio y la Constitución promulgada entonces, se pierden, parece hacer agua la República, se desvanece la esperanza en el año 12, la patria. Sus líderes van al exilio, entre ellos Bolívar, que abandona territorio nacional. Va a la Nueva Granada, hoy República de Colombia, y desde allí prepara, concreta la liberación del Magdalena y prepara su entrada a Venezuela.

Táchira, Mérida, Trujillo, Portuguesa, Cojedes, en acciones muy rápidas llega hasta el centro, ocupa la zona central y entra triunfante muy rápidamente en agosto en Caracas.

En Mérida ya recibe el reconocimiento, en mayo del año 13 se le confiere el título de Libertador por primera vez. Y cuando entra triunfante a Caracas, en agosto del año 13, se le confirma el título de Libertador que llevará, y él mismo lo declarará como el asunto más preciado que cosechó durante todos los años de su vida pública y militar.

Fue la Campaña Admirable de un año admirable y de un pueblo admirable. Y ese pueblo, que lo acompañó entonces y lo llevó a concretar la liberación de esta tierra en Carabobo, en 1821, y luego la del resto de los países, hoy conocidos como países bolivarianos, lo va a hacer suyo, lo va a meter en su corazón.

Millones de venezolanos, de neogranadinos, de ecuatorianos, de nuestroamericanos, convertirán a Bolívar en referencia no sólo política, sino guía, referencia, luz de esperanza, de redención. Y sobre todo este pueblo venezolano, que lo hizo suyo muy pronto, que desde que estaba Bolívar en vida lo convierte en un motivo de regocijo, de júbilo, se volcaba a las calles a celebrar el 28 de octubre, día de San Simón, cuando estaba Bolívar vivo, y se celebraba como fiesta nacional, todavía en guerra contra España.

Bolívar queda hilvanado en el corazón de este pueblo.

Cuando llega la traición, en 1830, cuando la República se hace República de los propietarios, República de unos pocos, que es la que se funda en 1830, Bolívar muere en diciembre de 1830 y su recuerdo se convertirá en la presencia más incómoda para las élites que fundan la República. No sabía qué hacer la oligarquía con el recuerdo de Bolívar, que se había metido en el alma de este pueblo y en todos los rincones.

Queda fuera del territorio su cuerpo, en la Nueva Granada. Viene la década del parricidio, las élites que gobiernan la República nacida en 1830, la República de los propietarios, los que tenían haciendas y esclavitudes, que eran los que tenían el carácter de ciudadanía, excluyen al Libertador de las ceremonias oficiales, del recuerdo oficial. Y el pueblo sigue amarrado a Bolívar, a su recuerdo, resistiendo silenciosamente, mientras las élites van resolviendo cómo hacer con la memoria, incómoda e insurgente del Libertador.

Traen sus restos en 1842. Páez tuvo que ceder a la presión para que los restos volvieran a su tierra. Y comienza a oficializarse la memoria de Bolívar, poco a poco se comienzan a construir (de bronce y de mármol) estatuas, ceremonias oficiales frías donde el pueblo no participa, y terminan convirtiendo a la memoria de Bolívar en quizá la herramienta anestésica más poderosa que la oligarquía construyó para someter a este pueblo durante décadas y décadas de dominación, de la que conocemos como la Cuarta República, fundada en 1830.

El recuerdo popular de Bolívar permaneció allí silencioso. Guzmán Blanco convierte el culto a Bolívar en una experiencia del orden y el progreso, distante en el proyecto de la burguesía, y para ello lo amarra y convierte esa memoria en recuerdo para la dominación. Allí hacen, allí se construye, en ese tiempo, el Panteón que históricamente hemos tenido, el Panteón Nacional.

Allí se honró la memoria del Libertador desde 1874, 75, 76, en los años 70 del siglo XIX hasta hoy.

Y ese Bolívar, ese recuerdo de Bolívar anestésico para nuestro pueblo, llegó hasta el día en que Chávez se vino con la Revolución Bolivariana y su pueblo a recuperar ese recuerdo popular de nuestro Bolívar: insurgente, parecido a su pueblo, de su color, de su textura, de su cultura. Y Bolívar se hace pueblo. Se viene y se convierte en Bolívar de carne y hueso, nervio, piel; lo bajamos de las estatuas, se metió en la batalla que estamos librando hoy y se hace memoria insurgente.

Quizá después de esa operación de manipulación de la memoria de Bolívar, no habíamos podido recuperar la presencia del pueblo en ese imaginario bolivariano, como lo hemos hecho ahora.

Y quizá sea esta transformación profunda que Chávez impulsó, de la relación de este pueblo con su historia, donde resida una de las grandes transformaciones culturales de nuestro pueblo en el siglo XXI, haber convertido la historia en luz del presente, haber abierto las posibilidades de reinterpretarla, de verla, de vivirla de otra manera, de hacerla presente, y en particular la memoria de Bolívar.

Chávez fue al fondo de esto, sacudió todas las visiones, puso en cuestión las representaciones, las ideas establecidas. Propició una relectura de sus ideas, de su ejemplo, de sus acciones, y fue más allá todavía, comenzó a preguntarse acerca de la verdad, acerca de las causas de su fallecimiento; acerca de la veracidad de si los restos del Libertador eran los que reposaban en ese lugar. Y propició uno de los ajustes más importantes que ha hecho su pueblo con su memoria, que fue revisar ¿verdad?, en una comisión creada especialmente para ello, una comisión científica e histórica, que hizo un profundo estudio de los restos de nuestro Libertador, que propició el esclarecimiento de un conjunto de asuntos y el establecimiento nuevamente y la confirmación de algunas ideas establecidas.

Permitió también la dignificación del lugar y las condiciones en la que reposan los restos de nuestro padre Libertador. Permitió que contemos ahora con el rostro del Libertador como uno de los íconos más importantes que este tiempo le ha legado a la historia de este pueblo heroico, el nuevo rostro de nuestro Libertador, que surge justamente de esa investigación magnífica que Chávez propició, que nuestro Chávez Eterno propició para dejárnoslo como uno de los legados más queridos y eternos que el pueblo venezolano agradecerá por siempre.

Y, por último, como parte de ese gran esfuerzo por dignificar y por tributar a la memoria de nuestro Libertador, este Mausoleo. Un espacio que tiene la estatura y la dignidad que este pueblo le reconoce hoy a Bolívar, como líder inspirador de estos tiempos; como Padre fundador, como Padre liberador.

Y, sin duda, que este espacio hermoso que los venezolanos podrán visitar a partir de ahora, sin duda, tiene las condiciones, las características del amor que este pueblo le rinde a Bolívar. Un espacio propicio para la congregación, para congregarnos los venezolanos alrededor del recuerdo del Comandante Eterno Simón Bolívar.

En estos días nos hemos congregado en estas últimas semanas los venezolanos alrededor del recuerdo de nuestro Comandante Eterno Chávez. Allá, en el Cuartel de la Montaña. Hoy, 200 años después de haber comenzado aquella epopeya de la gloriosa, de esa gesta Admirable, de este pueblo admirable, nos congregamos aquí en este lugar, alrededor de la memoria de este grande, del grande entre los grandes, Bolívar. Yo creo que por generaciones y generaciones y generaciones, los venezolanos nos congregaremos, nuestros hijos, nuestro nietos, alrededor de esos dos grandes, de esas dos figuras, en esos dos espacios maravillosos, el Cuartel de la Montaña y ahora, este Mausoleo que tiene la estatura, que tiene la grandeza de este pueblo y de su gran conductor, Bolívar. Muchísimas gracias hermano. Muy agradecido.

--Aplausos

Presentador: Palabras del ciudadano Nicolás Maduro Moros, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Presidente Nicolás Maduro: Buenas noches queridos compatriotas que nos escuchan en esta transmisión nacional, a través de la radio y televisión de nuestra patria.

Hoy estamos conmemorando los 200 años del inicio de la Campaña Admirable, dirigida de manera victoriosa por ese gigante de todos los siglos, nuestro General en Jefe Libertador Simón Bolívar. Y qué mejor oportunidad esta noche de Caracas, hoy 14 de mayo del año 2013, para cumplir con una misión que nos dejara el creador de toda esta obra, el Comandante Supremo Hugo Chávez, de inaugurar solemne y oficialmente el Mausoleo en homenaje al Libertador de los pueblos de la América.

--aplausos

Querido compañero Diosdado Cabello Rondón, camaradas, querida ciudadana Adelina González, Presidenta del Poder Ciudadano y Contralora General de la República, querida Ciudadana Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de la República, querida ciudadana Gabriela Ramírez, Defensora del Pueblo, querida camarada compatriota y esposa, Cilia Flores, primera combatiente de nuestra Patria. Compañero ciudadano y camarada Jorge Arreza, Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Vicepresidente de Gobierno; querido profesor Jorge Giordani, Héctor Rodríguez, compañero Rafael Ramírez, Elías Jaua, ministras, ministros, compañeros del Alto Mando Militar, Comandante del Comando Estratégico Operacional Mayor General Willmer Barrientos, Comandantes de los Cuatro Componentes, Comandante General de la Milicia Nacional Bolivariana; profesor, maestro, Mayor General Pérez Arcay. Compañeros y Compañeras, hermanos, soldados de la Patria de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Ejército de este Libertador de siglos-

Embajadores, embajadoras, presentes. Querido Embajador de nuestra hermana República del Perú, a quien hemos colocado, dado que parte luego del extraordinario servicio que hizo a la República del Perú aquí en la Cuna del Libertador Bolívar, en Caracas, representando a su digno pueblo y a su digno gobierno, le hemos impuesto la Orden Francisco de Miranda en su Primera Clase. A usted querido compañero y ciudadano de la Patria Grande, Luis Enrique Martín Raigada Sousa. A usted y a su familia, su esposa, a sus hijos, y al Peró con esta condecoración hoy día de Patria Grande, hoy día de Bolívar, queremos ratificarle el amor de todos los siglos que tuvieron nuestros Libertadores y que tenemos nosotros en nombre de Bolívar, de Sucre y de tanta lucha, tanto sacrificio, tanta sangre derramada, para que nosotros tengamos un solo destino, pueblos hermanos, gobiernos hermanos, futuro común, futuro cierto.

Bueno, queridos compatriotas de toda nuestra Patria. Ha sido una reflexión convertida en discurso de nuestro compañero profesor Pedro Calzadilla, Ministro de Educación Universitaria, que de una manera, pudiémos decirlo, cronológica, analítica y profunda nos ha paseado por la historia reaprendida, por la verdad histórica reescrita, por la verdad histórica descubierta y resurrecta, que reconstruyó con su genio de pedagogo, de maestro de pueblos nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez.

Bolívar, en el pasar de los siglos de los tiempos, luego de la imposición de la República oligárquica en 1830, con la traición de Páez al proyecto del Libertador, y la separación de Colombia la original, Colombia la de Bolívar. Bolívar ciertamente siempre estuvo en el corazón del pueblo. El Bolívar indio, el Bolívar negro, el Bolívar mestizo, el Bolívar pueblo, el Bolívar lucha, el Bolívar futuro siempre estuvo latente en el siglo XIX, en el siglo XX, todas las generaciones de hombres y mujeres que se levantaron en esta patria buscando la igualdad, la justicia, la democracia, la libertad siempre llevaron a Bolívar como su estandarte, como su causa, como su lucha.

Siempre estuvo Bolívar, estuvo en Zamora cuando en 1848, apenas seis años después de que llegaron sus restos aquí a Caracas, no aguantaba la oligarquía la presión del amor popular y tuvieron que traerse a Bolívar, para enmascararlo, para convertirlo en mármol y en bronce y tratar de seguir engañando al pueblo con el nombre de Bolívar.

Pero en 1848, un joven catire, bigotudo él, salió de ahí de Cúa, 1848, y se alzó en armas, insurrecto con los campesinos, con los indios, con los pobres de la tierra, con los pata en el suelo de todas las horas; con nuestros abuelos y abuelas. Se alzaron contra la República oligárquica; apenas habían pasado 18 años de la muerte de Bolívar y de la traición, y ya ese joven, Ezequiel Zamora, llevaba el estandarte de Bolívar, la bandera de Bolívar. Su padre, Alejandro había sido Capitán del Ejército de Bolívar, y había combatido en Carabobo.

Todo el siglo XIX, las causas justas y el siglo XX tuvieron siempre a Bolívar allí, como bandera, como inspiración, como fuerza. Pero también hay que decir que no sólo convirtieron la oligarquía, y luego la burguesía, en el siglo XX, a Bolívar en mármol y bronce; comenzaron a deformar la historia, y trataron históricamente de apagar la lucha de Independencia, deformarla. Que se olvidara.

Fue con la Revolución Bolivariana, con la insurgencia patriótica del 4 de Febrero de 1992, cuando Bolívar comenzó un largo proceso de resurrección y la historia vino nuevamente viva a estos tiempos. Y la historia se convirtió en pueblo, y se convirtió en inspiración concreta, para la realización de la justicia en este tiempo. Hablar del siglo XXI y de Bolívar obligatoriamente, para todos los tiempos futuros, y para el tiempo presente será hablar de una figura histórica que supo encarnar la causa del Libertador y llevarla hasta las más grandes consecuencias. Hablar de Bolívar en el siglo XXI obligatoriamente es hablar de Hugo Chávez Frías, como su gran reivindicador.

--Aplausos

Es imposible entender la cultura histórica, la cultura política de la Venezuela del presente, y de la América Latina y del Caribe del presente sin Hugo Chávez. Sin el peso, el papel, la dimensión histórica de Hugo Chávez en la nueva dinámica de la vida de nuestros pueblos. Y sería imposible entender las motivaciones, la estructura del pensamiento político de Hugo Chávez, la estructura del proyecto del socialismo del siglo XXI; y sería imposible entender la arquitectura de la nueva organización de esta etapa de América Latina y el Caribe sin entender profundamente el espíritu y la estructura del pensamiento de Simón Bolívar.

Son dos hombres y dos épocas que lograron hilvanarse, conectarse. Uno logró resumir todas las épocas y luchas en contra de la dominación del Imperio Español: Simón Bolívar. Y dijo aquel 4 de julio de 1810, de 1811 perdón, dijo: 300 años de calma ¿no bastan? Pongamos la piedra fundamental de la libertad suramericana ¡Vacilar es perdernos! 4 de julio de 1811. Y en esa frase de ese espíritu y en su espada libertaria y en todo su esfuerzo vital hasta 1830, llevó a su máxima dimensión este proceso en donde recogió las luchas por la dignidad, por la justicia, por la igualdad; las causas de la República y la Independencia que él animó, que lo llevaron a fundar un gran territorio, concebido geopolíticamente como un gran territorio de fuerzas, como un bloque sólido. Allí están las banderas: Colombia fue el nombre del Proyecto. La Colombia que después se confederó con el Perú, y que luego llevó a la fundación de Bolivia, de donde debió haberse consolidado una sola nación confederada de Repúblicas, una sola unión de Repúblicas, nacieron seis repúblicas: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Panamá. ¿Qué hubiera sido la historia si no se hubiera impuesto la traición, el divisionismo, el lacayismo, los intereses pequeños de las oligarquías terratenientes, si no se hubiese impuesto los intereses pequeños del egoísmo provinciano de las oligarquías capitalinas, herederas del colonialismo? ¿Qué hubiera sido la historia de nuestras patrias si hubiéramos sido una sola Patria Grande fuerte, consolidada? Seguro la historia de toda América Latina y el Caribe fuera otra. Seguro hubiéramos podido consolidar el sueño de la anfictionía del Congreso de Panamá; seguro hubiéramos podido consolidar la independencia y el respeto a este mundo, por los imperios en el siglo XIX y en el siglo XX,

Dos hombres, dos circunstancias, dos historias, uno recogió la historia completa de los siglos de lucha contra el colonialismo, y logró empinarse y dejar una historia hacia el futuro: Simón Bolívar. Fue traicionado. Se impuso la traición. Se impuso la división, la derrota, la persecución hacia el pueblo bolivariano; la desfiguración de la historia. Se impuso la imposición de los modelos contrarios de lo que era la aspiración de los pueblos que fueron a la guerra. Fueron saqueados los pueblos, al final, quienes ejecutaron la traición terminaron acumulando las grandes riquezas en tierras y del erario público de la época. Uno por uno nuestros países tuvieron esa historia trágica y triste.

La tragedia de la muerte de Bolívar y del asesinato de Sucre fue el inicio de una tragedia histórica de derrota, de regresión, de división, de dominación oligárquica, de miseria generalizada, de esclavitud de nuestros pueblos, de persecución a los hombres y mujeres patriotas y decentes de esas épocas de la historia.

Hasta que surgió otro gigante. Todos los gigantes de la historia tienen su explicación por las circunstancias que les toca vivir. La crisis de dominación del Imperio Español puso en ebullición las ideas justas e igualitarias de repúblicas e independencia, y el primero de ellos fue Bolívar, el más capaz, el más inteligente, el que pudo agrupar un proyecto unificador, el que se puso al frente de las tropas, el que no rehuyó el combate, el que estuvo su espada desenvainada en cada circunstancia, para defender a los oprimidos, para expulsar al Imperio Español, y para no temer a ningún imperio que surgiera en estas tierras. Hasta profeta fue, cuando en 1826 frente al conflicto con los ya gobernantes del naciente imperio estadounidense dijo lo que nuestras escuelas nos enseñaron y lo que nos enseñó nuestro Comandante Hugo Chávez:

“Los Estados Unidos de Norteamérica parecen destinados por la Providencia a plagar de miseria la América, en nombre de la Libertad”. 1826.

Mucho antes de Marx, Engels, de José Martí, Mucho antes de los imperialistas de allá y los antiimperialistas de acá. Precursor del antiimperialismo, patriótico es Bolívar.

Hasta que llegó el otro Gigante de tiempos históricos y de pueblo. Y se explica por qué surgió Hugo Chávez ¿cómo surgió también? Ya conocemos su historia de niño campesino, pobre y feliz. Con su mamá Rosa, con Doña Elena, con su padre, con las circunstancias de su formación primaria. Luego con su carácter, con su fuerza. Sabemos el cómo, pero en qué circunstancias se desarrolló ese hombre noble, a veces inocente, puro de sentimientos.

Hoy estábamos viendo unas fotografías del Teniente y el Capitán y el Mayor Chávez. Hasta en la postura del cuerpo, en sus ojos, en su rostro había la dimensión de un niño; de un niño convertido en hombre y en líder recio. Líder Militar. Sin lugar a dudas tenía que ser en la Academia Militar de Venezuela, tenía que ser en los cuarteles de nuestro Ejército donde se anidara, donde creciera, donde germinara los valores otra vez de nuestro Libertador Simón Bolívar. Allí estaba la reserva moral más grande que nuestra Patria pudo cultivar a través de los siglos, en nuestro Glorioso Ejercito Nacional.

--Aplausos

Y las circunstancias de un pueblo de Gigante también. Siempre hubo revolucionarios en todas las épocas, y lucharon ¿cuánto no lucharon contra dictaduras y contra democracias perniciosas peores que las dictaduras? ¿Cuántos desaparecidos hubo en la década de los 60? ¿Cuántos jóvenes fueron desaparecidos con el sueño de Bolívar? Civiles y militares. Más de 3.000. Hay una Comisión de la Verdad que preside la Fiscal Luisa Ortega, que está descubriendo jóvenes, sus huesos; y sus huesos tienen la marca del Libertador. Fueron desaparecidos luego de ser salvajemente torturados. ¿Cuántas genera­ciones de luchas? ¡Cuánta gente valiosa! Fabricio Ojeda, Alberto Lovera, Américo Silva, Jorge Rodríguez, ¡Cuántos! Pudiéramos nombrar miles. Cada década tiene decenas de revolucionarios, de patriotas, de bolivarianos que supieron insurgir con las banderas más justas de su época.

Y ¿Por qué Hugo Chávez? ¿Cuáles fueron las circunstancias históricas que llevaron al surgimiento de Hugo Chávez? El Bolívar del siglo XXI. El Libertador del siglo XXI. Las circunstancias de un pueblo que logró despertar. Las circunstancias de un pueblo que entró en ebullición, parecida a la ebullición de la primera década del siglo XIX que llevó a ver el nacimiento de un Bolívar aquí en Caracas, de un Sucre en Cumaná, de un Mariño, de un Anzoátegui, de un Piar, de un José Félix Ribas, generación luminosa, llena de virtudes.
Hugo Chávez es la expresión de un tiempo histórico donde nuestro pueblo le dio por insurgir nuevamente. Toda la década del 80 y su final, 27 y 29 de febrero de 1989 fue una década de insurgencia, de levantamientos pequeños, hasta que se dio el levantamiento general del ¡Ya basta! De la rabia generalizada. Y eso impactó directamente en donde estaba la reserva moral, ideológica, ética de la patria. Allí en estos jóvenes; jóvenes militares. Ya la dominación burguesa se había encargado de acabar varias generaciones de dirigentes universitarios, de dirigentes obreros, de dirigentes revolucionarios de esta Patria; de dividirlos también; de confundirlos. Mil mecanismos de control y de domesticación ideológica tuvieron sus efectos nefastos en las fuerzas que estaban llamadas a salir y encabezar los cambios revolucionarios. Y las circunstancias históricas obligaron a unos hombres que se formaron para una carrera noble, digna como la militar, a asumir la responsabilidad histórica del despertar de una nueva historia con las banderas de Bolívar.

Así se explica el surgimiento de Hugo Chávez como fenómeno histórico que reivindica el ideal y el proyecto original del Libertador. Y lo trae como proyecto vivo a esta Patria del presente. Por eso, cuando el compañero Pedro Calzadilla nos pasea, de manera tan sencilla, tan clara, tan elocuente e inclusive tan contundentemente breve por esta historia de dos siglos, uno dice: valió la pena la pedagogía política para la cultura histórica venezolana de Hugo Chávez. Porque cuando habla Pedro Calzadilla, no habla Pedro Calzadilla, él habla con la articulación y la coherencia histórica que nos dotó el Comandante Hugo Chávez para la comprensión del proceso largo de lucha por la independencia. Es uno de los grandes legados del Comandante Hugo Chávez, haberle dado coherencia, fuerza histórica, lo que llaman algunos hilo histórico, a los procesos de lucha, que uno en este siglo XXI, uno se sienta portaestandarte de la resistencia de Guaicaipuro, que en cada cosa que hacemos uno se sienta portaestandarte de las luchas de Bolívar y de Sucre; que uno se sienta Zamora, que uno se sienta Cipriano, que uno se sienta Fabricio, que uno se sienta Jorge Rodríguez. Es el hilo histórico que le da la fuerza y la pasión a un proyecto político con viabilidad concreta en la realidad del presente y del futuro, pero con inspiración histórica.

Por eso hemos venido aquí un día como hoy. Porque un día como hoy tiene que ser recordado, conmemorado y celebrado; ¿que estaría sintiendo hace 200 años en una noche andina como la de hoy el Libertador Simón Bolívar? ¿qué estaría pensando de su destino? ¿cuáles serían sus planes? El Congreso de la Nueva Granada le había autorizado llegar y liberar Mérida y Trujillo nada más. ¿Cuáles serían sus sentimientos cuando entraba otra vez a la tierra de las provincias, de la Provincia de Venezuela, ya no las Provincias Unidas, era la Provincia, nuevamente en manos del Imperio Español? ¿Incansable? ¿Indoblegable? Indestructible la moral y el deseo de lucha y de victoria del Libertador.

Así que un día como hoy, cuando hace 200 años queridos compatriotas, y si a esta hora están despiertos los niños y las niñas, que saben tanto de la historia y aman tanto la historia hoy, nuestros niños y niñas, a ellos les hablamos. A nuestra juventud, a todo nuestro país, pero en especial a los niños y niñas y a la juventud, en donde hay que sembrar la semilla fértil del conocimiento de la historia y del amor a la Patria, por eso es que un día como hoy 200 años después que se inicia la Campaña Admirable, sólo lo que nos queda es conmemorarla por lo más alto.

Hoy se inicia la Campaña Admirable desde Los Andes venezolanos hasta la Caracas Bolivariana. Un 14 de mayo se inició la campaña relámpago, una guerra relámpago, que llevó al Libertador, un 23 de mayo en Mérida, a ser proclamado por primera vez Libertador de Venezuela. Y luego a enrumbar a Niquitao, Los Horcones, Taguanes, sus tropas libertadoras ya, hacia Caracas. Un 6 de agosto entró victorioso aquí en esta Caracas hermosa y este pueblo salió a recibirlo como su Libertador, como su líder, con su espada invicta, como siempre.

--Aplausos

Y un 14 de octubre, luego de consolidar las tropas y el gobierno, la Municipalidad de Caracas le otorgó ya, oficialmente por primera vez, el 14 de octubre del año 1813, el título de Libertador de Venezuela. Y allí lo marcó para la historia que vendría.

¡Qué genialidad y qué fuerza la de estos dos grandes de la historia!

Uno, inició un camino, lo llenó de victorias, lo llenó de un proyecto histórico, para todo un Continente. Ellos no pensaban o el Libertador no pensaba en espacios reducidos de las antiguas colonias. El había roto en su mente las cadenas de quienes mantuvieron el concepto colonial de provincia, aunque le llamaron República. Aún hoy ese concepto está en las burguesías y oligarquías de nuestros países. Aún hoy se proclama el odio al colombiano, al peruano, al cubano. Aún hoy esas oligarquías proclaman el odio a nuestros pueblos, y desde afuera, desde otros países, otras oligarquías proclaman el odio al venezolano. Y hay representantes de la oligarquía venezolana que salen a aplaudir ya proclamar el odio contra su propio pueblo, contra su propia patria. A llamar a que se nos intervenga, a llamar a que se nos aisle, se nos bloquee, se nos destruya. Gracias a Dios, a nuestro pueblo, y a nuestro Comandante Chávez, con la fuerza inmensa que le dejó la patria, todas esas fuerzas disolventes que tratan de acosar la República han sido neutralizadas y derrotadas. Y así seguirá siendo.

Hoy estamos también recordando y conmemorando en nombre de ese Gigante Hugo Chávez un hito histórico muy importante. Si bien es cierto el Libertador inició un camino y dejó un proyecto, nos dejó un cúmulo de luchas y de victorias, nos dejó una moral, una ética, un espíritu de combate, un ejemplo, un orgullo, una identidad, una fuerza por dentro que llevamos los bolivarianos. La traición, la derrota, la regresión nos costó más de un siglo y medio de pesares, de persecuciones, de saqueos, de atraso a la patria. La Patria llegó al siglo XX con 40 años de retardo. Afortunadamente llegamos al siglo XXI con adelanto. No había terminado el siglo XX cuando ya ese olor a pólvora, esa madrugada en que despertamos de golpe, el 4 de febrero, se había transformado en victoria popular aquel 6 de diciembre de 1998 cuando empezó el siglo XXI venezolano de la mano de un líder nuevo, de un líder reivindicador de los proyectos históricos. Y nosotros hace un mes vivimos un momento que coronó este siglo histórico. Pudo haber sido lo contrario. Y esto tenemos que reflexionarlo con objetividad, quienes estamos en el gobierno, para rectificar lo que hemos hecho mal; para aprender lo que hay que hacer de nuevo y bien. Y para construir lo nuevo del ciclo que se ha abierto en Venezuela y que ya de manera premonitoria nuestro Comandante Hugo Chávez anunciaba en aquella campaña heroica de julio, agosto, septiembre y octubre del año pasado, que culminó en una gran victoria de ese Comandante invicto que jamás pudo ser derrotado por oligarquías, imperios ni derechas fascistas, ni de este territorio ni en ningún lugar del mundo. Invicto Comandante de este pueblo glorioso, que ha sabido levantarse hacia una nueva historia.

--Aplausos.

Lo dijimos y lo hemos repetido. Lo dijimos frente al cuerpo de nuestro Comandante Supremo en los funerales de estado. No hubo traición, en primer lugar de sus compañeros de lucha, ni habrá traición. No hubo ni la habrá. Hubo lealtad suprema hasta el último suspiro de la vida de nuestro Comandante Supremo. Lealtad absoluta. Y hemos dicho que habrá lealtad inclusive, más allá de esta vida que nos ha tocado vivir. Sólo puede haber, frente a un hombre que dio su vida y que nos entregó puro amor verdadero, del más puro que se pueda conocer, como fue el amor que nos dio Hugo Chávez a nuestro pueblo y a nuestra historia, sólo puede haber lealtad, lealtad, lealtad del corazón; lealtad de vida; lealtad jurada, lealtad comprobada.

--Aplausos

Y porque hubo lealtad de sus compañeros de lucha, de todo un pueblo que lo acompañó por millones hasta su última morada, es que no hubo derrota ni hubo regresión.

Y el proyecto rescatado del original de Bolívar, en pleno desarrollo, de nueva Independencia, de construcción del socialismo, de la verdadera democracia, ha continuado, ha trascendido la vida física del Gigante. Eso no fue siempre así en nuestra historia y quien revise la historia de pueblos que se alzaron en revoluciones, en otros territorios, podrá comprobar que es casi una excepción histórica lo que estamos viviendo, casi una excepción histórica, porque a los grandes líderes le sucedieron la traición de los suyos, en primer lugar. Hoy estábamos hablando de la historia de Egipto, y de uno de sus grandes líderes, Nasser. Y a Nasser no habían terminado de enterrarlo y ya estaban entregándose en los brazos del imperialismo quienes lo sucedieron en el mando político, en el mando militar de esa gigantesca y extraordinaria República del Mundo Árabe, para poner un ejemplo que estábamos evaluando ahorita recientemente. Pudiéramos poner varios ejemplos de nuestra historia latinoamericana también.

Es casi una excepción histórica que no haya habido traición a un proyecto revolucionario, profundamente y radicalmente revolucionario como el de Hugo Chávez. Y que hayamos mantenido la cohesión, la unión de la dirección política, a pesar de los ataques que se han retomado. Ustedes han visto como la oligarquía con una línea fina, nuevamente apunta si mira hacia Diosdado y hacia a mí. No podemos dejar nosotros dejar pasar eso así como que no pasa nada. Cuando nos atacan y dicen que nosotros nos odiamos, que tenemos una guerra a cuchillo ¿ustedes saben cuál es el objetivo verdad? el objetivo es que haya desmoralización; el objetivo es promover la división; el objetivo es halagarle el ego a cualquier que ande por allí y se crea con derecho a dividir las fuerzas revolucionarias. Bueno, porque Diosdado y Nicolás se están matando a cuchillo. El objetivo es, puede sonar macabro, tratar de eliminar físicamente a alguno de los dos, y echarle la culpa al otro. Objetivos perversos y macabros como los intereses y sentimientos de quienes están detrás de esos planes. Porque esos planes los seguiremos derrotando, porque el compañero Diosdado, mi persona, y todo el equipo de dirección política y todo este gobierno, y toda la dirección del PSUV, del Gran Polo Patriótico estamos hoy más cohesionados, hermanados, unidos en el amor al Comandante Chávez; unidos en el amor a nuestra Patria, a nuestro pueblo que nunca, así nos encontrarán miren, como un solo puño.

--Aplausos

Y nosotros sabremos defender con lealtad, con honor, el legado del Comandante Chávez, como lo hemos defendido hasta ahora. Estas campañas de intriga lo que hacen es elevar nuestra motivación para defenderlo aún más, ¡aún más!

Así que esta batalla que nos ha tocado enfrentar tuvo un momento histórico hace un mes exactamente. Ya los balances se han discutido, sacados. Cada quien sabe exactamente el acontecimiento histórico que vivimos hace un mes, un 14 de abril, hace un mes exactamente. Por esta hora más o menos, nuestro pueblo estaba conociendo el veredicto de la soberanía popular.

Fue una batalla compleja, dura, y fue una victoria heroica, de un pueblo que perdió a su líder, de un pueblo que no había pasado todavía los días contados en horas de las tristezas y dolor profundo, en un proceso complejo de un líder insustituible, por su tamaño moral, político, por su impacto histórico, por su sabiduría, por su capacidad de conducción, el pueblo venezolano en una prueba que crecerá en su dimensión histórica, mientras más se evalúe, el pueblo venezolano no traicionó el legado de Hugo Chávez. El pueblo venezolano dio un paso al frente y dijo: la Revolución Bolivariana continúa; la Revolución Bolivariana debe ser el destino de esta patria en lo que resta del siglo XXI y más adelante. Pero fue una batalla durísima. Muy compleja que puso en riesgo la continuación del proyecto resucitado y rescatado. Cada quien que reflexione y saque sus propias conclusiones. Estuvimos otra vez en la misma dicotomía histórica: o lealtad, victoria y futuro o traición, derrota y regresión, fue la dicotomía que decidió nuestro pueblo de manera heroica hace un mes exactamente.

Por eso este acto de reafirmación del proyecto de Bolívar nosotros hoy, a 200 años de la Campaña Admirable, queremos hacerle un llamado a todo el pueblo, a todo nuestro país, para que asumamos con visión de amplia tolerancia, para que asumamos con amor a la Patria; la Patria son nuestros hijos, nuestros nietos, nuestra comunidad, nuestro pueblo, que asumamos el compromiso de consolidar nuestro país como un país verdaderamente libre e independiente. Como un país de vocación bolivariana, latinoamericanista y caribeña; como un país de democracia libre, fortalecida, donde se tolere la opinión del otro y no se le agreda, no se le etiquete, no se le persiga. De un país de una economía próspera, cada vez más estable, de un país con una sociedad de iguales, de esfuerzo, de trabajo, de respeto.

Hoy a 200 años de la Campaña Admirable, tiene más vigencia que nunca el llamado del Libertador a construir y cohesionar la identidad de la Venezuela auténtica, de la Venezuela Bolivariana, de la Venezuela cuna de los Libertadores. Si alguna tarea cumplió el Libertador, en ese período entre 1813 y 1814, durante la Campaña Admirable, en junio, con el decreto de Guerra a Muerte, entre otras acciones, era cohesionar la identidad de los que nos reconocíamos y nos tenemos que reconocer. Nos reconocíamos en esa época como amantes de la idea de una Venezuela libre e independiente. Y en esta época, como amantes de una Venezuela próspera, segura, democrática, socialista. El ideal supremo del Libertador Simón Bolívar y del Comandante Supremo Hugo Chávez. Ese es el llamado que nosotros hacemos, a toda Venezuela, al trabajo, al esfuerzo, a la unión verdadera, a la superación de odios que pudieran incubar quienes están interesados en dividir esta patria, como aquellos que dividieron lo que tuvo que haber sido una sola República.

Una sola bandera es la nuestra, amarillo, azul y rojo; una sola causa: la de Bolívar. Una sola inspiración profunda: el amor al pueblo venezolano. Y un proyecto: el proyecto de la Constitución de la Patria Democrática, el sueño del Gigante del siglo XXI, Hugo Chávez.

Así que compañeros, compatriotas, ha sido muy oportuno que esta noche hayamos venido aquí a sentir la energía del fundador de todo, del creador, del alfarero de Repúblicas. Aquí están sus restos. Hoy podemos decir con absoluta seguridad, gracias a la tarea histórica de investigación ¡Qué cosas! ¿verdad? una tarea que se planteó el Comandante Chávez y pudo cumplir, gracias al esfuerzo de varios ministros, en especial el compañero Elías Jaua, que como Vicepresidente Ejecutivo presidió la Comisión que comprobó que los restos que nosotros aquí honramos son exactamente los de nuestro Libertador Simón Bolívar.

Ya no hay duda histórica y ahora están aquí conservados científicamente, no sólo con dignidad sino con seguridad científica. Allí reposan. Si abriéramos el sarcófago encontraríamos una urna de un polímero que crea una estructura parecida al cristal, y allí están los restos, que como decía el Comandante Chávez, todavía hablan. Todavía hablan esos huesos. Y hablan por la América.

Ahí está el sarcófago, como lo pidió Andrés Eloy Blanco, el poeta de todas las edades, cumanés también, igual que Sucre, de Cumaná. De todas las edades: Andrés Eloy Blanco. Aquí está, como él lo dijera en la Constituyente de 1947, sarcófago con madera caoba de Barinas. Madera de la tierra original donde parieron a nuestro Comandante Supremo. El oro de Guayana, ahí están los laureles y las insignias del Gigante Eterno. SB. Simón Bolívar, que sigue sonando grande. Sigue sonando como un estruendo el nombre de Bolívar. No sólo los ejércitos imperiales del antiguo Imperio Español huían en Ayacucho, cuando supieron que venían las tropas Libertadoras al mando de Sucre, porque la oligarquía bogotana impidió que fuera el propio Libertador que culminara obras de redención de la América.

No sólo huyeron cuando escucharon y vieron al frente de la caballería a Simón Bolívar en Junín, en Pichincha. Todavía hoy así como el eco de este Mausoleo, todavía suena como un eco de terror de los imperios del mundo cuando suena el nombre de Simón Bolívar, y más aún si se acompaña del nombre de Hugo Chávez. Suenan a pueblos libertarios, insurrectos…

--Aplausos

Así que hoy dejamos completada la misión que dejara el Comandante Hugo Chávez, en la cuál él se empeñó. Felicitamos a los compañeros que dirigieron toda esta obra histórica, hermosa, y hoy podemos saber que ahí está nuestro Libertador, con la madera de nuestra tierra venezolana, con el oro de Guayana, con los diamantes de Guayana, hecho por carpinteros con las manos del carpintero y del obrero y obrera venezolanos.

Y este Mausoleo que ahora va a estará abierto para que nuestros niños, niñas, nuestros jóvenes, nuestro pueblo pueda entrar. Digno mausoleo para quien lo dio todo. Podemos decirle Comandante Hugo Chávez, sus compañeros e hijos ¡Misión Cumplida! Aquí dejamos abierto e inaugurado hoy, 200 años después de iniciada la Campaña Admirable, en nombre del Libertador, y de usted y de todo nuestro pueblo, para la historia de los siglos futuros, este Mausoleo de dignidad para que repose aquí y sea observado y sea visitado por los pueblos del mundo, nuestro Gigante Simón Bolívar, asi que hoy cumplimos con honor esta tarea que el Comandante Hugo Chávez hubiera querido cumplir él. Hubiera querido experimentar. Grandes retos y tareas tiene nuestra Patria para los años futuros, pero luego que uno revisa la historia, de luchas, luego que uno revisa las ideas luminosas de estos dos gigantes. Bueno, no puede haber otra conclusión, el destino de nuestro pueblo, y de nuestra Revolución es uno solo, está escrito, el destino de ser un pueblo independiente y libre. No habrá imperio posible que someta a nuestro pueblo. ¡Jamás ni nunca! El destino de este pueblo seguirá siendo el tuyo Bolívar, el tuyo Hugo Chávez, la victoria perpetua, la victoria eterna sobre los enemigos de la Patria. Así será por hoy y por siempre, a 200 años de la Campaña Admirable. Muchas gracias queridos compatriotas. ¡Independencia y Patria Socialista!

¡Bolívar vive! ¡Chávez Vive! ¡Hasta la Victoria Siempre!

Muchas gracias a todos y a todas en sus hogares, en toda Venezuela, y bueno, que se conmemore por lo alto los 200 años de la Campaña Admirable. Muchas gracias.

Comentarios   

 
0 #3 Harald G.Zuehlsdorff 26-05-2013 16:11
Tercera parte Poema: "CAMPAÑA ADMIRABLE"

Bolívar ante estos precedentes, a su entender, impropios
encomienda a Santander la Guarnición de la Frontera.
Para los más altos mandos de campaña
selecciona a cuatro de sus mejores oficiales:
Dos neogranadinos Girardot, D'Elhuyar;
los venezolanos Ribas y Urdaneta.

Las guarniciones de Mérida y Trujillo
al sorpresivo avance de tropas de la Unión
no ofrecen mayor resistencia. Rápidos éxitos!!!
Ante la realidad que se avecina
por días se dedica activar desde Trujillo
principalmente la recluta...
Con cierto estupor vive la escasa solidaridad
de los pueblos con la causa americana...

Harald Zuehlsdorff Ch.
Píritu-Anzoátegui
Venezuela
14 de Mayo de 2010



Harald G.Zuehlsdorff Ch. 0281 4226353
Citar
 
 
0 #2 Harald G.Zuehlsdorff 22-05-2013 01:51
Segunda parte Poema: !!CAMPAÑA ADMIRABLE!!

El coronel Castillo, no obstante su velada oposición
al general Bolívar, ejecuta la operación militar considerada.
Destruir la previsible concentración:
Oficiales españoles; Correa, Yañez, Tizcar;
comandan sus tropas, en el sitio de La Grita.
La acción se resuelve favorable a los Patriotas...

Francisco de Paula Santander,
sargento mayor neogranadino, decide el triunfo.
Estrategia ?!! Oportuna intervención ?!!
Renuncia Castillo, Baraya asume su reemplazo.
Quedan las tropas de la Unión bajo su mando
hasta la llegada de Bolívar al pueblo de La Grita!!!

Imbuido de sólidos conocimientos en derecho
aboga por un estado fuerte surgido de la legalidad
jamás del capricho de hombre alguno!!!
Dada la gran diferencia de las fuerzas en disputa
para él es locura, suicidio colectivo
la reconquista de la Patria...
Citar
 
 
0 #1 Harald G.Zuehlsdorff 22-05-2013 01:45
Homenaje a Bolívar; a sus Heroicos Mandos y Soldados.
A Doscientos Años de tan Admirable y singular Campaña:



!!CAMPAÑA ADMIRABLE!!
SIMÓN BOLÍVAR 1813

Bolívar, en Cúcuta, recibe Honores del Congreso.
Ascenso en grado de Brigadier General.
Espera impaciente la ansiada autorización
para liberar las provincias fronterizas
de Mérida y Trujillo...
14 de Mayo amaneciendo; Da la Orden de Partida!!!

Sólo su tropa la conforman 700 hombres
diez veces más el español Domingo Monteverde!!!.
En inmortal arenga a sus heroicos soldados
colmándolos de ardor, de fuego patrio,
incita hacer desaparecer, a aniquilar
las bandas españolas que invaden Venezuela.
San Antonio, primera de sus villas liberada,
despide a sus héroes libertadores...
Marcha gloriosa triunfal hacia Caracas!!!
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Biografías

Biografías

 

botones lineas de chavez
Contacto con el Socialismo (Audio)
Un Grano de Maíz
Debate Socialista DigitalPunto Final
5 Héroes Cubanos
larosablindadaboton